Diga adiós a las noches en vela con estos remedios naturales para la disautonomía

Por Dr. Wu Kuo-Pin
13 de Abril de 2023 3:05 PM Actualizado: 13 de Abril de 2023 3:05 PM

La causa de diversos síntomas de malestar físico y mental, como el insomnio, el dolor de cabeza, el dolor de hombros y el nerviosismo, puede ser difícil de precisar durante las revisiones físicas rutinarias. En algunos casos, estos síntomas “misteriosos” pueden estar causados por un trastorno del sistema nervioso autónomo conocido como disautonomía.

¿Cómo se puede prevenir y/o tratar eficazmente este trastorno? Los siguientes remedios naturales pueden ayudar a regular el organismo mejorando los hábitos alimentarios y realizando ejercicios sencillos.

Hábitos de vida diaria correctos

Mantener una rutina de vida diaria regular junto con una dieta equilibrada puede restaurar lentamente la coordinación de los nervios autónomos.

1. Levantarse temprano y tomar el sol por la mañana

El síntoma más destacado del trastorno nervioso autónomo es la alteración del sueño. Si se resuelve, el cuerpo se relajará y el nervio autónomo volverá a la normalidad.

Los pacientes con trastornos nerviosos autónomos, incluso si no pueden conciliar el sueño por la noche, deben levantarse temprano por la mañana para poder sentir sueño por la noche. Se recomienda levantarse sobre las 6 de la mañana y, una vez haya salido el sol, tomar el sol durante 30 minutos. Algunos ejercicios sencillos a la misma hora pueden ayudar a ajustar el reloj biológico y a que el nervio autónomo vuelva a la normalidad.

La medicina moderna reconoce que tomar el sol puede ayudar a regular la melatonina segregada por la glándula pineal. Las personas que toman el sol por la mañana segregan melatonina más rápidamente por la noche. Esta hormona puede ayudar a conciliar el sueño y desempeña un papel en la regulación antiinflamatoria, anticancerígena e inmunitaria. Un estudio publicado en el Journal of Occupational Health descubrió que, en el caso de las enfermeras que trabajaban en turnos rotativos, la exposición a la luz brillante por la mañana les ayudaba a despertarse más en el trabajo y a experimentar menos insomnio.

2. Desayune a una hora regular

Desayune poco después de despertarse. Saltarse o esperar demasiado para desayunar puede alterar la función digestiva y provocar cálculos biliares.

3. Dejar pasar 5 horas entre comidas

Deje pasar unas cinco horas entre comidas para que el cuerpo pueda digerir, metabolizar y absorber completamente todos los nutrientes. Hacer comidas demasiado frecuentes o tomar tentempiés entre ellas podría provocar que los niveles de azúcar en sangre se mantuvieran altos durante largos periodos, lo que no es saludable para el organismo.

4. Cenar al menos 3 horas antes de acostarse

Irse a la cama tres horas después de cenar puede instigar un círculo vicioso de disfunción autonómica. Por ejemplo, terminar de cenar antes de las 20.00 como muy tarde e irse a la cama a las 23.00 se considera una buena práctica. Cenar o merendar tarde por la noche también puede provocar aumento de peso, metabolismo deficiente y reflujo gastroesofágico.

Los estudios descubrieron que la capacidad del organismo para regular el azúcar en sangre es mejor por la mañana que por la noche, y los trastornos del ritmo circadiano (ciclo del sueño) pueden provocar una disminución de la sensibilidad a la insulina. Se descubrió que trabajar en turnos de noche es un factor de riesgo para la diabetes.

5. Tamaño de ración recomendado para las 3 comidas: desayuno, comida, cena = 3:2:1

Tome un desayuno rico y nutritivo, reduzca ligeramente la cantidad ingerida en el almuerzo y coma menos cantidad y alimentos fáciles de digerir en la cena.

Además, evite trasnochar, fumar y beber.

(The Epoch Times)
(The Epoch Times)

Impacto en la salud mental

Los nervios simpáticos pueden volverse hiperactivos en situaciones de estrés, provocando la desregulación del sistema nervioso autónomo. Dado que la vida está llena de presiones y estrés inevitables, mantener una actitud optimista puede ser útil.

6. Sonría más (¡las sonrisas falsas también valen!)

El simple hecho de levantar las comisuras de los labios puede ayudar a relajar los nervios y aliviar el estrés. Incluso cuando no le apetezca sonreír, pruebe con una sonrisa falsa. Cuando ayudaba a un paciente con la acupuntura, le pedí que levantara la comisura de los labios cuando le introdujeran la aguja, y el paciente sintió menos dolor.

7. Cante 10 minutos al día y escuche música

Cantar puede aportar relajación física y mental. ¿Por qué no cantar 10 minutos al día, por ejemplo, mientras se toma un baño?

Los estudios descubrieron que después de los ensayos, los miembros de coros de aficionados experimentaban una disminución de la “hormona del estrés” cortisol, un aumento de las emociones positivas y una disminución de las emociones negativas. Además de la mejora de su estado de ánimo, también experimentaron un aumento de la secreción de inmunoglobulina A en la saliva después de cantar, lo que indica un aumento de su inmunidad.

8. Bañarse

Tomar un baño es la forma más fácil de relajar el cuerpo. La duración ideal del baño es de 15 minutos, y la temperatura ideal del agua es de 39 a 40 grados centígrados (102 a 104 grados Fahrenheit). Sumergirse hasta el cuello durante los primeros 5 minutos, y luego hasta la altura del ombligo durante los 10 siguientes, ofrece los mejores resultados en el ajuste de los nervios autónomos.

Se recomienda empezar a bañarse una hora antes de acostarse. Después del baño, no olvide beber un vaso de agua para reponer el agua perdida por la sudoración y expulsar las toxinas del cuerpo.

Hay que tener en cuenta que si la temperatura del agua del baño es superior a los 108 grados Fahrenheit (42 grados Celsius), los nervios simpáticos se activarán instantáneamente, provocando la constricción de los vasos sanguíneos, con los consiguientes efectos adversos para el organismo.

Ejercicio moderado

La respiración profunda mientras se camina y los estiramientos también pueden ajustar eficazmente los nervios autónomos. Debe tenerse en cuenta que actividades como trotar y correr activarán los nervios simpáticos y deben realizarse durante el día.

(The Epoch Times)
(The Epoch Times)

9. Ejercicios para la columna cervical

Las personas con trastornos nerviosos autónomos suelen sentir especial tensión en los músculos de la cabeza, el cuello, los hombros y la espalda. Los ejercicios para la columna cervical pueden ayudar a relajar el cuerpo y la mente, mejorar la rigidez del cuello y los hombros y ajustar los nervios simpáticos y parasimpáticos.

10. Practicar la rutina de respiración “Inhalar 1 vez y exhalar 2 veces”.

Restablecer la coordinación de los nervios autónomos a través de la respiración profunda puede activar los nervios parasimpáticos al mismo tiempo, lo que puede mejorar tanto el asa intestinal como la circulación sanguínea.

Secuencia de práctica:

-Inhale por la nariz durante 3 o 4 segundos.

-Deje que los labios se separen y exhale lentamente por la boca durante 6 u 8 segundos o más.

11. Ejercicio de estiramiento de un minuto

-Cruce las manos por encima de la cabeza mientras inhala y estire lentamente todo el cuerpo: imagínese convertido en un palo. Punto clave: al hacer ejercicio, no retenga la respiración; respire lenta y profundamente.

-Mientras exhala, tómese 4 segundos para dejar que el cuerpo se balancee lentamente hacia la derecha, estirando completamente la cintura del lado izquierdo.

-Vuelva al paso 1, inhale y, durante los 4 segundos de exhalación, deje que el cuerpo se balancee lentamente hacia la izquierda.

-Repita los pasos 1 a 3 durante varios ciclos más en un minuto.

12. En cuclillas

Las personas con disautonomía suelen tener el cuerpo rígido, poca energía y mala circulación sanguínea en el cuerpo. Las sentadillas ejercitan los músculos de los pies y la cintura para que la parte inferior del cuerpo esté más firme, y al mismo tiempo pueden promover instantáneamente la circulación sanguínea y activar los nervios parasimpáticos.

Secuencia de práctica:

-Endereza el cuerpo y luego póngase en cuclillas. Mientras está en cuclillas, tire de las caderas y las nalgas hacia atrás. Coloque las manos delante de las rodillas como si estuviera sentado en una silla.

-Para mayor facilidad en la posición en cuclillas, ponga las rodillas un poco por delante de los dedos de los pies.

-Al levantarse, la espalda debe estar recta y las manos levantadas para evitar una presión excesiva sobre las rodillas.

Se recomienda ponerse en cuclillas de 10 a 20 veces cada vez y un total de 100 veces al día. No se recomienda hacer sentadillas por la noche.

Palabras para recordar

El tratamiento natural de los trastornos nerviosos autónomos puede resumirse así: “Todos los deseos se hacen realidad, relájese, suavícese”.

“Todos los deseos se hacen realidad” nos permite fijarnos un objetivo y/o una buena intención que nuestro cuerpo puede seguir y ejecutar bien.

” Relájese, suavícese” permite que nuestro cuerpo y nuestra mente mantengan un equilibrio natural y se ajusten cuando sea necesario.

Artículos de referencia anteriores

¿Sufre disautonomía? Una autoevaluación de 13 síntomas le ayudará a averiguarlo

Desvelar los secretos de la disautonomía: Comprender las causas y los tratamientos


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.