DeSantis firma proyecto de ley que pone fin al “reino corporativo” de Disney

Por Dan M. Berger
27 de Febrero de 2023 6:33 PM Actualizado: 28 de Febrero de 2023 9:15 AM

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, envió el 27 de febrero el estatus de autogobierno de Disney World al basurero histórico al firmar el proyecto de ley que establece una nueva junta para gobernar la propiedad de Florida Central, uno de los principales destinos turísticos del mundo.

DeSantis organizó el proyecto de ley con un telón de fondo que no era Magic Kingdom, sino un gran camión de bomberos amarillo en la Estación de Bomberos No. 4 de Reedy Creek. Reedy Creek era el nombre del distrito autónomo de Disney, que tenía poderes gubernamentales diferentes a los otorgados a cualquier otra empresa del estado.

“Hoy es el día en que el reino corporativo finalmente llega a su fin”, dijo DeSantis.

El Senado estatal había aprobado el proyecto de ley el 10 de febrero después de que la Cámara lo aprobara el día anterior.

La nueva legislación significa que Disney ya no tendrá poderes gubernamentales, incluido el derecho a cobrar impuestos, para evitar los códigos estatales de construcción e incendios, para evitar revisiones y aprobaciones regulatorias estatales, para emitir bonos exentos de impuestos y para operar sus propios servicios públicos y de emergencia dentro de sus 25,000 acres que se extienden a ambos lados de los condados de Orange y Osceola.

La medida, que entra en vigencia en junio de 2023, cambia el nombre del Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek, llamándolo Distrito de Supervisión de Turismo de Florida Central. Sus cinco supervisores serán designados por el gobernador y confirmados por el Senado de Florida.

El nuevo distrito continuará con las funciones del antiguo distrito, como las enumeradas anteriormente, pero bajo la nueva estructura organizativa, y permanecerá exento de impuestos sobre la propiedad, un detalle que ha molestado a algunos.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, reacciona durante una conferencia de prensa, el 7 de marzo en Plant City, a un reportero que se refirió al proyecto de ley de derechos de los padres en la educación como el proyecto de ley “No digas gay” en su pregunta. (Cortesía del canal de Florida)

Disney ha dicho que no se opondrá al nuevo acuerdo y que ahora trabajará con el Estado, según declaró en un comunicado Jeff Vahle, consejero delegado de Disney World.

DeSantis y otros oradores, que se unieron a él en el podio, revisaron una amplia gama de temas relacionados con la disputa con la gran compañía de entretenimiento. La legislación se desencadenó la primavera pasada cuando los ejecutivos de Disney se pronunciaron en contra de la Ley de derechos de los padres en la educación de DeSantis, denominada por los opositores el proyecto de ley “No digas gay”, que combate el creciente uso del adoctrinamiento woke en las escuelas públicas y quita la educación sexual de las manos de los padres.

John Shirley, presidente de la Asociación de Bomberos de Reedy Creek, acusó a la empresa de haber sacrificado la seguridad pública, ocultando lo escasos y mal financiados que estaban los equipos de primera intervención, como bomberos y paramédicos, y lo poco preparados que estaban sus vehículos para salir un día cualquiera, a pesar de un superávit de USD 30 millones en el presupuesto de Reedy Creek.

Nick Catarano, un empleado de Disney desde hace mucho tiempo y de segunda generación (su tío fue a trabajar allí cuando el parque abrió en la década de 1970), dijo que los despidos y el acoso de la compañía se dirigen a empleados, como él, que no querían vacunarse contra el COVID ni usar mascarillas. También habló de su consternación por el cambio del contenido de Disney, que antes era apto para familias y que le enorgullecía, a otro del que muchas familias se oponen.

“Desde entonces, Disney se ha redoblado y ha abrazado todas las cosas woke convirtiendo cada vez más cosas como el sexo, el género, la raza y cosas peores en la misión central de su narrativa. Ya sabes, hemos pasado de ‘Cenicienta’ y ‘Blancanieves’ y ‘Pocahontas’ y todas estas grandes historias con moralejas y grandes personajes, y nos han traído cosas como ‘Little Demon’ que era el engendro, el hijo de Satanás, como personaje principal”.

“Recientemente hemos visto la caricatura ‘Proud Family’ en Disney Plus. Y eso realmente no dice toda la verdad de lo que pasó en nuestro país. Intentaron construir una narrativa de que todo en este país se construye sobre la espalda de los esclavos y las reparaciones. Y lo que están haciendo es tomar a niños vulnerables y adoctrinarlos para que se conviertan en activistas y se odien unos a otros”.

Mandy Shafer, una madre que creció en el área, dijo que Disney World estaba entrelazado con todos los aspectos de su propia juventud y ahora con la de sus hijos.

Pero su familia comenzó a romper sus lazos con Disney en 2020 cuando no pudieron tolerar las reglas de mascarillas del parque y decidieron renunciar a sus pases anuales.

“Ese fue el primer paso en nuestro divorcio de Disney. A través de los años siempre fue un entretenimiento saludable para toda la familia… Me sentí segura exponiendo a mis hijos al contenido de Disney sin miedo a la programación malvada. Entonces sucedió algo. Nos dimos cuenta de que el contenido de Disney estaba cambiando al incluir y promover más y más inmoralidad”.

“Simplemente no quiero que Disney, en quien una vez confié, le enseñe a mi hijo o a cualquier otro niño a sentirse cómodo o participar en la inmoralidad”. La oposición de Disney a la ley de derechos de los padres en la educación, dijo, significaba que “escogieron el lado equivocado del argumento moral y esa fue la guinda del pastel para nuestra familia”.

La ley completa un viaje que comenzó el 7 de marzo de 2022, cuando DeSantis firmó el proyecto de ley de derechos de los padres en la educación.

Esa medida fue etiquetada engañosamente como la ley “No digas gay” por los opositores. Prohíbe la discusión sobre orientación sexual o identidad de género desde jardín de infantes hasta tercer grado.

Los activistas rápidamente aumentaron las afirmaciones de que la ley era dañina para los niños LGBT y los niños con seres queridos LGBT. Disney inicialmente tomó un rumbo central entre los activistas LGBT que exigían que la empresa condenara la ley y los empleados conservadores que instaban a la empresa a permanecer neutral en cuestiones políticas.

Más tarde, el CEO de Disney, Bob Chapek, dijo que los líderes de la compañía se habían opuesto al proyecto de ley “desde el principio, pero decidimos no tomar una posición pública al respecto, porque pensamos que podríamos ser más efectivos trabajando detrás de escena, interactuando directamente con los legisladores”

Pero después de la presión de los activistas LGBT, que decían que la compañía no había ido lo suficientemente lejos en su oposición al proyecto de ley, Chapek se disculpó por no haberse pronunciado antes en contra. Dijo que Disney cesaría todas las donaciones políticas en Florida.

Peter Rice, presidente de Disney General Entertainment Content, calificó la ley como “una nueva y dolorosa iteración de una historia de discriminación contra un grupo ya vulnerable” y “una violación a los derechos humanos fundamentales”.

Disney pidió la derogación del proyecto de ley.

Los visitantes saludan cuando pasa la Cabalgata de Mickey y sus Amigos por Main Street, EE.UU., en el Parque Magic Kingdom, el 11 de julio de 2020, en Walt Disney World Resort en Lake Buena Vista, Florida (Kent Phillips/Walt Disney World)

En respuesta a la condena amplificada de Disney, DeSantis dijo que buscaría poner fin a los privilegios especiales que disfruta la compañía de entretenimiento.

“¿Ustedes son una corporación con sede en Burbank, California, y van a reunir su poderío económico para atacar a los padres de mi estado?”, dijo DeSantis durante un acto en una escuela local en abril de 2022. “Vemos eso como una provocación, y vamos a luchar contra eso”.

Los legisladores de Florida aprobaron un proyecto de ley que DeSantis firmó el 22 de abril de 2022, que despojaría a Reedy Creek de su estatus único, a partir de junio de 2023.

El nuevo proyecto de ley firmado el 17 de febrero lo modificó ligeramente para incluir la estructura de gobierno del nuevo distrito y el estado de sus bonos.

Adquisiciones secretas de tierras

Disney disfrutaba desde hacía tiempo de un estatus único para una empresa.

Los hermanos Walt y Roy Disney comenzaron sus adquisiciones secretas de tierras a principios de la década de 1960, utilizando compañías ficticias de fachada para comprar tierras.

El proyecto se hizo público en 1965 y el distrito de Reedy Creek se formó en 1967.

Walt Disney World abrió sus puertas en 1971 con el nombre de su fundador, quien murió antes de su finalización.

Disney World puso a Orlando en el mapa.

Transformó la tranquila ciudad de unos 200,000 habitantes en 1960 en una gran metrópolis de más de 2 millones en la actualidad. Tiene el noveno aeropuerto más concurrido del país y se ha convertido en la meca de los parques temáticos para viajeros de todo el mundo.

Visitar el Magic Kingdom de Disney World se convirtió en un casillero obligatorio para las familias con niños pequeños.

Victoria política

Susan MacManus, profesora emérita de Ciencias Políticas de la Universidad del Sur de Florida en Tampa, afirma que DeSantis ha conseguido varios logros políticos con su medida para frenar a Disney.

Mostró fuerza a una poderosa organización que se había opuesto públicamente a él, a los republicanos y a los padres con hijos en escuelas públicas, indicó MacManus en un correo electrónico a The Epoch Times.

Aunque históricamente se ha criticado a los republicanos por ser demasiado acogedores con las grandes empresas, este caso fue todo lo contrario y puso a los demócratas en la posición de defender a Disney.

Es probable que otros dueños de negocios, que no disfrutan de los mismos privilegios que ha tenido Disney, aprecien la medida.

Y no ha perjudicado al turismo, dijo MacManus. Disney ha anunciado despidos en la empresa, pero señaló que se han producido en otros lugares.

Aubrey Jewett, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Florida Central, le dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que DeSantis ve esto como una victoria.

Aubrey Jewett, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Florida Central. (Cortesía de Aubrey Jewett)

“Creo que lo ayudará con su [presunto] objetivo de atraer a más votantes republicanos potenciales en una primaria presidencial, recaudar más dinero y consolidar su imagen como luchador conservador”, escribió Jewett.

Pero DeSantis enfrenta críticas dentro de su propio partido, señaló Jewett. Algunos republicanos creen que no cumplió su promesa de eliminar los privilegios especiales, como la exención de impuestos a la propiedad.

Y “algunos empresarios [y libertarios] también desconfían de que el gobernador haya castigado a una empresa simplemente por ejercer sus derechos de la Primera Enmienda”, escribió Jewett.

“Creo que algunos grupos empresariales y otros intereses que tienden a donar a las campañas también se preguntan sobre la lealtad del gobernador DeSantis, ya que Disney ha apoyado durante mucho tiempo a los republicanos en Florida [incluido el gobernador DeSantis] con millones de dólares en contribuciones directas y en especie [como boletos para parques temáticos y espacios para reuniones] y, sin embargo, debido a un desacuerdo político, fueron amenazados, criticados públicamente y luego castigados”, escribió Jewett.

“Por supuesto, el deseo de estar en buenas condiciones con el gobernador DeSantis probablemente mantendrá el flujo de dinero, pero creo que muchos de esos grupos al menos tendrán un poco de preocupación en el fondo de su mente”.

Y, agregó, los demócratas pueden usar la medida (poner la nueva junta bajo el control del gobernador, en lugar de compartir el poder con el gobierno local) para sugerirla “como una prueba más de que el gobernador tiene una vena autoritaria”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.