Demócratas intentan bloquear la desclasificación de documentos de la investigación sobre Rusia

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
20 de Septiembre de 2018 Actualizado: 20 de Septiembre de 2018

Cuatro prominentes legisladores demócratas están exigiendo que no se divulguen documentos de una investigación sobre Rusia luego de la orden del presidente Donald Trump, hasta que el Director de Inteligencia Nacional y los directores del FBI y el Departamento de Justicia se reúnan con la “Banda de los Ocho”.

La ‘Banda de los ocho’ es el conjunto de líderes dentro del Congreso de Estados Unidos que reciben información de inteligencia clasificada por parte del poder ejecutivo.

En una carta enviada un día después de que Trump ordenara la desclasificación, los senadores demócratas Chuck Schumer, de Nueva York y Mark Warner, de Virginia y los Representantes de California Adam Schiff y Nancy Pelosi, pidieron el 18 de septiembre a las tres agencias el cese del proceso de revisión de la desclasificación y la suspensión de todas las comunicaciones con la Casa Blanca relacionadas con la orden del presidente hasta la reunión en persona con la Banda de los Ocho.

Trump ordenó el 17 de septiembre al Director de Inteligencia Nacional, Daniel Coats, desclasificar páginas específicas de la solicitud de la orden judicial secreta para vigilar a Carter Page, exvoluntario de la campaña de Trump, junto con entrevistas del FBI relacionadas con la solicitud y mensajes de texto relacionados con la investigación de Rusia enviados por James Comey, Andrew McCabe, Peter Strzok, Lisa Page y Bruce Ohr.

Trump especificó que los documentos se desclasifiquen “inmediatamente”. La medida de los demócratas podría, como mucho, retrasar el proceso, ya que Trump tiene la autoridad máxima para desclasificar los documentos.

Los demócratas argumentan que la Casa Blanca no debería tener acceso a los documentos porque la investigación de Rusia todavía está en curso y puede “implicar al Presidente mismo o a quienes lo rodean”. Según la carta, los demócratas habían intentado restringir el acceso del Presidente a la información al menos tres veces desde junio.

En la reunión solicitada, Pelosi, Schumer, Schiff y Warner exigen saber cuánto llegará a ver la Casa Blanca como parte del proceso de revisión, cuál es el personal de la Casa Blanca involucrado, qué información proponen editar las agencias, cómo planean proteger las fuentes y los métodos, y si existe un plan para “mitigar el daño” que pueda resultar de la publicación de los documentos.

“La acción que ha tomado –dirigir a las agencias a revelar selectivamente información clasificada que él cree que puede manipular públicamente, para socavar la legitimidad y credibilidad de la investigación del abogado especial– es un descarado abuso de poder”, afirma la carta de los demócratas.

Portavoces del Departamento de Justicia (DOJ) y de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) dijeron a La Gran Época que esas agencias están cooperando con el FBI para cumplir con la orden de Trump.

“Cuando el Presidente emite tal orden, se desencadena un proceso de revisión de desclasificación que se lleva a cabo por diversas agencias dentro de la comunidad de inteligencia, en conjunto con el abogado de la Casa Blanca, para garantizar la seguridad de los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos”, según el portavoz del Deparamento de Justica (DOJ), quien se negó a comentar sobre la solicitud de los demócratas para una reunión.

“Tal como lo solicitó la Casa Blanca, la ODNI está trabajando rápidamente con nuestros socios interinstitucionales para llevar a cabo una revisión de desclasificación de los documentos que el Presidente ha identificado para su desclasificación”, dijo la portavoz de ODNI, Kellie Wade.

El FBI se negó a comentar sobre el proceso de desclasificación y la solicitud de los demócratas. Los portavoces de dos de los miembros republicanos de la Banda de los Ocho, el representante Devin Nunes de California y el senador Richard Burr de Carolina del Norte, también se negaron a hacer comentarios.

Los documentos que Trump ordenó desclasificar se centran en los principales actores de la investigación de contrainteligencia del FBI sobre la campaña de Trump, que comenzó en julio de 2016. Las raíces y los métodos de esa investigación han sido objeto de intensas críticas debido a su dependencia en un expediente de investigación de la oposición financiado por la campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata, además del intenso prejuicio contra Trump expresado por Lisa Page y Strzok, entre otros.

Trump le dijo a Hill TV en una entrevista exclusiva el 18 de septiembre que exponer el plan del FBI sería un “logro supremo” de su Presidencia.

“Espero ser capaz de llegar a esto, junto con los recortes de impuestos y la regulación y todas las cosas que he hecho […] a su manera, esto podría ser lo más importante porque era corrupto”, dijo Trump.

“Ellos saben que este es uno de los grandes escándalos en la historia de nuestro país porque básicamente lo que hicieron es utilizar a Carter Page, a quien nadie conocía, quien me da pena, creo que lo han tratado muy mal”, dijo Trump. “Utilizaron a Carter Page como una cubierta para vigilar a un candidato a la presidencia de Estados Unidos”.

La Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios. Los portavoces del representante republicano Paul Ryan, de Wisconsin, y el senador republicano Mitch McConnell de Kentucky, los otros dos republicanos de la Banda de los Ocho, tampoco hicieron comentarios.

Trump dijo que no había leído el material que ordenó desclasificar, pero que cree que expondrá que la investigación de su campaña fue un “fraude, más que una cacería de brujas”.

El Presidente estaba específicamente preocupado por los jueces de la corte secreta que aprobaron la orden para espiar a Carter Page. El Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (Tribunal FISA) aprobó la solicitud inicial para espiar a Page en octubre de 2016, y luego aprobó tres renovaciones en incrementos de tres meses.

“Una de las cosas que me decepciona es que los jueces del Tribunal FISA no lo hicieron, parece que no hicieron nada al respecto. Estoy muy decepcionado con eso”, dijo Trump. “Ahora, puedo estar equivocado porque, tal vez mientras nos sentamos aquí y hablamos, tal vez están muy metidos en eso. Simplemente no lo sabemos porque deliberadamente he decidido no involucrarme”.

Trump señaló que mucha gente le había pedido que desclasificara los documentos, pero dijo que esperaba ver “hacia dónde iba todo”.

“Todo lo que quiero hacer es ser transparente”, dijo. “Espero ser capaz de poner esto como uno de mis logros más importantes, que fui capaz de […] exponer algo que es realmente un cáncer en nuestro país”.

***

A continuación

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

TE RECOMENDAMOS