Dio a luz pero la bebé cayó al inodoro y su abuela la salvó de milagro

Por Jesús de León
01 de Agosto de 2019 Actualizado: 01 de Agosto de 2019

Una joven madre argentina dio a luz de imprevisto en el baño de su casa y la recién nacida cayó en el inodoro pero gracias a la intervención de la abuela la niña se salvó.

El hecho ocurrió en Concordia, provincia de Entre Ríos, cuando la joven llegó a su casa con dolores de parto, y le pidió ayuda a su abuela.

“Mi nieta llegó a mi casa de calle Vélez Sarsfield y Nogoyá diciendo que le dolía la panza, como yo estaba cocinando seguí haciendo las cosas y en eso sentimos que ella nos llama desde el baño, cuando vamos la encontramos parada y bañada en sangre”, contó la abuela de la joven, Belinda Rivero, según el medio de Concordia, Diario el Sol.

De acuerdo con lo narrado por la abuela, la joven madre le pidió ayuda porque ya había dado a luz a una niña pero estaba en peligro.

“Me dice abuela ayúdame, miro al inodoro y veo la cabecita de un bebé, ella cayó y por gracia de Dios lo hizo de colita, porque si cae de otra forma se ahoga”, contó.

De inmediato Belinda la sacó del agua.

“La miro y veo que no lloraba, entonces le pegué por la espalda hasta que largó el llanto, una vez que lloró celebré la vida”, refirió emocionada.

Mientras se desarrollaba el incidente, dos suboficiales Silvia Bordón y Gabriela Juárez, ingresaron por los gritos de auxilios de un hombre, dijo en Facebook la Ministra de Gobierno de la Provincia, Rosario Romero.

El hombre que pedía ayuda era Ricardo, el esposo de Belinda, que al ver dos mujeres policías de la Comisaría del Menor les indicó que su nieta estaba descompuesta.

Las dos suboficiales también fueron partícipes de salvar a la recién nacida.

“Ingresaron a la vivienda para interiorizarse y resulta que una joven, de 20 años, se encontraba en trabajo de parto, a punto de dar a luz y gracias a la rápida intervención y profesionalismo de ambas funcionarias, la beba nació sin problemas”, escribió la ministra.

En el momento que ellas entraron a la casa la abuela tenía a la bebé, y la mamá estaba expulsando la placeta. Belinda también se refirió al apoyo de las suboficiales:

“Las mujeres policías me ayudaron un montón, estoy muy agradecida, porque sin ellas no hubiésemos podido. Después la acompañaron a mi nieta al hospital y volvieron a comunicarse con nosotros para saber el estado de la bebé y de su mamá”, relató.

La joven madre y recién nacida fueron trasladadas a la sala de maternidad del Hospital Delicia Concepción Masvernat.

La niña nació pesando 2,750 kg, y se encuentra en muy buen estado y la mamá también.

“Estamos felices y doy gracias a Dios, la beba se va a llamar Olivia Milagro, porque fue un milagro que ella esté viva. Entre todos en un segundo la trajimos al mundo y agradezco a las policías que justo en ese momento pasaban por la calle y me ayudaron”, remarcó la abuela, según Diario el Sol.

***

Descubre:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS