Desertor y preso político huyen a EEUU ayudados por gente de Maduro que en silencio trabajan para Guaidó

Por Jesús de León – La Gran Época
26 de Junio de 2019 Actualizado: 27 de Junio de 2019

El preso político más antiguo del régimen chavista, Iván Simonovis, llegó a Estados Unidos casi al mismo tiempo que el Gen. Manuel Ricardo Cristopher Figuera, exjefe de los Servicios de Inteligencia de Venezuela (Sebin), y ambos fueron ayudados a escapar por militares activos del régimen.

Hasta hace dos meses Cristopher Figuera era una de las figuras militares clave del régimen de Nicolás Maduro. Sin embargo, cuando fue nombrado jefe del Sebin comenzó a ver las cosas de manera diferente.

“Nunca vi la situación del país y la corrupción del gobierno tan de cerca como la vi en mis últimos seis meses”, dijo. “Entendí que Maduro es la cabeza de una empresa criminal. Su propia familia está involucrada”.

Abandonó las filas del chavismo y pasó los dos últimos meses escondido tras sumarse el pasado 30 de abril a la operación libertad del presidente encargado Juan Guaidó para el cese de la usurpación de Maduro, según dijo en entrevista al diario The Washington Post.

Tras semanas de participar en esa conspiración para sacar a Maduro, en la que según contó también participaron el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y el jefe del Tribunal Supremo de Justicia de Mikel  Moreno, tuvo que huir cuando Maduro lo mandó a buscar aparentemente para detenerlo.

Desde ese momento Figuera comenzó su fuga: “Contactando a militares en la zona, escapó del país, llegando a la ciudad fronteriza de Cúcuta el 2 de mayo, donde lo recibieron miembros del servicio secreto colombiano”, reportó el diario The Washington Post.

Luego de ese acontecimiento, Moreno, Padrino y otros oficiales leales a Maduro dijeron públicamente que no fueron parte de la conspiración.

Figuera fue edecán del fallecido mandatario Hugo Chávez durante 12 años y ejerció de subdirector de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) hasta octubre de 2018, cuando pasó a dirigir el Sebin.

Como director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), el general era considerado el tercer hombre de más poder en Venezuela.

En las declaraciones ofrecidas al diario The Washington Post, el exjefe de inteligencia nacional también denunció a Nicolás Maduro y a su gabinete por negocios ilícitos con el oro, por la presencia de células del Hezbolá en suelo venezolano y por la fuerte influencia cubana en el círculo cercano a Maduro.

Nicolás Maduro (izq.) camina junto al ministro de Defensa venezolano, general Vladimir Padrino López (izq.) durante una ceremonia militar de honor en Caracas el 24 de mayo de 2018. (Foto de JUAN BARRETO/AFP/Getty Images)

Iván Simonovis

El exjefe de Seguridad Ciudadana de Caracas Iván Simonovis estuvo en prisión en Venezuela como preso político durante 15 años.

El excomisario de la policía de Caracas, Ivana Simonovis (izq.), saluda desde la ventana de su casa junto a su hija Ivana (der.) y su esposa Bony Pertinez en Caracas el 20 de septiembre de 2014. Foto de JUAN BARRETO/AFP/Getty Images.

Tras los acontecimientos de 30 de abril, con el apoyo del grupo de militares a Guaidó, Simonovis recibió una pista de que pronto sería devuelto a la cárcel.

Entonces decidió escapar de su prisión domiciliaria hacia Estados Unidos.

La planificación del escape tardó semanas. Desapareció de su vivienda la noche del 16 de mayo.

Apareció este lunes en Washington, y agradeció a todas las personas que lo ayudaron a escapar del país, en especial a los que trabajan actualmente en activo para el régimen.

“Estoy en la calle gracias al esfuerzo de muchas personas, pero en especial al de los funcionarios activos que no están al servicio de la tiranía. Ellos están del lado correcto: el de la Libertad y Democracia para Venezuela”, escribió Simonovis en Twitter, el 24 de junio.

A fin de no causar problemas a las más de 30 personas que ayudaron en el escape, Simonovis se negó a identificar la isla hacia donde viajó para tomar una lancha y salir de Venezuela, o a decir exactamente cómo y cuándo llegó allí.

El comisario contó a la agencia AFP que durante el viaje hacia el lugar donde zarparía tuvo que negociar en varios puestos de control de la Guardia Nacional Bolivariana.

También recibió el apoyo de Guaidó, quien emitió un indulto usado por Simonovis como justificación de su escape.

En 2004, Simonovis, entonces jefe de seguridad ciudadana de Caracas, fue encarcelado por lo que, según él, fueron acusaciones falsas de ordenarle a la policía que disparara contra manifestantes progubernamentales que habían salido a las calles a defender a Hugo Chávez durante un breve golpe de Estado. Diecinueve personas murieron a raíz del tiroteo en un paso elevado en el centro de Caracas.

En 2009, la jueza Maryori Calderón lo condenó a treinta años de prisión.

Luego, en 2014 ,se le concedió el arresto domiciliario para que pudiera recibir atención médica para 19 enfermedades crónicas, algunas agravadas por permanecer en una cárcel en la que solo se le permitían 10 minutos diarios al aire libre.

El indulto otorgado por parte de Guaidó fue similar al del opositor Leopoldo López, liberado de su prisión domiciliaria por el grupo de militares que el pasado 30 de abril abandonaron a Maduro y pasaron a apoyar al presidente encargado.

“La fuga de López contó con el apoyo de sus custodios del Sebin, según la oposición, y la salida de Simonovis también habría contado con la complicidad del servicio secreto chavista”, refirió el portal argentino Infobae.

El exjefe de Seguridad Ciudadana de Caracas quiso dejar en claro el apoyo que recibió para escapar:

“Son miembros activos del gobierno de Maduro, pero silenciosamente trabajan para el gobierno de Juan Guaidó”, dijo Simonovis, de acuerdo con AFP.

**************************

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS