“Dios sanó a Roxli”: el tumor cerebral incurable de una niña desaparece milagrosamente

Por La Gran Época
14 de Enero de 2019 Actualizado: 14 de Enero de 2019

Las oraciones de una familia de Texas fueron contestadas cuando el raro e inoperable tumor cerebral de su hija desapareció misteriosamente sin una razón determinada, al punto que el sorprendente giro de los acontecimientos dejó a los médicos desconcertados.

Cuando un reportero de KVUE se reunió recientemente con Roxli Doss, de 11 años, la niña estaba haciendo lo que siempre le gustó hacer: montar a caballo.

Roxli, del condado de Hays, estaba montando tan hábilmente que es imposible pensar que apenas unos meses atrás le diagnosticaron un tumor cerebral, más precisamente un glioma pontina intrínseco difuso (DIPG, por sus siglas en inglés), después que comenzó a tener dolores de cabeza, náuseas y visión doble.

Como se indica en el sitio web del Boston’s Children Hospital, el DIPG es un tumor altamente agresivo y difícil de tratar que se encuentra en la base del cerebro.

“Fue la peor noticia que pudimos haber recibido”, dijo el padre de Roxli, Scott Doss.

“En Dell Children’s, Texas Children’s, Dana-Farber, John Hopkins y el MD Anderson, todos estuvieron de acuerdo en que era un DIPG”.

La enfermedad de Roxli era “muy rara… Es una enfermedad devastadora. Se reduce la capacidad de tragar, a veces hay pérdida de la visión, de la capacidad de hablar y, con el tiempo, la dificultad para respirar”, señaló la Dra. Virginia Harrod, una de las médicas de la niña del Centro Médico Infantil Dell.

Hablando con HuffPost, el Dr. Harrod añadió, “No tenemos una cura. Esto se considera un diagnóstico terminal”.

Aún así, Roxli se sometió a 11 semanas de radiación para tratar su tumor cerebral de alto grado localizado “en la parte posterior de su cerebro y empujando su médula espinal”, según se explica en la página GoFundMe de su familia.

En agosto de 2018, la familia Doss organizó un evento benéfico para Roxli en Buda, y miembros de la comunidad se presentaron y se unieron a ellos.

Al confirmar que podían perder a su hija por el cáncer, todo lo que Scott Doss y su esposa, Gena, podían hacer era orar; pedirle a Dios por un milagro.

“Los doctores nos guían, pero realmente la verdadera guía que estamos buscando es de Dios, porque es de él de quien necesitamos la ayuda en este momento, y en realidad solo estamos orando por un milagro”, aseguró Scott.

Y para su total asombro, y el shock total de los doctores, sus oraciones fueron respondidas.

La niña fue declarada libre de cáncer después que una resonancia magnética revelara que el tumor había desaparecido totalmente el 10 de septiembre de 2018, a solo 3 meses de su diagnóstico.

Los médicos estaban aturdidos por el extraordinario desarrollo y no tenían ninguna explicación de cómo o por qué el tumor de la niña desapareció sin dejar rastro.

“Cuando vi por primera vez la resonancia magnética de Roxli, fue realmente increíble. El tumor es indetectable en la resonancia magnética, lo cual es realmente inusual”, dijo el Dr. Harrod.

“Médicos de Austin, Houston y Boston han discutido durante mucho tiempo la asombrosa resonancia magnética de Roxli…”, compartió Gena Doss en la página de Facebook Roxli’s Rox Star Benefit.

Está de más decir que los padres de Roxli se sintieron aliviados al escuchar las buenas noticias. Ellos creen que “Dios sanó a Roxli” y le están agradeciendo cada día por el milagro que curó el cáncer infantil potencialmente mortal de su hija.

“¡Un milagro!”, escribieron sus padres en CaringBridge.org. “Todos salimos conmocionados a pesar que habíamos estado rogando, orando, pidiendo y creyendo. ‘Decir gracias Jesús’ no fue suficiente”.

“¡Dios está usando a la preciosa Roxli como un recipiente para su grandioso poder!”, escribió Gena Doss.

En cuanto a Roxli, escribió un poema en la escuela agradeciendo a todos los que le ofrecieron su apoyo durante los tiempos difíciles.

Sus palabras dicem, “A todos. Gracias. Fueron amables conmigo, recaudaron dinero para mí, rezaron por mí y me sanaron. Le demostraron al mundo que no todos los héroes usan capas”.

Ahora, Roxli está pasando por tratamientos de precaución como la inmunoterapia, un tratamiento que refuerza el sistema inmunológico para combatir el cáncer, a fin de garantizar que no quede ni una sola célula cancerosa en el cerebro.

El Dr. Harrod dijo en una declaración al Global News: “Somos cautelosamente optimistas y continuaremos monitoreándola regularmente junto con la alegría de celebrar su recuperación”.

Gracias al milagro de Dios, Scott y Gena Doss pudieron pasar una feliz Navidad junto con Roxli. Y con seguridad, sus corazones se llenarán de gratitud al iniciar el Año Nuevo.

Que Roxli continúe experimentando las alegrías de la buena salud durante muchos, muchos años.

Niña supera leucemia y conoce a su donante en un emocionante encuentro

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS