Descubren el primer caso conocido de amputación quirúrgica, se cree ocurrió hace 31,000 años

Por STEVE MILNE
14 de Septiembre de 2022 8:25 AM Actualizado: 14 de Septiembre de 2022 11:25 AM

Arqueólogos de Australia e Indonesia descubrieron pruebas del primer caso conocido de amputación, que se cree que ocurrió hace al menos 31,000 años, en una cueva de la isla de Borneo.

Los restos óseos revelaron a un adulto joven al que se le había extirpado quirúrgicamente la extremidad inferior izquierda, tras lo cual las pruebas muestran que la persona vivió al menos entre seis y nueve años antes de ser enterrada en el interior de la cueva de Liang Tebo, en Kalimantan Oriental.

Estos hallazgos son anteriores a la amputación quirúrgica más antigua conocida hasta ahora en 24,000 años, que fue la de un agricultor al que se le amputó el brazo en Francia hace aproximadamente 7000 años.

La doctora India Ella Dilkes-Hall, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Australia Occidental (UWA), que codirigió las excavaciones de Liang Tebo en 2020, dijo en un comunicado de la UWA el jueves que el descubrimiento demuestra que los primeros humanos tenían conocimientos y habilidades médicas mucho más avanzadas de lo que los científicos pensaban.

“La opinión predominante en torno a la evolución de la práctica quirúrgica es que está íntimamente ligada a la aparición de las sociedades agrícolas hace unos 10,000 años, durante lo que se conoce como la Revolución Neolítica, que dio lugar a una serie de problemas de salud previamente desconocidos en las poblaciones forrajeras no sedentarias”, dijo.

“Nuestro hallazgo, que ilustra una amputación deliberada, demuestra que las primeras sociedades modernas de forrajeo poseían un nivel avanzado de conocimientos y habilidades médicas”.

Dilkes-Hall dijo que los arqueólogos, ayudados por guías locales experimentados, estaban buscando pruebas de grupos humanos primitivos en la zona cuando encontraron tres marcadores de enterramiento de piedra caliza colocados deliberadamente por encima de la cabeza y de cada brazo del individuo, que se encontró tumbado de espaldas.

“Fue increíblemente emocionante notar que, a medida que se procedía a una excavación cuidadosa, el pie y la parte inferior de la pierna izquierda faltaban por completo, no podíamos creer lo que estábamos viendo”, dijo.

La Dra. India Ella Dilkes-Hall, de la Facultad de Ciencias Sociales de la UWA, durante la excavación (Fotografía por cortesía de la Dra. India Ella Dilkes-Hall. Suministrada a The Epoch Times por la UWA)
La Dra. India Ella Dilkes-Hall, de la Facultad de Ciencias Sociales de la UWA, durante la excavación (Fotografía por cortesía de la Dra. India Ella Dilkes-Hall. Suministrada a The Epoch Times por la UWA)

Amputación, no lesión traumática

Tras la excavación y con el acuerdo del gobierno indonesio, los restos fueron trasladados por avión a la Universidad Griffith de Queensland, donde un análisis más detallado confirmó que se había producido una amputación.

“Las pruebas indican que a la persona, cuyo sexo no podemos determinar, se le extirpó la parte inferior de la pierna izquierda mediante una amputación quirúrgica deliberada de la tibia distal y el peroné”, dijo Dilkes-Hall.

“No había indicios de infección del miembro, la complicación más común de una herida abierta sin tratamiento antiséptico, lo que indica el conocimiento ecológico tradicional de los remedios medicinales a base de plantas”.

Por su parte, Tim Maloney, de la Universidad de Griffith, en Queensland, dijo que si la separación de la parte inferior de la pierna hubiera sido causada por un traumatismo por objeto contundente debido al ataque de un animal o a un accidente, serían visibles los rasgos de aplastamiento en los huesos.

“En cambio, el hueso remodelado (curado) cubre las superficies de amputación”, dijo. “Los márgenes de corte indican el uso de un instrumento afilado, con bordes líticos y de concha encontrados en asociación proporcionando una posible fuente, aunque la naturaleza exacta de los implementos quirúrgicos sigue siendo desconocida”.

Dilkes-Hall dijo que los arqueólogos piensan ahora que estas primeras sociedades de forrajeo no sedentario poseían un amplio conocimiento de la anatomía humana, la fisiología y los procedimientos quirúrgicos, así como un dominio del uso de las plantas medicinales, todo ello desarrollado durante un período más largo de lo que se pensaba y transmitido a través de la tradición oral.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.