Desaparición de magnate por críticas a Xi da pistas sobre luchas internas entre facciones del PCCh

Por Nicole Hao
29 de Marzo de 2020
Actualizado: 29 de Marzo de 2020

El magnate y príncipe chino, Ren Zhiqiang, fue detenido recientemente luego de criticar públicamente al líder del Partido Comunista, Xi Jinping, por manejar mal la respuesta de China a la epidemia.

Poco después, los activistas por la democracia china exiliados en el extranjero distribuyeron cartas abiertas, supuestamente firmadas por empresarios chinos y altos funcionarios retirados, pidiendo a Xi que promulgue una reforma sistemática.

La veracidad de las cartas no pudo confirmarse. Pero los analistas creen que los rumores de tal disidencia demuestran que las luchas internas entre facciones dentro del Partido Comunista Chino (PCCh) se están intensificando, ya que Xi se enfrenta a crecientes críticas sobre la forma en que China manejó el brote del virus.

Ren Zhiqiang

Ren, de 69 años, es un exitoso magnate inmobiliario de Beijing. Su padre, Ren Quansheng, fue viceministro de comercio antes de retirarse en 1983. Como descendiente de un exalto funcionario, Ren es considerado un príncipe del partido.

Además, Wang Qishan, vicepresidente chino y uno de los partidarios más fuertes de Xi, fue el mentor de Ren en la escuela secundaria. Wang era profesor en la escuela secundaria a la que asistía Ren.

Ren es conocido por ser crítico con el régimen chino. El 19 de febrero de 2016, Ren publicó en Weibo, una plataforma de redes sociales chinas similar a Twitter, que “el apellido de todos los medios chinos es el PCCh, y los medios no representan los intereses de las personas”, lo que significa que los medios responden al Partido.

En ese momento, Ren fue criticado por los medios estatales chinos. El partido también lo castigó, anunciando que supervisaría su comportamiento durante un año. Si cometía más “irregularidades”, perdería su membresía en el Partido.

El 8 de marzo, los internautas chinos compartieron un artículo escrito por Ren. Aunque se eliminó en China, los activistas difundieron rápidamente el artículo en el extranjero.

Ren escribió: “Este brote de virus acaba de verificar que el apellido de todos los medios [chinos] es el PCCh, y los chinos han sido abandonados [por el Partido]”.

Ren explicó que el régimen no reaccionó rápidamente para detener la propagación del virus. Dijo que las autoridades también mintieron al público. Como las personas no estaban al tanto del contagio del virus, sin saberlo, lo propagaron aún más.

Ren llamó a Xi “un payaso que insiste en ser un emperador, incluso después de haber sido despojado de su ropa”.

El 12 de marzo, Ren desapareció del público.

Tedros Adhanom, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) asiste a una reunión con el líder chino Xi Jinping, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, el 28 de enero de 2020. (Naohiko Hatta – Pool/Getty Images)

El 25 de marzo, VOA (Voice of America), citando información de los amigos de Ren, informó que las autoridades de Beijing detuvieron a Ren, así como a su hijo y a su secretario.

El informe citaba a una fuente que decía: “Nadie puede interferir con [el caso de Ren], influir en él o pedir perdón por él”. Es posible que a Wang Qishan tampoco se le permita [ayudar a Ren]”.

Citando a una persona interna anónima, el informe de VOA dijo que Ren no publicó su artículo en línea; que lo había compartido con otros 11 empresarios chinos en su círculo de amigos. Luego, algunos de ellos compartieron el artículo con más personas. Finalmente, se filtró en línea.

Chen Ping

El 21 de marzo, otro príncipe y multimillonario del PCCh, Chen Ping, publicó un artículo en WeChat, una popular plataforma de redes sociales. Afirmó que fue redactado por ciudadanos anónimos.

El artículo explicaba por qué no estaban satisfechos con el régimen actual: creciente presión sobre el sector privado; la falta de imperio de la ley, la libertad de expresión y la libertad de prensa; y las políticas represivas del régimen hacia Hong Kong y Taiwán.

El artículo decía que Xi, como líder del partido, debería asumir la responsabilidad. Los ciudadanos instaron al Partido a establecer una reunión con el Politburó, un comité de altos funcionarios del Partido, para discutir si Xi todavía estaba calificado para ser el líder. Los ciudadanos sugirieron que la reunión fuera dirigida por el primer ministro Li Keqiang; presidente del órgano asesor político, la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CPPCC) Wang Yang; y el vicepresidente Wang Qishan.

Miembros del Comité Permanente del Politburó (de derecha a izquierda) del Partido Comunista Chino: Han Zheng, Wang Huning, Li Zhanshu, el líder chino Xi Jinping, el primer ministro Li Keqiang, Wang Yang y Zhao Leji se encuentran con la prensa en el Gran Salón del Pueblo, en Beijing, el 25 de octubre de 2017 (WANG ZHAO/AFP a través de Getty Images)

Empresarios y altos funcionarios del PCCh

Varios días después, el 26 de marzo, un activista chino en el extranjero, Yijian Piaochen, publicó en Twitter una carta que, según él, fue firmada por más de 50 empresarios chinos. Modificó las firmas, diciendo que deseaba proteger sus identidades.

Esta carta fue dirigida a Xi: “Debido al impacto del virus la economía global se ha dañado y China ha llegado a una encrucijada, en la que [el pueblo chino] tiene que elegir qué camino tomar”.

El firmante tenía nueve demandas: promulgar la reforma del gobierno; rechazar el izquierdismo lejano; darse cuenta del sufragio universal en China; otorgar al sector privado los mismos privilegios que las empresas estatales; proteger la propiedad de los empresarios; proporcionar fondos de alivio y estímulo a las personas afectadas por el virus; pedir a los funcionarios de Wuhan y la Comisión Nacional de Salud que asuman su responsabilidad por la epidemia; liberar a disidentes detenidos; y reevaluar el caso del médico denunciante Li Wenliang, quien fue castigado por las autoridades locales por difundir información sobre el virus.

Otro activista chino con sede en el extranjero, Laodeng, tuiteó el 26 de marzo que recibió una carta dirigida a Xi firmada por cinco funcionarios retirados del Partido. Otros activistas por la democracia también publicaron información similar.

Laodeng dijo que estos funcionarios son el ex presidente del CPPCC, Li Ruihuan; el ex primer ministro Wen Jiabao; ex viceprimer ministro Li Lanqing; exsecretario de la oficina de secretaría del PCCh Hu Qili; y el ex viceprimer ministro Tian Jiyun.

Al cierre de esta edición, ninguno de ellos ha confirmado o negado públicamente la existencia de esta carta.

No está claro si estas cartas realmente existen y si Xi las ha recibido.

El comentarista de asuntos de China con sede en Estados Unidos Tang Jinyuan dijo que los rumores de insatisfacción hacia el liderazgo de Xi indican que la crisis actual ha llevado a luchas internas entre facciones dentro del PCCh.

En particular, “algunas personas [dentro del Partido] están preocupadas de que haya un caos en la sociedad china” debido al virus y, por lo tanto, pueden querer que ciertos funcionarios del Partido se responsabilicen de cualquier posible efecto, dijo Tang.

Descubra

Virus del PCCh: el nombre adecuado para el virus que está causando la pandemia

TE RECOMENDAMOS