Demócratas presionan por tener más censura en la audiencia de Facebook, Google y Twitter

Por Petr Svab
26 de Marzo de 2021
Actualizado: 26 de Marzo de 2021

Durante una audiencia del Congreso de Estados Unidos con los directores ejecutivos de Facebook, Google y Twitter, el 25 de marzo, los legisladores demócratas instaron a las gigantes tecnológicos a intensificar la censura en Internet o a enfrentarse a una regulación gubernamental.

Los congresistas describieron las plataformas como plagadas de “desinformación y extremismo”, que estas no están dispuestas a filtrar.

“Nuestra nación se está ahogando en la desinformación impulsada por las redes sociales”, dijo el representante Mike Doyle (D-Pa.), presidente del Subcomité de Comunicaciones y Tecnología de la Cámara de Representantes, quien organizó la audiencia.

“A mi modo de ver, hay dos caras en cada una de sus plataformas”, dijo Doyle en su discurso de apertura. “Facebook tiene el entorno familiar y de amigos, pero está justo al lado de aquel en el que hay un bando nacionalista blanco todos los días”.

“YouTube es un lugar en el que la gente comparte vídeos extravagantes, pero al final de la calle se comparten vídeos de antivacunas, negacionistas del COVID, partidarios de Qanon y de la Tierra Plana”.

“Twitter te permite traer a tu casa a amigos y famosos, pero también a negacionistas del Holocausto y terroristas, y cosas peores”.

Obligado por la Constitución, Doyle no puede prohibir a los nacionalistas blancos o a cualquier otra persona que organice concentraciones, del mismo modo que no puede impedir que los estadounidenses discutan su oposición a las vacunas, cuestionen la existencia del COVID-19 —la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino)—, apoyen al personaje anónimo “Q” o crean que la Tierra es plana.

Doyle dijo que, según las investigaciones, los contenidos de “desinformación relacionada con las elecciones” y de “desinformación sobre COVID” se vieron miles de millones de veces en los últimos meses. Además reconoció que las plataformas ya tomaron medidas para suprimir el contenido, pero pidió más.

“Pueden retirar este contenido, pueden reducir el alcance, pueden arreglar esto, pero eligen no hacerlo”, dijo.

Las empresas deben prepararse ahora para la regulación, dijo el representante Frank Pallone (D-N.J.), presidente de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, en su declaración escrita de apertura.

“Ahora está dolorosamente claro que ni el mercado ni la presión pública obligarán a estas empresas de redes sociales a tomar las medidas agresivas que necesitan para eliminar la desinformación y el extremismo de sus plataformas”, dijo Pallone.

“Por lo tanto, es hora de que el Congreso y esta comisión legislen y realineen los intereses de estas empresas para hacer frente de manera efectiva a la desinformación y el extremismo”.

No está claro qué calificaría de desinformación y extremismo. Su oficina no respondió de inmediato a las solicitudes de más detalles.

La representante Jan Schakowsky (D-Ill.), presidenta de la Subcomisión de Protección al Consumidor y Comercio de la Cámara de Representantes, mantuvo una opinión similar.

“La regulación que buscamos no debe intentar limitar la libertad de expresión protegida por la Constitución, sino que debe responsabilizar a las plataformas cuando se utilizan para incitar a la violencia y al odio —o, como en el caso de la pandemia de COVID— para difundir información errónea que cuesta miles de vidas”, dijo en una declaración escrita.

Mientras que incitar a la violencia puede ser ilegal, incitar al odio y difundir información errónea suele ser un discurso protegido por la Constitución. Sin embargo, las opiniones varían en cuanto a lo que constituye la incitación al odio y la desinformación.

En los últimos años, Facebook recurrió a verificadores de hechos pagados, pero hay pruebas de que los propios verificadores de hechos necesitan ser verificados y sus operaciones están políticamente sesgadas.

Las plataformas ya prohíben la “incitación al odio”, que es una norma subjetiva imposible de aplicar de forma justa, según Nadine Strossen, profesora de Derecho y expresidenta de la Unión Americana de Libertades Civiles.

Las personas de la izquierda política son mucho más propensas a calificar de “odios” una serie de declaraciones, mientras que las de la derecha tienden a calificar las mismas declaraciones de “ofensivas, pero no de odio”, según una encuesta de Cato de 2017 (pdf).

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS