Detienen en Bahamas al fundador de la firma de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried

Por Caden Pearson
13 de Diciembre de 2022 7:21 AM Actualizado: 13 de Diciembre de 2022 7:23 AM

La oficina del fiscal general de Bahamas anunció el lunes el arresto del exCEO de FTX, Sam Bankman-Fried, a la espera de su extradición a Estados Unidos, semanas después de que el intercambio de criptodivisas colapsara.

El fiscal, Damian Williams, confirmó la detención a petición del gobierno estadounidense en una declaración en Twitter.

“A primera hora de esta tarde, las autoridades de Bahamas arrestaron a Samuel Bankman-Fried a petición del Gobierno de Estados Unidos, basándose en una acusación clasificada presentada por el SDNY”, dijo Williams, en referencia al Distrito Sur de Nueva York. “Esperamos proceder a desclasificar la acusación por la mañana y tendremos más que decir en ese momento”.

Bankman-Fried, de 30 años, fue detenido después de que Estados Unidos notificara a la fiscalía general de Bahamas que había presentado cargos penales contra el joven excriptomillonario y que probablemente solicitaría su extradición. No está claro a qué cargos se enfrenta.

El fiscal general de Bahamas, el senador Ryan Pinder, declaró que Bankman-Fried había sido detenido y encarcelado en virtud de la Ley de Extradición de Bahamas.

“En el momento en que se presente una solicitud formal de extradición, Bahamas tiene la intención de tramitarla con prontitud, de conformidad con la legislación bahameña y sus obligaciones derivadas del tratado con Estados Unidos”, señaló Pinder en una declaración.

El primer ministro de Bahamas, Philip Davis, afirmó que Bahamas y Estados Unidos comparten un interés común en responsabilizar a las personas afiliadas a FTX que puedan haber traicionado la confianza pública e infringido la ley.

“Mientras que Estados Unidos persigue cargos penales contra SBF individualmente, Bahamas continuará sus propias investigaciones reguladoras y penales sobre el colapso de TX, con la cooperación continua de sus socios policiales y reguladores en Estados Unidos y en otros lugares”, dijo Davis, refiriéndose a Bankman-Fried como “SBF”.

Pinder declaró que Bahamas extraditaría “sin demora” a Bankman-Fried a Estados Unidos una vez que se desclasifique la acusación y las autoridades estadounidenses presenten una solicitud formal.

El resort Albany, residencia de Sam Bankman-Fried y otros ejecutivos de FTX y Alameda en Nassau, Bahamas, el 3 de diciembre de 2022. (Nicholas Ewing/ The Epoch Times)

FTX

Fundada en 2019, FTX era una de las mayores casas de cambio de criptodivisas del mundo. La firma fue valorada en USD 32,000 millones en su apogeo, mientras que el patrimonio neto de Bankman-Fried se estimó en USD 26,000 millones.

En la cima de su éxito, Bankman-Fried fue aclamado como filántropo y el segundo mayor donante individual del Partido Demócrata, aportando unos USD 40 millones en las elecciones de 2022. Él afirma haber aportado “más o menos la misma cantidad” a los republicanos de forma confidencial para evitar el escrutinio de la prensa.

FTX se hundió en noviembre en medio de una crisis de liquidez exacerbada por la decisión de su mayor rival, Binance, de retirarse de un posible acuerdo de rescate.

Los operadores retiraron rápidamente miles de millones de la plataforma y la empresa acabó declarándose en quiebra el 11 de noviembre. Millones de usuarios de FTX perdieron el acceso a sus criptocarteras.

Han surgido preocupaciones sobre USD 1000 millones en efectivo de clientes que parecen haber desaparecido de la bolsa de criptodivisas en quiebra. Por su parte, Bankman-Fried afirma que solo tiene USD 100,000 en su cuenta bancaria y niega tener “fondos ocultos”.

Bankman-Fried declaró al Wall Street Journal el 8 de diciembre que los clientes de FTX depositaron más de USD 5000 millones en cuentas de su empresa de intercambio Alameda Research; sin embargo, dijo luego que esos fondos desaparecieron.

Esos fondos “se transfirieron a Alameda, y (…) solo puedo especular sobre lo que ocurrió después”, añadió.

En esta ilustración fotográfica, el logotipo de FTX se ve en un ordenador el 10 de noviembre de 2022 en Atlanta, Georgia. (Ilustración fotográfica de Michael M. Santiago/Getty Images)

Bankman-Fried declaró que no tuvo ningún comportamiento fraudulento y que no hizo mal uso de los fondos a sabiendas.

Se alega que miles de millones en fondos de clientes de FTX fluyeron a Alameda Research, un fondo de cobertura ahora en quiebra que era una empresa hermana de FTX, ambas propiedad de Bankman-Fried. Caroline Ellison, de 28 años, era la CEO de Alameda Research.

Bankman-Fried reveló en una cumbre DealBook del New York Times a principios de este mes que Alameda recibió pagos de clientes de la bolsa FTX porque la bolsa no tenía cuentas bancarias propias cuando se constituyó.

Entre las acusaciones formuladas contra Bankman-Fried estaba que el dinero que los clientes de FTX pensaban que estaban invirtiendo en criptodivisas para sus cuentas personales se utilizaba para financiar préstamos y cubrir pérdidas especulativas en Alameda Research.

Él afirmó que los clientes que querían operar con criptomonedas en la bolsa FTX, mientras tanto “transferían dinero a Alameda Research para que se lo abonaran”.

La compra de propiedades inmobiliarias figura entre las preocupaciones suscitadas por el posible uso indebido de fondos de FTX, incluida la compra de una casa con fondos de FTX a nombre de los padres de Bankman-Fried, Barbara Fried y Joseph Bankman.

Los reguladores financieros y las autoridades tanto de Estados Unidos como de Bahamas están investigando actualmente la quiebra de la empresa.

Testimonio

Se esperaba que Bankman-Fried testificara sobre el colapso de FTX a través de un zoom ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el martes. FTX donó más de 300,000 dólares a nueve miembros del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

La semana pasada, la presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara, Maxine Waters (D-Calif.), escribió que a Bankman-Fried le fue “solicitado testificar” voluntariamente, pero que una citación estaba “definitivamente sobre la mesa”.

Los senadores Sherrod Brown de (D-Ohio) y Pat Toomey (R-Pa.) también le pidieron que compareciera debido a las “importantes preguntas sin respuesta” sobre el colapso de la firma.

“Yo todavía no tengo acceso a muchos de mis datos —profesionales o personales. Así que hay un límite a lo que podré decir, y no seré tan útil como me gustaría. Pero como el comité sigue pensando que sería útil, estoy dispuesto a testificar el día 13”, escribió en respuesta al posteo de Waters en Twitter.

Antes de su detención el lunes, miembros demócratas y republicanos de la Comisión de Banca del Senado criticaron a Bankman-Fried después de que se negara a testificar ante su panel.

En una declaración conjunta, el senador Sherrod Brown (D-Ohio), presidente del panel, y el senador Pat Toomey (R-Pa.), miembro de mayor rango del panel, dijeron que “prácticamente todos los directores ejecutivos, reguladores financieros y funcionarios de la administración republicanos y demócratas” habían aceptado testificar ante el Senado y la Cámara de Representantes cuando se les llamara.

“Hemos ofrecido a Sam Bankman-Fried dos fechas diferentes para prestar testimonio ante la Comisión de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos del Senado, y estamos dispuestos a acomodar el testimonio virtual”, dijeron los senadores en su declaración.

“Él se ha negado en una abdicación de responsabilidad sin precedentes. Dado que el abogado de Bankman-Fried ha declarado que no está dispuesto a aceptar una citación, seguiremos trabajando para que comparezca ante la Comisión. Le debe una explicación al pueblo estadounidense”.

Katabella Roberts ha contribuido a este reportaje.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.