DeSantis demanda a Biden, a la NASA y a otros por los decretos de vacunación

Por Nanette Holt
28 de Octubre de 2021
Actualizado: 28 de Octubre de 2021

LAKELAND, Florida. El gobernador Ron DeSantis anunció el 28 de octubre que Florida ha demandado al presidente Joe Biden, al senador Bill Nelson (D-Fla.), a la NASA, entre otros, por los decretos que exigen que los empleados de los contratistas federales se vacunen contra el COVID-19.

La demanda, presentada el 28 de octubre en un tribunal de distrito de EE.UU., nombra a otros seis funcionarios y a cinco agencias federales.

En la demanda, la procuradora general de Florida, Ashley Moody, busca una orden judicial para impedir que el gobierno federal exija que sus contratistas pidan que todos los trabajadores estén vacunados antes del 8 de diciembre.

“Tenemos la responsabilidad de enfrentarnos a quienes exigen el cumplimiento de decretos de vacunación, o seguirán llegando nuevos decretos”, dijo DeSantis, un republicano.

“Hemos pasado de 15 días para frenar el contagio, a tres pinchazos para mantener tu trabajo. ¿Me están tomando el pelo?”

Mientras DeSantis hacía el anuncio, los trabajadores espaciales a 100 millas al este, en la costa atlántica, terminaban una protesta contra el decreto de vacunación.

Cerca de 700 trabajadores, de cinco sindicatos, se reunieron frente a la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, ondeando banderas y carteles estadounidenses. A los empleados se les ha dicho que si no tienen una prueba de vacunación cuando se presenten a trabajar el 1 de diciembre, se les negará el acceso a la base.

Eso es exactamente para lo que se diseñaron las demandas, dijo DeSantis en una conferencia de prensa en el Florida Air Museum.

“Hemos dejado claro en el estado de Florida que queremos que las personas puedan trabajar y mantener a sus familias”.

“En Florida, tienes la oportunidad de ganarte la vida y eso no debería depender de estas vacunas”.

Al exigir la vacunación a todos los empleados de las empresas que prestan servicios al gobierno federal, la administración Biden ha creado “decretos de mano dura que penden sobre las cabezas de las personas”.

Las personas tienen una amplia variedad de razones, dijo DeSantis, para no querer vacunas: objeciones religiosas, condiciones de salud que hacen que las vacunas sean riesgosas o inmunidad natural después de una recuperación del COVID-19.

Muchos trabajaron durante la pandemia y ahora están siendo “echados a la calle”, dijo. “¡Eso está mal!”

La Oficina del Gobernador dice que los nuevos datos muestran que Florida tiene la tasa de infección per cápita más baja por COVID-19 en los Estados Unidos continentales.

Y cuando se publicó un nuevo informe federal que mostraba que se habían creado 194,000 puestos de trabajo en todo el país en septiembre, 84,500 de esos puestos estaban en Florida.

DeSantis dijo que la exigencia de vacunas representará un duro golpe para una economía, que ya se tambalea, si los trabajadores abandonan sus trabajos o son despedidos. Y hará que la crisis de la cadena de suministro empeore, a medida que más estadounidenses abandonen la fuerza laboral, advirtió.

Agregó que muchas instituciones, incluidos los proveedores de atención médica, tendrán dificultades para funcionar si pierden trabajadores debido a los decretos de vacunación.

Matthew Dawley, un veterano de la Fuerza Aérea de 38 años, ha trabajado durante 16 años como técnico de emergencias médicas y como bombero para un contratista que brinda esos servicios para la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral.

“Amo mi trabajo”, dijo. “Es el mejor trabajo que he tenido”.

Pero a los empleados se les ha dicho que, debido a que el centro espacial es una instalación federal, deben estar completamente vacunados contra el COVID-19 antes del 8 de diciembre. Si no lo están ese día, las tarjetas de identificación que les permiten ingresar sus trabajos serán desactivadas.

Dawley no está dispuesto a recibir la vacuna porque cree que debería tener derecho a elegir qué poner en su cuerpo. La idea de que su gobierno pueda obligarle a tomar la vacuna, o cualquier tratamiento médico, le aterra y enfurece.

Pero si pierde su trabajo, “estaremos en la ruina”, dice este padre casado con dos hijos. “Somos una familia con una sola fuente de ingresos”.

La presión sobre el gobierno federal aumentará cuando los trabajadores vacunados abandonen sus trabajos con sus colegas no vacunados en Cabo Cañaveral. Ese es el plan para muchos, dice.

“Si 900 personas no se presentan a trabajar, no se puede lanzar un cohete, así que buena suerte”, dice. “Van a tener un centro espacial inoperable”.

Cada trabajador allí “juega un papel esencial en el cumplimiento de las misiones diarias”, dijo Heather Scott, portavoz del Space Launch Delta 45.

Ese es el nuevo nombre de la 45° Ala Espacial del ejército, que supervisa la Base de la Fuerza Espacial Patrick y la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral.

Las instalaciones están “comprometidas a seguir ofreciendo un acceso garantizado al espacio para el combatiente y nuestra nación”, dijo el portavoz.

“La mayoría de nosotros somos veteranos y hemos visto cosas como esta impuestas en otros países”, dijo Dawley. “No lo vamos a consentir. Si quieren quitarnos nuestros derechos y libertades, vamos a quitarles la capacidad de operar su centro espacial”.

Cuando fue contratado, no había requisitos de salud, aparte de pasar un examen físico anual, dice. Ahora las reglas han cambiado.

Ese es otro gran problema con el requisito de que los contratistas federales tengan trabajadores vacunados, dijo DeSantis. No es justo cambiar las reglas después de que las empresas hayan ofertado y ganado contratos gubernamentales.

DeSantis dijo que espera más litigios después de su demanda.

El gobernador pronto anunciará las fechas para una sesión especial de la Legislatura de Florida, cuyo objetivo principal, dijo, será “asegurarse de que la gente pueda mantener sus puestos de trabajo”.

Dijo que espera que su lucha para evitar que la gente pierda su sustento, “en base a su decisión sobre las vacunas”, en última instancia ayude a la gente de todo el país.

No dijo cuántos floridanos podrían estar enfrentando la pérdida de empleo debido a los decretos federales.

“Habrá mucha gente en la mira”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS