Djokovic abandona Australia tras perder la apelación del visado

Por Nina Nguyen y Melanie Sun
16 de Enero de 2022 8:41 AM Actualizado: 16 de Enero de 2022 11:14 AM

Novak Djokovic abandonó Australia y se enfrenta a una prohibición de entrada al país de tres años después de que el tribunal federal en pleno dictaminara el domingo por la noche que desestimaba su recurso contra una decisión del gobierno que revocaba su visado.

El magistrado presidente James Allsop dijo que la solicitud de Djokovic para anular la cancelación de su visado por parte del Ministerio de Inmigración australiano había sido desestimada por unanimidad por él mismo como integrante de la sala de tres magistrados del tribunal, junto con el magistrado Anthony Besanko y el magistrado David O’Callaghan, tras casi ocho horas de deliberaciones el domingo. Todas las costas deberán ser pagadas por Djokovic.

El jugador serbio se dirigió al aeropuerto de Melbourne horas después. Los agentes federales le escoltaron a él y a su equipo desde la sala de negocios hasta la puerta de embarque, donde embarcó en un vuelo de Emirates con destino a Dubai. El vuelo despegó poco antes de las 11 de la noche.

Allsop se ofreció a escuchar más argumentos de ambas partes sobre la decisión, que se dio lo antes posible dadas las implicaciones más amplias y la atención internacional sobre el caso, así como por el partido de Djokovic en la primera ronda del Abierto de Australia contra su compatriota Miomir Kecmanovic, que estaba previsto para el lunes.

Sin embargo, el equipo legal del tenista número 1 del mundo declinó la invitación, lo que significa que es probable que Djokovic sea llevado de vuelta al Park Hotel de Melbourne antes de su deportación.

Como resultado, perderá su oportunidad de defender su título de Grand Slam en el Abierto de Australia. El sorteo ha decidido que Salvatore Caruso sustituya al cabeza de serie número 1 en la primera ronda del Abierto de Australia.

Allsop dijo que las razones del tribunal para su desestimación se publicarían lo antes posible. Señaló que la decisión del poder judicial de la Commonwealth no se refería a si un ministro del poder ejecutivo había tomado la decisión correcta de denegar la entrada a la estrella del tenis, sino a si la decisión del ministro de Inmigración, Alex Hawke, era lícita o legal en el contexto de los tres motivos expuestos por el recurso de Djokovic.

“Estos motivos se centraban en si la decisión era, por diferentes razones, irracional o legalmente irrazonable”, dijo Allsop. “No forma parte de la función del tribunal decidir sobre el fondo o la sabiduría de la decisión [del gobierno]”.

En una declaración, Djokovic dijo que aunque respetaba la decisión del tribunal, estaba “extremadamente decepcionado con la decisión del tribunal (…) que significa que no puedo permanecer en Australia y participar en el Abierto de Australia”.

“Ahora me tomaré un tiempo para descansar y recuperarme, antes de hacer cualquier otra declaración más allá de esto”, dijo, al tiempo que agradeció a su equipo y a los aficionados su apoyo, y pidió que volvieran a centrarse en apoyar el torneo.

Añadió que cooperará con las autoridades australianas “en relación con mi salida del país”.

Mientras tanto, Hawke elogió la decisión del tribunal de confirmar su decisión de ejercer su poder bajo la Ley de Migración, destacando la importancia de la fuerte protección fronteriza de Australia para “salvaguardar la cohesión social de Australia”.

“Las fuertes políticas de protección fronteriza de Australia nos han mantenido a salvo durante la pandemia, dando como resultado una de las tasas de mortalidad más bajas, una de las recuperaciones económicas más fuertes y una de las tasas de vacunación más altas del mundo”.

“Los australianos han hecho grandes sacrificios para llegar a este punto y el Gobierno de Morrison está firmemente comprometido a proteger esta posición, tal y como espera el pueblo australiano”, dijo en una declaración.

El ministro añadió que, dado que Djokovic es visto como un “icono” para los antivacunas, la presencia del jugador en Australia podría excitar el sentimiento antivacunas, desbaratar los planes de vacunación de Australia y, en última instancia, afectar al sistema sanitario.

Los abogados de Djokovic habían impugnado ante el tribunal que no había “ninguna prueba” de que se produjera esa situación, recalcando que la deportación de Djokovic y la “acción coercitiva” del gobierno también lograrían el mismo efecto.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, se hizo eco de la opinión del ministro de Inmigración y declaró que la cancelación del visado “se hizo por motivos de salud, seguridad y buen orden, sobre la base de que era de interés público hacerlo”.

“Celebro la decisión de mantener nuestras fronteras fuertes y mantener a los australianos a salvo”, dijo Morrison.

El tenista australiano Nick Kyrgios, que ya había criticado la “vergonzosa” gestión de la saga de los visados por parte del gobierno australiano, expresó su decepción por la decisión judicial en las redes sociales.

El visado del número 1 del mundo fue cancelado inicialmente el 6 de enero en el aeropuerto internacional de Melbourne, horas después de que Djokovic llegara para participar en el primer Grand Slam de 2022, por un funcionario de la frontera que dijo que Djokovic no cumplía los requisitos para una exención médica.

El tribunal federal de circuito anuló posteriormente esta decisión, aunque más tarde Hawke intervino y volvió a revocar el visado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.