Demócratas del Senado solicitan formalmente un retraso en la confirmación de la Corte Suprema

Por Jack Phillips
01 de Octubre de 2020
Actualizado: 01 de Octubre de 2020

La senadora Dianne Feinstein (D-Calif.) y un grupo de demócratas pidieron formalmente un retraso en la confirmación de la candidata a la Corte Suprema, Amy Coney Barrett, hasta que finalice la toma de la posesión presidencial, lo que sugiere que los demócratas quieren esperar hasta que se conozca el vencedor de las elecciones de noviembre para que se ocupe el asiento de la difunta juez, Ruth Bader Ginsburg.

Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité Judicial, escribió al presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham (R-S.C.), para impugnar la fecha del 12 de octubre para la audiencia de Barrett. Feinstein argumentó que no hay tiempo suficiente para adelantar el proceso de investigación de Barrett.

“El cronograma para la consideración de la nominación de la juez Barrett es incompatible con el papel constitucional del Senado”, escribió Feinstein. “Le instamos nuevamente a que posponga la consideración de esta nominación hasta después de la toma de posesión presidencial. El Senado y el público estadounidense merecen un proceso deliberativo y exhaustivo, y esto se queda corto”.

Feinstein afirmó que el proceso actual para nominar a Barrett “es un cambio radical de la práctica anterior” y “socava la capacidad del Senado para cumplir con su función de asesoramiento y consentimiento y priva al pueblo estadounidense de una oportunidad significativa para evaluar a la nominada y su historial por sí mismos”.

La veterana demócrata de California preguntó si el FBI puede “investigar a fondo” los antecedentes de Barrett, revisar los documentos relacionados con la juez, revisar todo su historial y proporcionar “el tiempo adecuado” para interrogarla.

La jueza del Séptimo Circuito de EE.UU. Amy Coney Barrett, segunda desde la izquierda, nominada por el presidente Donald Trump para la Corte Suprema de EE.UU., acompañada al Senado por el vicepresidente Mike Pence, segundo desde la derecha, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, a la derecha, y el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, a la izquierda, mientras comienza una serie de reuniones para prepararse para su audiencia de confirmación, en el Capitolio de Estados Unidos en Washington el 29 de septiembre de 2020 (Susan Walsh/Pool/Getty Images).

No obstante, Graham y los senadores republicanos han dicho que creen que ella está calificada para ser nominada a la Corte Suprema.

Graham se reunió con Barrett esta semana y dijo en un comunicado: “Creo que [la juez Barrett] es una de las personas más calificadas que jamás haya sido nominada a la Corte Suprema”.

“La pregunta para el país es, ¿está [la juez Barrett] lista para ser ascendida?” preguntó. “Creo que la respuesta es sí. Creo que ha hecho todo lo que cualquiera podría esperar que hiciera en su vida un candidato a la Corte Suprema”.

Mientras tanto, Barrett proporcionó un cuestionario de 65 páginas al Comité Judicial del Senado sobre su historial legal y profesional. También entregó cientos de documentos relacionados con sus escritos y opiniones legales.

Los demócratas han criticado el proceso, diciendo que el ganador de las próximas elecciones debería ser el que nomine al próximo juez de la Corte Suprema, tras la muerte de Ginsburg a fines del mes pasado. Han acusado a los republicanos de participar en hipocresía por trabajar para confirmar un juez con semanas antes de las elecciones, diciendo que no les dieron a los demócratas la oportunidad de hacerlo en 2016 después de la muerte del juez Antonin Scalia.

Sin embargo, el presidente Donald Trump dijo, durante el debate del martes con Joe Biden, que fue elegido por “cuatro años”, no por “tres años”.

“Ganamos las elecciones. Las elecciones tienen consecuencias”, dijo. “Tenemos el Senado, tenemos la Casa Blanca y tenemos un nominado fenomenal”.

Según la oficina de Feinstein, los 10 demócratas del Comité Judicial firmaron la solicitud, incluidos los senadores Kamala Harris (California), Corey Booker (Nueva Jersey), Mazie Hirono (Hawái), Richard Blumenthal (Connecticut), Patrick Leahy (Vt.), Chris Coons (Delaware), Dick Durbin (Ill.), Sheldon Whitehouse (RI) y Amy Klobuchar (Minnesota).


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Funcionarios del PCCh se benefician de la venta de suministros médicos en medio de la pandemia

TE RECOMENDAMOS