Difunden datos personales de 38 oficiales que respondieron a los disturbios en Portland, dice DHS

Por Ivan Pentchoukov
22 de Julio de 2020
Actualizado: 23 de Julio de 2020

Datos personales de al menos 38 agentes de la ley que respondieron a los disturbios que duraron semanas en Portland, fueron publicados en Internet, según el subdirector del Servicio Federal de Protección (FPS), Richard Cline.

El 21 de julio, Cline le dijo a los reporteros que a los oficiales federales se les pidió que cubran los nombres en sus uniformes debido a que los detalles personales de más de tres docenas de oficiales fueron expuestos online, una táctica llamada doxxing.

El subdirector de Operaciones del Servicio Federal de Protección, Richard Cline, señala las marcas que llevan los agentes de Aduanas y Protección de Fronteras y Seguridad Nacional en Portland durante las continuas protestas en el cuartel general de Aduanas y Protección Fronterizas de EE. UU. en Washington, el 21 de julio de 2020. (Samuel Corum/Getty Images)

Miembros del grupo extremista Antifa, anarquistas y otros radicales, llevaron a cabo actos de violencia en Portland durante 52 noches consecutivas, dijo Cline. Los alborotadores cambiaron recientemente su enfoque para atacar las instalaciones federales, principalmente el Tribunal Mark O. Hatfield.

Los ataques iniciales contra el tribunal rápidamente abrumaron al personal encargado de proteger el edificio, de modo que el Departamento de Seguridad Nacional tuvo que reasignar algunos oficiales de la Patrulla Fronteriza y del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) al juzgado para reforzar la seguridad allí.

Los oficiales de la Patrulla Fronteriza y del ICE desplegados en Portland llevan uniformes de camuflaje porque fueron llamados de sus tareas regulares en la frontera suroeste, donde los uniformes son su vestimenta diaria, según Chad Wolf, el jefe en funciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Los uniformes llevaron a algunos comentaristas de izquierda a referirse a los oficiales como “tropas de asalto” y “gestapo”. Wolf descartó las acusaciones como “ataques de desprestigio” y “aversivos”.

“Estos oficiales no son militares”, dijo Wolf. “Son oficiales de policía civil”.

El DHS comenzó a responder a los ataques dirigidos a la propiedad federal a finales de mayo tras la muerte de George Floyd.

En Portland, las autoridades federales recientemente levantaron barreras y protegieron el juzgado con madera contrachapada. Los alborotadores destruyeron las barreras y derribaron el contrachapado. Los atacantes intentaron repetidamente traspasar el juzgado y  lanzaron fuegos artificiales explosivos en su interior.

La violencia cerca del juzgado se intensificó después de la medianoche del 20 de julio con los manifestantes que lanzaron botellas de vidrio y dispararon fuegos artificiales contra los agentes federales. Los alborotadores que aparecen cada noche llevan láseres, bates de béisbol, fuegos artificiales explosivos, tubos de metal, botellas de vidrio, productos inflamables y otras armas, según Wolf.

Tres oficiales federales recibieron heridas en los ojos por los láseres y es posible que no recuperen la vista, dijo Cline. Los oficiales federales ahora usan gafas protectoras para evitar las lesiones causadas por los láseres.

Los disturbios en Portland siguen un ciclo diario, según Cline. Desde aproximadamente las 6 p.m. hasta las 11 p.m., los manifestantes pacíficos se reúnen y se manifiestan. Después de la medianoche, estalla la violencia organizada por los agitadores. La respuesta federal a la violencia fue erróneamente descrita como dirigida a las protestas pacíficas.

“Apoyamos y protegeremos a aquellos que quieran protestar pacíficamente. Desafortunadamente lo que estamos viendo en Portland cada noche, más o menos desde la medianoche hasta las 4:30 a.m. o 5 a.m., es todo lo contrario”, dijo Wolf.

El secretario de Seguridad Nacional Chad Wolf habla durante una conferencia de prensa sobre las medidas adoptadas por los agentes de la Patrulla Fronteriza y la Seguridad Nacional en Portland durante las continuas protestas en el cuartel general de la Aduanas y Protección Fronterizas EE. UU. en Washington, el 21 de julio de 2020. (Samuel Corum/Getty Images)

“Estos individuos están organizados y tienen una misión en mente, quemar o causar un daño extremo a la corte federal y a los oficiales de la ley”.

Wolf criticó a las autoridades locales de Portland por tomar poca o ninguna acción para dispersar a los alborotadores.

El alcalde de Portland culpó de la violencia a las autoridades federales, dijo Wolf, añadiendo que “la gente racional sabe que eso no es cierto”.

Según Wolf, los oficiales del DHS en Portland adoptaron en gran medida tácticas defensivas, pero también se han visto obligados a hacer arrestos. Respondiendo a las críticas sobre los arrestos que han tenido lugar fuera de las propiedades federales, Wolf citó un estatuto del Congreso que autoriza al DHS a realizar investigaciones y hacer arrestos dentro o fuera de la propiedad donde el crimen en cuestión tuvo lugar.

“Se nos permite expresamente dejar la propiedad federal para realizar investigaciones y arrestar a los individuos que dañan la propiedad federal”, dijo Wolf.

El FPS hizo siete arrestos el 20 de julio. El servicio registró 260 ataques a instalaciones federales de todo el país, incluyendo disparos e incendios provocados. Dos oficiales recibieron disparos y uno murió en los ataques, dijo Cline.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Pedido para desfinanciar a la policía luego de las protestas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS