Denuncian en San Francisco violaciones de derechos humanos del régimen comunista en China

Por ILENE ENG
22 de Septiembre de 2020
Actualizado: 22 de Septiembre de 2020

San Francisco — Carmen Shen se paró frente al consulado chino en San Francisco el 22 de septiembre mientras hablaba de la persecución que sufrió en China.

Shen es una practicante de la disciplina espiritual Falun Gong, también conocida como Falun Dafa, la cual incluye meditación y ejercicios de movimiento lento y toma como principios fundamentales la verdad, la benevolencia y la tolerancia. Funcionarios del Partido Comunista Chino (PCCh) la arrestaron por sus creencias el 17 de noviembre de 2011 en China.

“Durante los dos años en que fui detenida ilegalmente, me obligaron a hacerme análisis de sangre, a hacer trabajos de esclava, me lavaron el cerebro, me privaron del sueño, inyectaron drogas”, dijo Shen. Antes de ser arrestada, fue dueña de un negocio que iba bien, pero que cayó en la ruina durante su detención, causándole una gran pérdida financiera.

Habló ante una multitud de unas 250 personas reunidas frente al consulado para pedir el fin de la persecución de Falun Gong en China, que se intensificó de nuevo este año. Miles de personas han sido detenidas, como Shen, desde que comenzó la persecución hace 21 años. Muchos murieron debido a la tortura y los malos tratos; 40 solamente en la primera mitad de 2020, según Minghui, un sitio web que documenta la persecución.

Este año, los funcionarios del PCCh iniciaron una nueva campaña contra la práctica espiritual. Están visitando las casas de los practicantes y diciéndoles que deben firmar documentos de renuncia a Falun Gong o serán arrestados, informa Minghui.

“La persecución que mi familia y yo hemos experimentado es solo la punta del iceberg”, dijo Shen. “Innumerables personas han sido perseguidas y han perdido sus vidas. Incontables familias están destrozadas. Los niños perdieron a sus padres. A los practicantes de Falun Gong incluso les cosecharon sus órganos mientras estaban vivos y los vendieron para obtener ganancias, el crimen más malvado jamás visto en el planeta”.

Dijo que el PCCh también ocultó la verdad sobre el COVID-19, dejando que se extienda y provoque una pandemia mundial. Shen insta a los ciudadanos chinos a que renuncien al PCCh y no se dejen influenciar por su propaganda.

Los practicantes de Falun Gong sostienen pancartas y carteles frente al consulado chino en San Francisco el 21 de septiembre de 2020. (Ilene Eng/The Epoch Times)

Una hija pide la liberación de su madre

Wu Zhen, quien es originaria de Beijing, asistió al mitin. Habló de su madre, Meng Xiuhua, que está actualmente detenida en la prisión de mujeres Daxing en Beijing.

Meng es practicante de Falun Gong desde 1998 y ahora tiene 63 años. Wu habló de los beneficios que su madre experimentó a través de Falun Gong.

Meng tenía un caso grave de psoriasis. Todo su cuerpo se veía escamoso con heridas que producían pus; era doloroso y picaba. Gastó mucho dinero en medicamentos, pero nada la ayudó mucho. Después de practicar Falun Gong, su condición mejoró enormemente.

“Mi madre, libre de psoriasis, se sintió renacer”, dijo Wu. Muchos practicantes también informaron de los beneficios de la práctica para la salud.

Wu Zhen pide la liberación de su madre, detenida en Beijing, en el consulado chino de San Francisco el 21 de septiembre de 2020. (Ilene Eng/The Epoch Times)

Un año después que Meng comenzó a practicar, el entonces líder del PCCh, Jiang Zemin, comenzó una campaña contra Falun Gong. Temeroso de su creciente popularidad, Zemin utilizó los medios de comunicación controlados por el estado para difundir propaganda sobre la práctica y comenzó a detener a los practicantes.

La madre de Wu fue detenida tres veces (en 2005, 2011 y 2018) y condenada a un total de más de ocho años de prisión por su creencia.

“Como mi madre quería que la gente supiera la verdad [sobre Falun Gong], perseveró en trabajar en todo tipo de … proyectos [para explicar la verdad sobre la práctica]”, dijo Wu en el mitin. En China, muchos han sido influenciados por la propaganda del PCCh, malinterpretando a Falun Gong. Además de pedir la liberación de su madre, Wu está instando al público a darse cuenta de la naturaleza malvada del PCCh y hacer una petición en su contra.

“Ahora están usando los métodos para perseguir a Falun Gong contra los uigures, tibetanos y hongkoneses”, dijo Wu. “Mientras el PCCh no se desintegre, cada persona en este planeta es una víctima”.

Los coches pasan por delante de un mitin frente al consulado chino en San Francisco pidiendo el fin de la persecución de Falun Gong, el 21 de septiembre de 2020. (Ilene Eng/The Epoch Times)
Practicantes de Falun Gong meditan frente al consulado chino en San Francisco el 21 de septiembre de 2020. (Ilene Eng/The Epoch Times)

Arrestos en Beijing

Daisy Hua, una practicante que vive en el área de la bahía, leyó una lista de nombres de personas que fueron detenidas en Beijing el 19 de julio. Dijo que muchos eran jóvenes, en sus 20 años.

“En la actualidad, estas más de diez personas están detenidas ilegalmente en el Centro de Detención de Dongcheng de Beijing”, dijo Hua.

Dijo que conoce a otras dos personas que están actualmente en ese centro de detención.

Una es Xu Na, una aclamada pintora al óleo, que fue arrestada el 19 de julio por tercera vez. Su anciano padre se quedó sin cuidador, según la organización estadounidense sin fines de lucro Friends of Falun Gong. Su esposo, Yu Zhou, fue un famoso cantante folclórico que también practicaba Falun Gong; murió en prisión.

La otra persona que Hua nombró y que está en el Centro de Detención de Dongcheng en Beijing, es Meng Qingxia, también pintora. Meng cumplió una sentencia de cinco años anteriormente, mientras su hijo aún estaba en la escuela primaria. El 31 de julio, fue arrestada de nuevo. Su familia contrató abogados y fue al centro de detención para una reunión, pero se informó que fueron rechazados.

En un mitin similar frente al consulado chino en Los Ángeles el 13 de septiembre, muchas historias como las de Xu y Meng fueron compartidas por los practicantes de Falun Gong y sus amigos y familiares.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS