Demócratas presentan proyecto de ley para ampliar la Corte Suprema, pero reciben poca atención

Por Zachary Stieber
15 de Abril de 2021
Actualizado: 15 de Abril de 2021

Un grupo de demócratas dio a conocer el jueves su proyecto de ley para ampliar la Corte Suprema, sin embargo, los líderes del Partido Demócrata mostraron poco apoyo y los republicanos dijeron que el proyecto era extremo.

La “Ley Judicial de 2021” añadiría cuatro escaños al máximo tribunal del país, lo que haría que la balanza pasara de 6-3, a favor de los jueces designados por los conservadores, a 7-6 en la dirección opuesta.

La justificación de la propuesta es que los republicanos confirmaron a la jueza Amy Coney Barrett tras la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg el año pasado. El GOP no rompió ninguna regla o ley, pero algunos demócratas se disgustaron porque no se mantuvo la vacante abierta para que quien ganara las elecciones de 2020 la llenara.

“Los republicanos robaron la mayoría de la Corte, y la confirmación de la juez Amy Coney Barrett completó su ola de crímenes”, dijo el senador Ed Markey (D-Mass.) en una declaración. “Esta legislación restablecerá el equilibrio y la posición pública de la Corte y comenzará a reparar el daño causado a nuestro poder judicial y democracia”.

Markey presentó el proyecto de ley con los representantes Jerrold Nadler (D-N.Y.), Hank Johnson (D-Ga.) y Mondaire Jones (D-N.Y.).

Los representantes intentaron tomar otro ángulo sobre la propuesta. Trece asientos, dijeron, encajarían bien con los 13 tribunales de circuito.

Sin embargo, los principales demócratas mostraron un apoyo tibio a la propuesta.

“No tengo planes de llevarlo al pleno de la Cámara”, dijo la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.) a la prensa en Washington, mientras expresaba su apoyo a la comisión del presidente Joe Biden para estudiar posibles cambios en la corte.

“Me acabo de enterar. Todavía no estoy listo para aprobarla. Creo que esta comisión de Biden es la decisión correcta”, agregó el senador Dick Durbin (D-Ill.), el líder de la mayoría del Senado.

El senador Joe Manchin (D-W.Va.), uno de los demócratas del Senado más moderados, dijo por separado el jueves que se opone a la ampliación de la corte.

La Corte Suprema de Estados Unidos en Washington, el 7 de mayo de 2019. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Los republicanos dijeron que la propuesta es uno de diferentes ataques demócratas a las instituciones, entre los que se cuentan los esfuerzos para eliminar el filibusterismo.

“La semana pasada, el presidente Biden, que se presentó al país como un moderado y un institucionalista, se metió de lleno en el asunto y creó una comisión pseudoacadémica para estudiar los méritos de la ampliación al Tribunal Supremo, intentando encasillar este transparente juego de poder en una falsa legitimidad. Pero, por desgracia, la extrema izquierda ni siquiera puede esperar a que se desarrolle la falsa teatralidad del falso estudio”, dijo el líder republicano del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), en el pleno del Senado.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), acusó a los demócratas de promover un “plan para desmantelar una institución gubernamental en pos de su agenda socialista”.

“Nunca en mi tiempo como político pensé que llegarían tan lejos”, agregó en su conferencia de prensa semanal en Capitol Hill. “Me pregunto: ¿hay algún demócrata moderado en el partido?”

El representante Mike Gallagher (R-Wis.) presentó una contrapropuesta a principios de esta semana. Su propuesta de enmienda constitucional limitaría el número de jueces a nueve.

El Congreso puede ajustar el número de escaños en la Corte Suprema con la legislación, sin embargo, tal número no ha sido modificado desde 1869. El último gran esfuerzo para cambiar la cantidad de puestos en el tribunal supremo, realizado por el presidente Franklin Roosevelt, un demócrata, fue rechazado en 1937 por el Congreso.

Los demócratas se enfrentan a una ardua batalla para conseguir la aprobación del proyecto de ley. Su ya escasa mayoría en la Cámara se redujo a seis escaños con la juramentación de la representante Julia Letlow (R-La.), mientras que sólo mantienen el control del Senado gracias a la capacidad de la vicepresidenta Kamala Harris para emitir votos de desempate. Una sola deserción como la de Manchin significa que tendrían que convencer a, al menos, un republicano para que se les una, lo que se ha considerado como algo poco probable.

Aun así, los patrocinadores del proyecto de ley intentaron darle un giro positivo a las escasas posibilidades.

Jones le dijo a la prensa en Washington que “se habría sorprendido” si Pelosi hubiera respaldado inmediatamente el proyecto de ley, alegando que no lo hubiera querido porque él y los otros proponentes no han tenido la oportunidad de hablar con sus compañeros demócratas sobre la legislación.

“La Corte Suprema seguirá dictando decisiones terribles que no se ajustan a la opinión pública estadounidense y creo que seguiremos viendo a la bancada demócrata unida detrás de esto en la Cámara de Representantes y en el Senado”, dijo.

Masooma Haq contribuyó a este artículo.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber

Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS