Descubren posibles restos de globo espía chino en Carolina del Sur

Por Katabella Roberts
06 de Febrero de 2023 2:27 PM Actualizado: 06 de Febrero de 2023 2:27 PM

Posibles restos de un presunto globo espía chino, que fue derribado por funcionarios estadounidenses el 4 de febrero, parecen haber sido vistos en una rampa para botes en el área de North Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

Un vídeo compartido en Twitter, tomado desde el Johnny Causey Landing -una rampa para barcos situada en la playa- parece mostrar partes del globo derribado, que parecía un orbe blanco gigante cuando estaba en el cielo, colocado dentro de una embarcación atracada y rodeada de personal militar.

The Epoch Times no pudo establecer la autenticidad de las imágenes y se comunicó con el Departamento de Defensa en busca de comentarios.

El departamento de policía de North Myrtle Beach dijo el sábado que las piezas del globo, que se estima que tienen el tamaño de aproximadamente tres autobuses escolares, estaban siendo recolectadas por el Ejército de EE.UU. Sin embargo, el departamento señaló que algunas piezas pueden llegar a la costa.

La policía aconsejó a los lugareños en el área que no toquen, muevan o eliminen posibles escombros, ya que están sujetos a una investigación federal, y manipularlos podría interferir con esa investigación.

“Si se encuentra una pieza, comuníquese con la agencia local de aplicación de la ley para su recolección”, dijo la policía de North Myrtle Beach.

El presunto globo espía chino fue derribado por aviones estadounidenses alrededor de las 2:39 p.m. EST del sábado después de que se lo viera cruzando las Carolinas y se acercaba a la costa atlántica, según funcionarios de defensa.

El globo derribado

Un avión de combate F-22 disparó un misil contra el globo y lo perforó mientras se encontraba a a unas 6 millas náuticas de la costa, cerca de Myrtle Beach. Un vídeo compartido en Internet mostró cómo caía al mar.

El domingo, un oficial militar de alto rango dijo en una rueda de prensa, fuera de cámaras, que varias embarcaciones de la Marina de EE.UU. y embarcaciones de la Guardia Costera estaban en la región donde se derribó el globo y estaban “estableciendo un perímetro de seguridad, llevando a cabo una búsqueda de cualquier residuo que pueda estar en el agua para garantizar la seguridad de los civiles de EE.UU., [y] de cualquier actividad marítima que esté en curso en el agua”.

“Se cree que hay escombros en 47 pies de agua”, dijo el alto funcionario. “La recuperación que [sic] lo hará bastante fácil, en realidad. Planeamos aguas mucho más profundas”.

Un alto funcionario de defensa agregó que el Departamento de Defensa no tiene indicios de que “ninguna persona, incluido el personal militar de EE.UU., aeronaves civiles o embarcaciones marítimas, haya resultado dañada de alguna manera”.

“Mientras trabajamos para ejecutar este plan de derribo con éxito sobre las aguas territoriales de EE.UU., también tomamos medidas inmediatas para evitar la recogida de información sensible del globo, mitigando su valor de inteligencia para la RPC”, dijo el alto funcionario de defensa.

El derribo del globo se produce en medio de crecientes tensiones entre Washington y Beijing, particularmente con respecto al aliado de Estados Unidos, Taiwán, un territorio independiente que el gobierno comunista de Beijing considera como propio.

Un avión comercial deja una estela que pasa en la distancia (izq.) mientras un globo de gran altura, que el gobierno de EE.UU. ha declarado que es chino (der.), se ve mientras continúa su ruta de varios días a través del norte de Estados Unidos, en Charlotte, Carolina del Norte, el 04 de febrero de 2023. (EFE/EPA/NELL REDMOND)

China dice que caída de globo es “inaceptable”

Las tensiones se exacerbaron aún más el año pasado cuando la entonces presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), visitó Taiwán en agosto, lo que llevó a China a aumentar la actividad militar cerca de la nación insular autónoma, que lanzó simulacros con fuego real y 11 misiles balísticos en las aguas alrededor de la isla.

En una declaración separada un día antes, el sábado, el secretario de Defensa Lloyd Austin dijo que el presidente Biden había dado su autorización el miércoles para derribar el presunto globo de vigilancia lo antes posible sin poner en riesgo la vida de los estadounidenses.

Austin dijo que el globo estaba “siendo utilizado por la República Popular China para vigilar sitios estratégicos en los Estados Unidos continentales” y que el Departamento de Defensa había estado “supervisando de cerca su trayectoria y las actividades de recopilación de inteligencia”.

“La acción deliberada y legal de hoy demuestra que el presidente Biden y su equipo de seguridad nacional siempre pondrán la seguridad del pueblo estadounidense en primer lugar mientras responden de manera efectiva a la inaceptable violación a nuestra soberanía por parte de la República Popular China”, dijo Austin.

Si bien Washington ha dicho que el globo probablemente estaba realizando vigilancia, China ha afirmado que el globo era una nave de investigación civil que se desvió de su curso, informó Reuters.

El Ministerio de Defensa de China respondió el domingo al derribo del globo y afirmó que Beijing “se reserva el derecho de tomar las medidas necesarias para hacer frente a situaciones similares”. Mientras tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China acusó a Estados Unidos de “una reacción exagerada obvia y una violación grave de la práctica internacional”.

También se ha visto un segundo posible globo espía chino sobrevolando América Latina.

Con información de Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.