Desastres causan estragos por toda China, afectando a decenas de millones de personas

Por Eva Fu
08 de Julio de 2020
Actualizado: 08 de Julio de 2020

China, que aún lucha con la pandemia del virus del PCCh, se ha visto afectada por una ola tras ola de desastres naturales en todo el país.

Las semanas de lluvias torrenciales causaron algunas de las peores inundaciones en décadas, provocando estragos en 26 provincias del centro y el sur de China e interrumpiendo la vida de más de 19 millones de personas, según las autoridades.

En las últimas semanas, las tormentas de granizo y los terremotos también afectaron algunas partes del país. Las plagas de langostas y las enfermedades transmitidas por animales no fueron sino el último de los problemas del país.

Cerca de 50 millones de chinos han sufrido algún tipo de catástrofe natural en la primera mitad de 2020, según las autoridades de gestión de emergencias de China. Las cifras oficiales indican que los desastres han dejado 271 desaparecidos o muertos y 914,000 personas evacuadas con urgencia, pero es probable que las cifras reales sean mucho mayores, dada la tendencia de las autoridades a encubrir la información.

Una inundación sumerge un edificio junto al río Yangtsé el 6 de julio de 2020 en Wuhan, provincia de Hubei (China). (Getty Images)

“Vengan a ver el océano”

Las lluvias casi diarias sobre grandes extensiones de China desde junio han hecho que alrededor de 300 ríos superen los niveles de alerta y hayan provocado que docenas de ciudades envíen alertas de emergencia. Los ciudadanos han narrado sobre casas y coches que fueron arrastrados por las aguas pluviales.

Hubei, una provincia del centro de China cuya capital, Wuhan, fue la zona cero del brote de virus, fue particularmente afectada por los aguaceros. Según las autoridades locales, las lluvias sin precedentes han paralizado cientos de carreteras, han desbordado cinco lagos principales de la región y han provocado el desbordamiento de casi 1100 embalses

“Ven a ver el océano en Wuhan”, dijo un residente en un video que muestra el agua hasta la altura de las rodillas en la carretera.

En Shanghái, un trío formado por lluvias, vientos furiosos y truenos estremeció y despertó a los residentes el 6 de julio. El agua de lluvia acumulada en la azotea de un centro comercial empezó a derramarse, mientras que el agua brotaba de la tapa de una alcantarilla, según relatos de los residentes y videos compartidos en Internet. En la megaciudad de Chongqing, al suroeste de China, el agua fangosa corría por las ventanas del tercer piso de un edificio residencial, formando una cascada artificial.

Si la tendencia continúa, los residentes y expertos temen que la presa de las Tres Gargantas, una de las más grandes del mundo, pueda estallar bajo una presión de agua agravante, poniendo en peligro a cientos de millones de personas que viven a lo largo del río Yangtsé.

Las graves inundaciones en un condado de la provincia oriental de Anhui ha causado que el examen nacional de ingreso a la universidad —ya aplazado por un mes debido al virus—se retrase aún más, luego de que solo una cuarta parte de los 2000 estudiantes registrados lograron presentarse, algunos de ellos en botes.

Las calles y edificios sumergidos luego de que las fuertes lluvias causaran inundaciones en Yangshuo, en el sur de la región china de Guangxi, el 7 de junio de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

“Nuestro hogar podría estar en peligro en cualquier momento”, dijo la Sra. Deng, residente de la ciudad de Huangshan, una atracción turística montañosa en Anhui. Temerosa de que las aguas de la inundación pudieran entrar en su casa, no ha podido dormir por la noche, dijo a The Epoch Times. Las inundaciones locales causaron el colapso de un camino hacia el sitio turístico y aplastaron un túnel por debajo, creando un agujero de más de siete metros (23 pies).

Huang dijo que está vigilando de cerca los agujeros de drenaje por si hay señales de agua. “La lluvia es demasiado fuerte, si pierdes la atención por solo diez minutos, la casa se sumergirá”, dijo, señalando que se pronostica más lluvias para los próximos días.

Otras crisis

Las plagas de langostas han eliminado los cultivos en múltiples provincias agrícolas desde junio, algunas de las cuales ya habían sido azotadas por las inundaciones.

En Quanzhou, un condado agrícola del sur de la ciudad de Guilin, afectada por las inundaciones, la invasión de langostas por 10 días han vaciado los campos de maíz y granos, naranjos y sauces plantados a lo largo de las orillas del río para evitar inundaciones, según los aldeanos.

“Ni siquiera las hojas se salvaron”, dijo el Sr. Zhao, un agricultor local, a The Epoch Times. A principios de junio, una invasión de langostas en la provincia de Hunan hizo que los residentes se escondieran en sus casas y cerraran bien las ventanas, ya que los insectos invadieron sus patios.

Si bien el principal experto agrícola de China, Yuan Longping, ha negado la posibilidad de que se produzca una crisis alimentaria, los críticos y los habitantes locales han expresado su preocupación debido a los recientes desastres. Las autoridades de la ciudad de Chengdu en Sichuan emitieron un aviso alentando a los aldeanos a convertir los huertos frutales en arrozales, lo cual sugiere una escasez de alimentos.

Mientras tanto, la peste porcina africana, que estalló por primera vez entre la población de cerdos de China en agosto de 2018, volvió a surgir en nueve provincias chinas, incluidas Hubei, Yunnan y Jiangsu. Según un estudio del 29 de junio publicado en la revista estadounidense “Proceedings of the National Academy of Sciences”, los investigadores chinos también identificaron un virus de gripe porcina llamado G4, que puede propagarse entre los humanos. El virus evolucionó a partir de la cepa H1N1, que causó una pandemia mundial de gripe en 2009, y se ha detectado en más de 30,000 cerdos en 10 provincias en los últimos años.

Las autoridades Mongolia Interior han emitido una advertencia luego de que una persona fue hospitalizada y se sospechara que contrajo la peste bubónica, la causa de la pandemia de la Peste Negra hace más de 670 años.

Una ciudad de la provincia suroccidental de Guizhou, que también registró fuertes lluvias, experimentó dos terremotos de pequeña escala el 2 de julio, mientras que las ciudades del norte, incluidas Beijing y Baoding en la vecina provincia de Hebei, vieron granizadas alfombrando el suelo, el 1 y el 5 de julio. Y a finales de junio, una tormenta de granizo en Beijing continuó durante siete horas, arrojando granizo del tamaño de huevos que se asemejaba a la forma de del virus.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


+300 arrestos en protestas de Hong Kong Policía despeja zona CHOP en Seattle

TE RECOMENDAMOS