Después de 6 niños, una familia que educa en casa se emociona al saber el sexo del séptimo bebé

Por Louise Chambers
18 de Noviembre de 2022 2:26 PM Actualizado: 18 de Noviembre de 2022 2:26 PM

Esperando su séptimo bebé, los emocionados padres de seis niños menores de diez años se quedaron boquiabiertos cuando los cañones manuales de su fiesta de revelación del sexo lanzaron confeti rosa al aire.

Sarah Molitor, del centro de Washington, dijo a The Epoch Times: “¡Habrá un 5 por ciento de mí que no se lo crea hasta que la tenga en mis brazos!”.

Sarah y su marido desde hace 13 años, Tim, tienen seis hijos juntos: Jude, de 10 años, Hudson, de 8, Chase, de 6, Crew, de 5, Beck, de 3, y Griffy, de 1. En el momento de escribir este artículo, Sarah estaba en la semana 22 de embarazo de su séptimo bebé, y su familia fue casi unánime en sus predicciones de que el esperado bebé sería un niño.

Sarah y Tim Molitor. (Cortesía de Sarah Molitor)

En sus seis embarazos anteriores, Sarah conoció el sexo del bebé en las exploraciones anatómicas de las 20 semanas. Sin embargo, como la pareja sabía que éste sería probablemente su último hijo, pensaron en hacerlo de forma diferente y por eso celebraron la revelación del sexo con la familia.

Sarah le dio a su ecografista dos bolsas de cañones de confeti, una azul y otra rosa. El técnico puso los cañones correctos en una tercera bolsa secreta y se la devolvió a Sarah. La mañana del 11 de noviembre, la hermana de Sarah preparó el desayuno para toda la familia y se reunieron en el salón para la gran revelación.

Sarah colocó cinco cámaras, “solo para asegurarse”. A la cuenta de tres, ella y Tim soltaron sus cañones y recibieron una lluvia de confeti rosa. En el video compartido en Instagram, Sarah se derrumba en el suelo en estado de shock, Tim y la familia gritan de alegría, y los seis niños gritan y chillan de emoción.

Sarah y Tim Molitor con sus hijos en la celebración de la revelación del sexo del séptimo bebé. (Cortesía de Sarah Molitor)
(Cortesía de Sarah Molitor)

“Estaba totalmente preparada para un niño. Me decía: ‘¡Sería genial ser madre de siete niños!”. dijo Sarah a The Epoch Times. “Así que cuando salió rosa… fue un gran shock”.

Dado que su embarazo con el bebé número siete había sido similar a sus seis embarazos anteriores, el resultado la tomó completamente por sorpresa.

“Creo que me sentí un poco desconcertada en ese sentido… realmente convencida de que era un niño”, dijo.

Pero la futura mamá dijo que la pareja siempre ha amado a los niños y siempre ha dejado en manos del Señor quiénes son y qué tienen, y solo están agradecidos.

La celebración de la revelación del sexo fue “épica” porque había familia alrededor. “Fue muy emotivo y especial para nosotros”, dijo.

“Lo primero que hizo una de mis hermanas fue muy divertido”, dijo. “Justo después de que todo el mundo lo celebrara, dijo: ‘¿Dónde está el sobre? Vamos a comprobarlo”. Así que fuimos al sobre, lo abrimos, sacamos la foto y el técnico de la ecografía había puesto la prueba que decía: ‘Soy una niña’. Y nos dijimos: ‘¡Bien!'”.

(Cortesía de Sarah Molitor)
(Cortesía de Sarah Molitor)

Antigua enfermera titulada, Sarah dejó de trabajar en 2016, tras el nacimiento de su segundo hijo, para ser madre a tiempo completo. Tim, gerente de un hotel para el negocio de su familia, trabaja mientras Sarah educa en casa a sus tres hijos mayores.

Explicando su deseo de educar a sus hijos en casa Sarah dijo: “En el horario de 8:00 a 15:00, no quiero que se vayan, vuelvan a casa y solo estén dos horas al día con ellos… Como estoy en casa y puedo, realmente quería intentarlo”.

“Ellos se ayudan entre sí, yo les ayudo, los pequeños juegan y se sientan en mi regazo … realmente trabajamos nuestra familia como un equipo; no a la fuerza, sino por elección y por el ambiente de nuestro hogar”.

Después de cinco años de educación en casa, Sarah, que ha escrito dos libros infantiles, dice que este estilo de vida es “realmente, realmente maravilloso … podemos decir un viernes: ‘Nos saltamos el colegio y nos vamos a casa de Nana y Papá’, o nos vamos de pequeñas vacaciones y no tenemos que responder ante nadie”, dijo. “Podemos ponernos al día más tarde en nuestro propio tiempo. Esa flexibilidad ha sido un gran regalo para nuestra familia”.

(Cortesía de Sarah Molitor)

A los chicos de Sarah y Tim les encantan los bebés y se alegraron mucho cuando supieron que seis se convertirían pronto en siete. Incluso rezan juntos por la hermanita que aún no conocen.

“La fe impacta en todo”, dijo Sarah. “Puede ser algo tan simple como leer una historia de la Biblia. Puede ser tan simple como decir: ‘He tenido un día difícil, vamos a rezar juntos sobre eso’. Puede ser tan simple como que mis hijos estén discutiendo sobre algo y yo les diga: ‘Oigan, muchachos, esto es lo que dice el Señor sobre esto. Intentemos hacerlo mejor'”.

Tanto Sarah como Tim comparten sus luchas y éxitos con sus hijos, con la esperanza de mostrarles una “visión completa de cómo es nuestra fe, a través de toda la vida”.

La pareja comparte su vida en Instagram. Aunque reacciones como “¡son muchos niños!” o “tu casa debe ser una locura” no son infrecuentes, un enorme 99.9 por ciento de los comentarios son positivos, dijo Sarah. Las mujeres y las madres que les envían mensajes de amor y felicitación ocupan un lugar especial en su corazón.

Sarah también da crédito a sus hijos por ser “los chicos más dulces y respetuosos”, pero insiste en que no tiene que gestionar el hogar familiar sola. Aboga por “delegar”, ya sea contratando a una persona de la limpieza mensual, recurriendo a un miembro de la familia o incluso comiendo en platos de papel para ahorrar en el lavado; el trabajo en equipo hace que el sueño funcione.

(Cortesía de Sarah Molitor)

“No es perfecto todo el tiempo, y se nos caen algunas bolas mientras hacemos malabares con otras, pero todo se equilibra”, dice.

Vea el video:


(Cortesía de Sarah Molitor)


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.