Despiden a vicealcalde de Chongqing y es puesto bajo investigación

Por Frank Fang
16 de Junio de 2020
Actualizado: 16 de Junio de 2020

Un funcionario que ocupa una doble posición de teniente de alcalde y jefe de policía de una gran metrópolis en China ha sido puesto bajo investigación.

La Comisión Central de Inspección de Disciplina de China, un órgano anticorrupción del Partido Comunista, emitió una breve declaración el 14 de junio, anunciando que Deng Huilin, vicealcalde de la megaciudad china de Chongqing y jefe del Buró de Seguridad Pública de la ciudad (similar a la policía), es sospechoso de “violaciones graves de la ley y de la disciplina del Partido”.

El cargo ambiguo es un eufemismo de corrupción que se usa con frecuencia.

El nombre y la foto de Deng se han eliminado de la página del personal directivo en el sitio web del gobierno de la ciudad de Chongqing.

El despido de Deng lo convertiría en el cuarto jefe de policía de Chongqing en ser castigado desde que el líder del partido Xi Jinping asumió el poder en 2012, luego de Wang Lijun, He Ting y Zhu Minggu.

En 2012, Xi lanzó una campaña anticorrupción dirigida a sus rivales políticos, es decir, aquellos con vínculos o conexiones con una facción leal al exlíder del Partido Jiang Zemin.

Carrera

Deng, de 55 años, comenzó su carrera política en la provincia de Hubei, al centro de China, donde se convirtió en vicealcalde de la ciudad de Yichang en 2009. En el año siguiente, asumió puestos adicionales como secretario de la Comisión de Asuntos Políticos y Legales del Partido (PLAC) de la ciudad, así como jefe de la oficina de seguridad de la ciudad.

En octubre de 2014, se convirtió en subdirector del departamento de seguridad pública de Hubei. Luego, de junio de 2015 a julio de 2017, trabajó en la oficina de orientación y coordinación antisecesión de la PLAC nacional.

La PLAC, una vez un poderoso órgano del Partido que controlaba todo el aparato de seguridad de China que estaba dominado por la facción Jiang, ha visto debilitado su poder bajo Xi, aunque la comisión aún controla el sistema legal de China.

Deng fue un colaborador cercano de Meng Jianzhu, exsecretario del Partido de la PLAC nacional. Meng es parte de la “pandilla de Shanghai”, un grupo de funcionarios que deben sus carreras al patrocinio político de Jiang.

Deng se mudó a Chongqing en julio de 2017, convirtiéndose en secretario del Partido de la policía de la ciudad y subsecretario del partido de la PLAC municipal.

Un mes después, asumió el cargo adicional de jefe de la policía de la ciudad. En enero de 2018, fue nombrado vicealcalde de Chongqing.

Delitos de derechos humanos

Muchos funcionarios chinos en Chongqing han sido declarados culpables de corrupción.

El antecesor de Deng, He Ting, fue removido de sus cargos y despojado de su membresía en el Partido luego de que una investigación lo encontró culpable de crímenes que incluyen malgastar fondos públicos y abusar de su poder.

Sun Zhengcai, exsecretario del partido de Chongqing, fue sentenciado a cadena perpetua por corrupción en mayo de 2018.

En 2012, Wang Lijun, el exjefe de policía de Chongqing que una vez intentó desertar al consulado estadounidense de la ciudad en Chengdu, fue sentenciado a 15 años de prisión por corrupción.

Bo Xilai, secretario del partido de Chongqing de 2007 a 2012, recibió una cadena perpetua en 2013 por corrupción.

Al igual que Wang y Bo, Deng ha sido nombrado por la Organización Mundial para Investigar la Persecución de Falun Gong (WOIPFG), una organización sin fines de lucro con sede en EE.UU., por su participación en crímenes de derechos humanos.

El exlíder del Partido, Jiang, inició una campaña nacional para perseguir la disciplina espiritual Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) en julio de 1999, arrojando a los practicantes a las cárceles, centros de lavado de cerebro y campos de trabajo. Muchos funcionarios obtuvieron méritos políticos al alinearse con la facción Jiang y participar en la campaña de persecución.

Según el Centro de Información de Falun Dafa, al menos 4,000 adherentes han sido asesinados desde entonces, y al menos 27 murieron entre enero y mayo de este año. Es probable que la cifra real sea mucho más alta.

De acuerdo a la WOIPFG, Deng estuvo relacionado con los arrestos de cinco adherentes de Falun Dafa en Yichang a fines de 2013 por parte de la policía local. Entre los cinco estaba Hu Zongzhi, profesor asistente de ingeniería mecánica de la Universidad de las Tres Gargantas de China de la ciudad.

Luego de su arresto, Hu fue retenido en una prisión local, donde fue sometido a trabajos forzados durante más de 12 horas por día y obligado a tomar medicamentos desconocidos, según Minghui.org, un sitio web dedicado a la persecución a Falun Dafa en China. En abril de 2014, fue sentenciado a tres años de prisión por su fe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Documentos filtrados: China continúa ocultando nuevos casos en Wuhan

TE RECOMENDAMOS