Descubren que los huracanes y tormentas también causan terremotos, los llaman ‘stormquakes’

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
18 de Octubre de 2019 Actualizado: 18 de Octubre de 2019

Después de analizar los registros sísmicos y oceanográficos de casi una década, investigadores de la Universidad Estatal de Florida encontraron que hay una conexión entre las fuertes tormentas y huracanes con algunos sismos donde el fondo marino no es profundo.

“Los llamamos stormquakes”, dijo el autor principal Wenyuan Fan, profesor asistente de Ciencias de la Tierra, el Océano y la Atmósfera, en un informe de la universidad.

No se producen en cualquier lugar del mar donde hay un huracán, por lo que estos ‘stormquakes’ también dependen de cómo es la tierra sólida bajo el agua.

Lo que ocurre, explica Fan, es que “durante una temporada de tormentas, los huracanes o las ciclones extratropicales transfieren energía al océano como fuertes olas oceánicas, y las olas interactúan con la tierra sólida produciendo una intensa actividad de fuente sísmica”.

Ondas del mar durante un ciclón, tormenta o huracán, (Wikimedia Commons)

Los investigadores encontraron entre septiembre de 2006 hasta febrero de 2019 evidencia de más de 10.000 sismos en alta mar de Nueva Inglaterra, Florida y en el Golfo de México en  Estados Unidos, así como en alta mar de Nueva Escocia, Terranova y Columbia Británica en Canadá, en conexión a fuertes tormentas.

“Podemos tener fuentes sísmicas en el océano al igual que los terremotos dentro de la corteza”, dijo Fan al comparar los stormquakes con los terremotos originados por movimientos terrestres. “La parte emocionante es que las fuentes sísmicas causadas por los huracanes pueden durar de horas a días”.

Después que se formó el huracán Bill en el Atlántico el 15 de agosto de 2009, alcanzó la categoría 4 antes de degradarse a categoría 1 mientras se acercaba a la costa de Nueva Inglaterra y Nueva Escocia el 22 de agosto de 2009. En esos momentos se produjeron ondas de superficie transcontinentales y numerosos eventos sísmicos.

Las olas se estrellan a lo largo de un muelle mientras las bandas exteriores del huracán Michael llegan el 10 de octubre de 2018 a Panama City Beach, Florida. (Joe Raedle/Getty Images)

Sin embargo, Fan y sus colegas dijeron que notaron que no todos los huracanes causan terremotos. Los científicos no detectaron evidencia de terremotos de Nueva Jersey a Georgia en  Estados Unidos o frente a México.

El huracán Sandy, una de las tormentas más costosas registradas en Estados Unidos, no provocó stormquakes.

Por consiguiente, se cree que estos stormquakes probablemente no solo dependen de la existencia de una tormenta y fuertes ondas en el mar, sino también de la topografía del fondo marino.

Olas generadas desde la caída de huracán Sandy en la costa del lago Michigan en Chicago, Illinois. (Scott Olson/Getty Images)

“Tenemos muchas incógnitas”, dijo Fan. “Ni siquiera éramos conscientes de la existencia de este fenómeno natural. Realmente resalta la riqueza del campo de las ondas sísmicas y sugiere que estamos alcanzando un nuevo nivel de comprensión de las ondas sísmicas”.

Investigadores del Servicio Geológico de EE. UU. (USGS) también contribuyeron a esta investigación, además de miembros de la Institución Oceanográfica Woods Hole, así como la Institución Scripps de Oceanografía.

Onda sísmica (Wikimedia Commons)

Los geólogos de USGS explican que en realidad las señales sísmicas causadas por las interacciones de las ondas de mar y el fondo terrestre “se registran de forma generalizada en nuestro planeta. Sin embargo, estos campos de ondas son típicamente incoherentes”.

En contraste, durante tormentas grandes, huracanes y ciclones extratropicales, la interacción de olas oceánicas de largo período con el fondo marino poco profundo causa “stormquakes” que migran coincidiendo con estas tormentas.

Tienen magnitudes sísmicas equivalentes que pueden ser superiores a 3,5 grados.

Para los geólogos estos sismos son una oportunidad para investigar la estructura de la Tierra en lugares que típicamente se carece de instrumentación sísmica y de terremotos.

Un estímulo también para investigar cómo se comportan las grandes olas oceánicas durante grandes tormentas.

A continuación

A los 20 años no era saludable, pero descubrió que vivir de acuerdo con Verdad, Benevolencia y Tolerancia su vida podía cambiar

TE RECOMENDAMOS