Directora de Huawei queda en libertad después de que tribunal canadiense retirara caso de extradición

Por Omid Ghoreishi
25 de Septiembre de 2021
Actualizado: 25 de Septiembre de 2021

Un tribunal canadiense retiró el proceso de extradición de Estados Unidos contra la directora de finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, y levantó las condiciones de fianza permitiendo su libertad.

La decisión se dio luego de que Meng llegara a un acuerdo de enjuiciamiento diferido con el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un tribunal federal estadounidense de Brooklyn.

Mientras asistía al tribunal estadounidense en modo virtual desde Vancouver, en virtud de un acuerdo con los fiscales estadounidenses Meng se declaró inocente de los cargos relacionados con el fraude bancario y el fraude electrónico, pero reconoció lo esencial de los cargos que se le imputan.

Según el acuerdo, los cargos contra Meng serán desestimados después del 1 de diciembre de 2022.

“Al entrar en el acuerdo de enjuiciamiento diferido, Meng asumió la responsabilidad de su papel principal en la realización de un esquema para defraudar una institución financiera global”, dijo la fiscal federal en funciones, Nicole Boeckmann, en una declaración.

“Sus admisiones en la declaración de hechos confirman que, mientras actuaba como directora de finanzas de Huawei, Meng hizo múltiples declaraciones materiales falsas a un alto ejecutivo de una institución financiera con respecto a las operaciones comerciales de Huawei en Irán en un esfuerzo por preservar la relación de Huawei con la institución financiera”.

Meng fue detenida en Vancouver el 1 de diciembre de 2018 por una solicitud de extradición de funcionarios estadounidenses, que luego la acusaron de fraude bancario por supuestamente mentir a otra organización sobre las operaciones comerciales de Huawei con Irán, lo que llevó a la organización a violar las sanciones de Estados Unidos.

Manifestantes sostienen fotos de los canadienses Michael Spavor y Michael Kovrig, que fueron detenidos por el régimen chino, fuera de la Corte Suprema de la Columbia Británica en Vancouver, mientras la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, comparece ante la corte el 6 de marzo de 2019. (JASON REDMOND/AFP vía Getty Images)

Tras la detención de Meng, Beijing amenazó a Canadá con graves consecuencias si no era liberada. Unos días después, el 10 de diciembre de 2018, los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor fueron detenidos. Además a comienzos de 2019, un tribunal chino cambió la condena de 15 años de cárcel impuesta al canadienne Robert Schellenberg por cargo de drogas por una sentencia de muerte.

El régimen también bloqueó las importaciones agrícolas canadienses a China, causando miles de millones de dólares en ingresos perdidos para los productores canadienses.

El 10 de agosto, mientras el caso de extradición de Meng se cerraba en Canadá, un tribunal chino rechazó la apelación de Schellenberg a su sentencia de muerte y al día siguiente, otro tribunal chino condenó a Spavor a 11 años de prisión por cargos de espionaje.

El juicio de Kovrig, en el que también se le acusó de espionaje, se celebró en marzo, quedando pendiente la condena.

Desde su detención, Meng ha estado en libertad bajo fianza, se le permite vivir en una de sus mansiones en Vancouver y movilizarse por una zona de 62 kilómetros cuadrados de Vancouver. También recibía visitas de su familia de China.

La lucha de Meng contra la extradición llegó a su fase final este año. Un juez del Tribunal Supremo de Columbia Británica que supervisa el caso dijo el 18 de agosto que reservaba su decisión sobre si Meng debía ser extraditada, fijando una fecha para su próxima actualización a finales de octubre.

Las leyes de extradición de Canadá permiten al ministro de Justicia intervenir para bloquear la extradición, algo que hasta ahora el gobierno canadiennese se había negado a hacer.

Con información de Eva Fu


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS