DeSantis promete hacer “responsables” a los fabricantes de vacunas

Por Jannis Falkenstern
08 de Diciembre de 2022 12:30 PM Actualizado: 08 de Diciembre de 2022 12:30 PM

Un comentario hecho por el gobernador Ron DeSantis durante un evento privado del Partido Republicano de Florida en la Mansión del Gobernador de Florida tiene a los activistas de todo el estado con la esperanza de un cambio que han estado solicitando durante más de un año.

“Vamos a trabajar para que estos fabricantes rindan cuentas por esta [vacuna de] ARNm porque dijeron que no había efectos secundarios. Y sabemos que los ha habido. Muchos”, dijo DeSantis en el evento del 3 de diciembre en Tallahassee.

“Y por eso hicimos un estudio en Florida y vimos un aumento del 86 por ciento en [problemas en] la actividad relacionada con el corazón de las personas de 18 a 39 años por las vacunas de ARNm. Y por eso vamos a hacer algunas cosas para que haya rendición de cuentas”.

Los invitados que escuchaban empezaron a aplaudir cuando DeSantis hizo el comentario. En un video obtenido por The Epoch Times, el gobernador, vestido con jeans azules y acompañado por su esposa, parecía estar hablando informalmente.

El gobernador Ron DeSantis firma los proyectos de ley contra los mandatos de vacunas y uso de mascarillas en Brandon, Florida, el 18 de noviembre de 2021. (Jannis Falkenstern/The Epoch Times)

“Esto es algo que vamos a liderar en Florida”, dijo DeSantis. “Así que vamos a tener, probablemente, algunos anuncios en las próximas tres o cuatro semanas sobre eso”.

Su secretario de prensa, Bryan Griffin, no quiso hacer comentarios al día siguiente de las declaraciones, diciendo que se haría un anuncio oficial la próxima semana.

Pero el video, aparentemente grabado en secreto por un asistente, no tardó en llegar a los activistas de todo el estado. Aquellos que han estado clamando para que DeSantis tome medidas en lo que ellos llaman cuestiones de “libertad médica” dicen que las palabras del gobernador les han dado esperanza.

Justin Harvey, de We Are Change Orlando, ha estado tratando de que los funcionarios electos escuchen sus preocupaciones sobre la seguridad de las vacunas.

“Creo que ahora tenemos la atención del gobernador”, dijo Harvey a The Epoch Times en una entrevista telefónica. “Solo esperamos de verdad que intervengan y utilicen sus herramientas y recursos para ayudarnos”.

Epoch Times Photo
Mientras habla sobre las lesiones causadas por las vacunas ante la Comisión del Condado de Orange el 15 de noviembre de 2022, Justin Harvey, de We Are Change Orlando, muestra un objeto que indica que el tema a menudo se evita en las conversaciones, por lo que es como el proverbial “elefante en la habitación”, dice. (Cortesía de Lori Bontell)

En virtud de la Ley de Preparación para Emergencias y Preparación Pública de la Autorización de Uso de Emergencias federal, el secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) de EE. UU. emitió varias declaraciones que proporcionan inmunidad de responsabilidad para las actividades relacionadas con las contramedidas médicas contra el COVID-19, siempre que no hayan cometido fraude.

Harvey se pregunta si el gobernador presentará una demanda contra los fabricantes de vacunas.

“Esa es la pregunta del millón ahora mismo”, dijo Harvey. “Es difícil llevar a los tribunales a las compañías de vacunas”.

Pero DeSantis, dijo, “ha cumplido. Así que me siento muy optimista al respecto”.

El gobernador ha convocado una sesión especial de cinco días de la Legislatura de Florida el 12 de diciembre para abordar cuestiones con las compañías de seguros relacionadas con el pago de los daños de los huracanes Ian y Nicole.

Pero no se ha mencionado que los legisladores vayan a tomar medidas para responsabilizar a los fabricantes de vacunas de las supuestas lesiones. Tampoco se ha mencionado si los legisladores considerarán revertir la ley que otorga inmunidad a los hospitales en el tratamiento del COVID-19.

Si DeSantis cumple su promesa de enfrentarse a los fabricantes de vacunas, sería un excelente primer paso, dijeron algunos activistas a The Epoch Times. Pero se necesitan más medidas.

Lori Bontell ha estado presionando por el cambio desde que su hermana, enfermera, murió mientras estaba hospitalizada por COVID-19. A su hermana se le negó el acceso a los tratamientos que ella necesitaba. A su hermana se le denegó el acceso a tratamientos que había solicitado y se le obligó a recibir tratamientos que no deseaba, declaró Bontell a The Epoch Times.

Epoch Times Photo
Karen Mikalonis, una enfermera que suplicó tratamientos para el COVID-19 no permitidos por el hospital en el que buscó atención médica, murió mientras sus familiares libraban una batalla legal en los tribunales para obtener ivermectina y otros medicamentos que ella creía que la ayudarían. (Cortesía de Lori Bontell)

En un mensaje de texto, Bontell afirmó que la ley de Florida que otorga inmunidad a los hospitales en el tratamiento del COVID-19 debe derogarse. El problema es que exige que los hospitales sigan los protocolos del gobierno para recibir la protección de la ley.

Eso hace que la mayoría de los hospitales sigan estrictamente los tratamientos recomendados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Como resultado, la mayoría de los médicos no considerarán seguir los protocolos solicitados por los pacientes que no siguen las directrices de los CDC, dijo.

“Si DeSantis puede ir tras las compañías de vacunas, ciertamente también puede ir tras los hospitales”, dijo Bontell a través de un mensaje de texto. “Todo este mal prevalece porque estas compañías tienen inmunidad”.

DeSantis, escribió Bontell, tiene la “oportunidad de liderar al país en este tema”.

“DeSantis tiene el poder y la autoridad para reunirse con nuestros legisladores para la sesión de emergencia y derogar la ley de inmunidad ahora”, escribió.

“Pero, ¿tiene la voluntad, o va a jugar otro juego político?”.

Bontell quiere hacer de las lesiones por vacunas una “cuestión provida”.

“A las compañías farmacéuticas lo que les importa es el dinero”, dijo. “Creen que son intocables porque tienen inmunidad, y sinceramente, han sido intocables”.

Ed Braddy, presidente del Comité Ejecutivo Republicano del Condado de Alachua, escuchó al gobernador hacer los comentarios y dijo que confía en la “Administración DeSantis para tomar la decisión correcta”.

“Solo creo que obviamente es capaz de tomar decisiones sensatas”, dijo Braddy sobre DeSantis. “Ha tomado decisiones realmente inteligentes y críticamente importantes para los floridanos”.

Cuando algunos bomberos del Condado de Orange enfrentaron amenazas de medidas disciplinarias por negarse a recibir la vacuna contra el COVID-19, Harvey comenzó a hablar en las reuniones de la comisión del condado en su nombre. También quería representar a otras personas que se han visto afectadas por la vacuna, dijo.

No todas las vacunas son malas, añadió, pero “donde hay riesgo, debe haber elección”.

Ahora, está organizando a personas que dicen haber resultado heridas por las vacunas contra el COVID-19, organizando que cuenten sus historias públicamente.

“Solo queremos que [los legisladores] reconozcan literalmente que estas personas existen, dejen de tratarlas como leprosas y hagan oír sus voces”, dijo Harvey.

Epoch Times Photo
Stephen Davis, bombero del Condado de Orange, habla en una conferencia de prensa el 13 de octubre de 2022 en Kissimmee, Florida, diciendo que fue despedido por no castigar a los socorristas que supervisaba por no recibir la vacuna contra el COVID-19. (Nanette Holt/The Epoch Times)

En sus comentarios en el evento del 3 de diciembre, DeSantis reconoció que los bomberos del condado de Orange y los empleados de la ciudad de Gainesville, en Florida, se enfrentaron a perder sus puestos de trabajo antes de que firmara la legislación que prohíbe los mandatos de vacunas en el estado.

“No dejaríamos que les impusieran un mandato en Florida”, dijo el gobernador. “Dijimos: ‘No’, porque el condado de Orange quería despedir a los bomberos. Gainesville quería despedir a gente. Incluso Disney quería despedir”.

“Dijimos, ‘No’ en todos los ámbitos, para que todos tuvieran la capacidad de optar por no hacer cualquier cosa que estuvieran tratando de imponerles”.

En noviembre de 2021, DeSantis convocó a los legisladores de Florida a una sesión legislativa especial. De allí salió una legislación que prohibía a los empleadores privados imponer las vacunas contra el COVID-19.

“Pero hay otras personas en todo el país que se vieron obligadas a aplicarse esto. ¿Y entonces qué?”, preguntó DeSantis. “¿No se les permite demandar? ¿O conseguir algún tipo de recurso, cuando esto no es algo que querían hacer?”.

Las empresas que ignoran las leyes pueden enfrentarse a multas de entre 10,000 y 50,000 dólares por incidente. Pero algunos floridanos dicen que siguen sufriendo discriminación o han sido despedidos por negarse a recibir la vacuna contra el COVID-19.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.