Doce mil velas para la decimosexta vigilia de Washington por Falun Gong

19 de Julio de 2015 Actualizado: 19 de Julio de 2015

Cerca del crepúsculo de una tarde de verano en National Mall, un niño remonta un barrilete con forma de pájaro. La banda de los Marines comienza a preparar el escenario. Dos filas esperan la última chance de ascender al Monumento de Washington. En una ancha pendiente frente al obelisco, cientos de discos amarillos están dispuestos sobre el suelo, formando un patrón como rayos de luz. La gente camina por las filas, asegurándose que estén derechas y ajustan las que el viento dobló.

Frente a los rayos, 12.000 velas forman los cuatro caracteres chinos 法正乾坤 (pronunciado “Fa Cheng Chian Kuen” en mandarín). Una joven pareja se detiene y mira. Le preguntan a una delgada china en una camisa color lavanda qué significa. “La ley rectifica el cosmos”. Ellos le preguntan más, con expresiones serias, observan las velas por un tiempo y luego se van despacio, abrazados por la cintura.

La 16° vigilia de velas está por comenzar. Pide un fin a la persecución a Falun Gong en China, que comenzó el 20 de julio de 1999. Honra la larga y valiente resistencia no violenta a la supresión que hace el Partido Comunista a Falun Gong, una práctica pacífica de ejercicios y meditación, la cual enseña los valores de verdad, benevolencia y tolerancia. A medida que llega el atardecer, cientos de personas en camisetas amarillas tranquilamente toman su lugar, sentándose de piernas cruzadas en los discos, sosteniendo las velas.

He desarrollado un fuerte sentido de la responsabilidad para ayudar a que el público sepa.

— Ran Cheng, investigador físico
Before nightfall, around 12,000 candles  were arranged for a vigil in Washington, D.C. on July 16, to mark the anniversary of the persecution of Falun Gong. (Lisa Fan/Epoch Times)
Unas 12.000 velas arregladas para la vigilia en Washington, D.C. el 16 de julio, para conmemorar el aniversario de la persecución a Falun Gong. (Lisa Fan/La Gran Época)

Una vez que la oscuridad cae, los rayos brillan en amarillo. Los caracteres chinos delante de los rayos brillan en blanco.

Un hombre y una mujer se turnan para leer: “El 20 de julio está otra vez aquí. Una reunión de mensajeros divinos frente al elevado monumento en la capital de EE. UU.”

“Durante 16 años, la luz de las velas aún brilla… esta herencia de fe trasciende el tiempo y el espacio”.

Ran Cheng, investigador post-doctorado en física teórica, viajó de Austin, Texas, para unirse a la vigilia. Él dice que practica Falun Gong y llegó a Washington porque siente que la persecución del Partido Comunista a la fe es irracional y ridícula: y él debe hablar contra eso. “Psicológicamente, he desarrollado un fuerte sentido de la responsabilidad para ayudar a que el público sepa”, dijo.

Falun Gong practitioners sit with candles during a vigil in Washington, D.C. on July 16, in the lead up to the July 20 anniversary of the persecution of the Chinese spiritual practice. (Larry Dye/Epoch Times)
Practicantes de Falun Gong en vigilia en Washington, D.C. el 16 de julio por el 20 aniversario de la persecucion a la práctica espiiritual. (Larry Dye/La Gran Época)

Jennifer Williams se enteró de Falun Gong por primera vez luego de toparse con la vigilia. “Cualquiera sea tu creencia, pienso que deberías poder hacerlo, y no perder la vida por eso”.

El equipo de jóvenes ciclistas de Ride2Freedom, que recientemente completaron un viaje transcontinental, estaban en la vigilia, con sus bicicletas dadas vueltas sobre el césped. Viajaron desde Los Angeles, California hasta Washington en seis semanas, creando conciencia sobre la persecución a Falun Gong y el suplicio de los huérfanos de Falun Gong.

Hablando de logros, una de las ciclistas, Ghazal Tavanaei de Irán, dijo: “Oh, se siente simplemente maravilloso. Sabía que podíamos hacerlo, aunque parecía imposible. Porque todos creíamos en nosotros, y creíamos en cada uno”.

TE RECOMENDAMOS