Denunciante de COVID en Wuhan presuntamente está en centro de detención tras 2 años de su desaparición

Por Frank Yue y Gary Bai
11 de Febrero de 2022 3:17 PM Actualizado: 11 de Febrero de 2022 3:17 PM

Un voluntario reveló que el periodista ciudadano Fang Bin está presuntamente encarcelado en un centro de detención local por cargos no revelados, dos años después de su desaparición forzada por las autoridades chinas debido a que informó sobre las muertes por COVID-19 en Wuhan. Sin embargo, las autoridades se niegan a verificar oficialmente su paradero.

La fuente, que no quiso ser identificada por motivos de seguridad, confirmó a The Epoch Times el 9 de febrero que el reciente rumor de que Fang se encuentra en el centro de detención del distrito de Jiang’an es correcto.

“El dato vino de uno de nuestros compañeros de un grupo de ayuda mutua que se encarga de contactar con la familia de Fang”, dijo el voluntario. “Sin embargo, las autoridades locales les advirtieron que no debían depositar dinero para él allí, ni enviarle ropa, ni defenderlo, ni autorizar a ningún abogado para que lo representara”.

Actualmente, la familia de Fang duda en contratar a un abogado defensor para que intervenga en su caso debido a la presión de las autoridades.

The Epoch Times se puso en contacto por teléfono con la oficina del fiscal local para pedirle comentarios. “No puedo revelar nada en relación con el caso de Fang Bin”, respondió la persona que recibió la llamada. “Tampoco puedo ponerle en contacto con el jefe de [nuestra] fiscalía”.

The Epoch Times también intentó en repetidas ocasiones ponerse en contacto con el tribunal y el centro de detención de la misma jurisdicción, pero sin éxito.

Fang fue el primer periodista ciudadano que sacó a la luz el brote de Wuhan en los primeros días de la pandemia, mientras los funcionarios locales se esforzaban por evitar que el brote de la grave y desconocida neumonía se diera a conocer al mundo.

Vista general de la torre sur del Hospital Wuhan Jinyintan en Wuhan, provincia de Hubei (China), donde se encontraban los primeros pacientes que murieron a causa del COVID-19, el 10 de enero de 2020. (Getty Images)

El 1 de febrero de 2020, Fang posteó un video que, según él, mostraba ocho nuevas bolsas para cadáveres que habían sido retiradas del Hospital Popular nº 5 de Wuhan en cinco minutos. Sus imágenes revelaron el encubrimiento oficial y despertaron la preocupación mundial.

Los policías se lo llevaron ese día, pero tuvieron que liberarlo bajo presión. Dos días después, volvieron a presentarse en su casa y lo acosaron.

Después de eso, empezó a publicar un videoclip diario como forma de informar de su seguridad al mundo exterior. También señaló que la tiranía era más destructiva para el público que el virus.

Cinco días después, las autoridades locales y los policías lanzaron una operación conjunta contra Fang. Irrumpieron en su casa y se lo llevaron por la fuerza.

Desde entonces, no se reveló ni una sola pista sobre su paradero hasta ahora, casi dos años después.

Fang no fue el único periodista ciudadano que las autoridades chinas detuvieron por informar sobre la situación de Wuhan. Además de él, estaban Chen Qiushi, Li Zehua y Zhang Zhan. En estos momentos, solo Fang Bin y Zhang Zhan siguen encarcelados.

Ann Lau, presidenta del grupo de derechos Visual Artists Guild con sede en Los Ángeles, confirmó en una entrevista con The Epoch Times el 10 de febrero que Fang está recluido en el Centro de Detención del Distrito de Jiang’an.

“El problema del gobierno de China es que la primera reacción es siempre cómo encubrir”, dijo Lau. “Es simplemente la cultura del gobierno chino. Tienen mucho miedo de cometer un error”.

Mientras tanto, a Lau le preocupa que las autoridades chinas nunca pongan en libertad al defensor de los derechos humanos, al igual que hicieron con el famoso disidente Liu Xiaobo, que permaneció encarcelado hasta su muerte por cáncer de hígado en julio de 2017.

Con información de Li Xi.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.