DOJ acusa a hombre de Maryland de portar pistola en áreas restringidas del Capitolio el 6 de enero

Por Isabel van Brugen
18 de Mayo de 2021
Actualizado: 18 de Mayo de 2021

El Departamento de Justicia acusó a un hombre de Maryland de portar una pistola semiautomática y municiones durante la irrupción al edificio del Capitolio de EE. UU. el 6 de enero, entre otros 9 cargos.

Una acusación sustitutiva del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) argumenta que Christopher Alberts portaba una pistola semiautomática Taurus G2C sin licencia en las instalaciones del Capitolio el 6 de enero, donde estaban de visita el vicepresidente y la vicepresidenta electa, y que tenía también en su posesión un “dispositivo de gran capacidad de alimentación de municiones”.

Alberts, quien se ha declarado inocente de todos los cargos, está acusado también de resistirse al arresto y de participar a sabiendas en un “acto de violencia física” en las instalaciones del Capitolio, y de entrar y causar “conducta desordenada y perturbadora” en un edificio e instalaciones restringidas con un arma “mortal y peligrosa”.

La imputación también acusa a Alberts de agredir, resistirse, oponerse, obstruir, intimidar e interferir por la fuerza con un funcionario y un empleado de EE. UU. Alberts enfrenta un total de 10 cargos.

Según documentos judiciales (pdf), un miembro de la Unidad de Disturbios Civiles (CDU, por sus siglas en inglés) desplegado en las instalaciones del Capitolio el 6 de enero, notó que Alberts respondía despacio a las órdenes de abandonar las instalaciones, y luego notó un bulto en su cadera derecha el cual “coincidía con la de una pistola de mano”. También llevaba un chaleco antibalas y una máscara de gas, dice la denuncia.

Alberts luego intentó huir sin éxito después de que el miembro de la CDU alertara a los oficiales que estaban cerca de él que portaba un arma de fuego. Mientras él estaba bajo custodia, dijo que tenía el arma de fuego por protección personal y que no tenía la intención de usarla para perjudicar a nadie.

Esto ocurre luego de que la funcionaria antiterrorista del FBI, Jill Sanborn, testificara en marzo en una audiencia en el Senado que ella no tenía conocimiento de que habrían sido recuperadas algunas armas de los sospechosos que fueron arrestados durante el incidente.

Cuando el senador, Ron Johnson (R-Wis.), le cuestionó si se recuperaron armas de fuego o si algún sospechoso fue acusado de crímenes con armas de fuego, Sanborn respondió: “Que yo sepa, ninguno”. Ella matizó su comentario diciendo que no quería hablar en nombre de la Policía del Capitolio primero.

Sin embargo, en la audiencia, Sanborn dijo también que antes del incidente del 6 de enero, “sabíamos que ellos iban a estar armados, teníamos información de que llegarían a DC, pero no teníamos información de que estarían irrumpiendo en el Capitolio”.

“Entiendo que los únicos disparos que se realizaron fueron los que resultaron en la muerte de la dama”, testificó Sanborn también, refiriéndose a los disparos con un oficial involucrado y a la muerte de Ashley Babbit, partidaria de Trump.

El Departamento de Justicia dijo que ha arrestado a unas 440 personas por cargos relacionados con el incidente, incluyendo a más de 125 personas acusadas de atacar u obstaculizar el cumplimiento de la ley. La mayoría de los casos están relacionados con el ingreso a un edificio restringido, la obstrucción de un procedimiento oficial y el desorden civil. Las autoridades federales todavía están buscando sospechosos relacionados con la irrupción.

Con información de Jack Phillips.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS