Denuncian que Maduro sigue vendiendo el oro del Banco Central para sostenerse en el poder

Por Jesús de León – La Gran Época
21 de Mayo de 2019 Actualizado: 21 de Mayo de 2019

El régimen de Nicolás Maduro vendió cerca de 570 millones de dólares en oro de las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV) en las últimas dos semanas evadiendo las sanciones de EE. UU. que congelan los activos de la entidad.

El BCV vendió cerca de 9,7 toneladas de oro el 10 de mayo. Luego vendió 4 toneladas tres días después, dijo una fuente consultada por Bloomberg.

Esto reduce las reservas a su mínimo más bajo, 7900 millones de dólares, en 29 años.

Este martes el senador estadounidense Marco Rubio, señaló en su cuenta Twitter que el régimen de Nicolás Maduro ha «comprado apoyo militar» dejando que efectivos del alto rango se «beneficien» con la venta del oro de las arcas del BCV.

A contracorriente de los bancos centrales del mundo que están comprando oro e incrementando sus reservas para hacer frente a cualquier contingencia, Venezuela lleva 3 años vendiendo sus reservas internacionales de oro, según Hispano Post.

Los tres principales compradores del oro venezolano son Rusia, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

En menos de 5 meses Maduro se vio envuelto en 3 operaciones que redujeron las reservas de oro de esa nación.

En enero de este año el diputado José Guerra denunció que un avión ruso había extraído 20 toneladas de oro.

El 27 de febrero Reuters aseguró que al menos 8 toneladas fueron sacadas de las bóvedas del BCV. La policía de Uganda dijo que ese oro llegó al país de forma ilegal.

El 11 de marzo Citigroup liquidó un swap de oro que el BCV no recompró por casi USD 1,100 millones.

De acuerdo con el medio local Runrun, desde que Nicolás Maduro asumió el poder el 2013 se registró un desplome de 56% de las reservas de oro del país.

Desde principios del mes de abril Venezuela vendió 23 toneladas de oro, desafiando un bloqueo económico destinado a detener el comercio que Maduro “ha estado usando para mantener a los militares leales a su régimen”, dijo El estímulo.

Eludir las sanciones y mantenerse en el poder

El oro constituye la mayor parte de las reservas de Venezuela. El régimen de Maduro recurrió al oro de sus reservas para obtener efectivo en medio de una falta de liquidez debido a la caída sostenida de los ingresos petroleros desde 2015, su principal fuente de divisas.

Con la venta de las acciones de oro, el régimen todavía puede ganar algo de tiempo, pero eso también es sólo temporal.

Desde noviembre de 2018, EE. UU. anunció sanciones a aquellos ciudadanos y empresas estadounidenses que hagan “transacciones fraudulentas y corruptas” con oro venezolano.

El mes pasado, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de la Tesorería de los Estados Unidos incluyó al Banco Central de Venezuela en su lista de entidades sancionadas.

Eso incluye 1,2 millones de dólares del metal precioso con el Banco de Inglaterra que no pueden ser extraídos por el régimen de Maduro.

“La situación económica en Venezuela a largo plazo parece insostenible. El dinero se ha vuelto inútil debido a la hiperinflación, mientras que el fondo de las reservas del banco central está a la vista”, dijo Holland Gold.

En el largo plazo, Venezuela tendrá que obtener sus ingresos de la exportación de petróleo y oro, sectores ambos sujetos a sanciones.

Venezuela perdió cerca del 60% de capacidad de producción de crudo (su principal riqueza) por la deserción del talento humano, la falta de mantenimiento, sanciones internacionales, morosidad con proveedores y ahora se suma una industria que solo puede operar cuando no hay apagones.

Los dólares conseguidos por las ventas del oro fueron colocados en fideicomisos para poder cancelar operaciones para insumos para el país y personales, aunque según Infobae los dirigentes chavistas no dejarán pasar la oportunidad para sacar beneficios propios.

Los dólares se colocan en trust de garantía privadas para luego de esta manera poder hacer contratos entre compañías y particulares. De esta forma pueden saltar las sanciones impuestas por los Estados Unidos, de acuerdo con esta fuente.

La empresa Noor Capital, en Abu Dabi, reconoció haber comprado el 21 de enero tres toneladas de oro al régimen chavista, días antes de que EE. UU. impusiera nuevas sanciones al régimen.

Para un país el oro tiene ciertas ventajas sobre las reservas de divisas.

Por ejemplo, el metal precioso no tiene riesgo de contraparte, porque siempre hay formas de comercializarlo. Precisamente porque no existe riesgo de contraparte, muchos bancos centrales optan por mantener una reserva de valor en oro. En los últimos años, varios países han añadido metales preciosos a sus reservas como protección contra los riesgos económicos y políticos.

El presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó desde que asumió en enero de este año desde su condición de presidente de la Asamblea Nacional invocando los artículos de la Constitución, viene trabajando por tomar el control de los activos de la nación en el exterior para que no puedan ser usados por el régimen.

Funcionarios estadounidenses advirtieron a banqueros y operadores que no comercien con el oro venezolano.

“La Asamblea Nacional quiere usar el oro perteneciente al pueblo venezolano para pagar por los alimentos y las necesidades básicas de su pueblo, incluyendo a las familias sus de soldados”, dijo en Twitter el asesor de seguridad de Trump, John Bolton.

****************************

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS