Di adiós a tu dolor en las articulaciones en una hora con este truco casero a base de col

Por Louise Bevan
22 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

Algunos niños que se resisten a los vegetales se fastidian la nariz con disgusto, pero la col o repollo es un alimento milagroso. El repollo esta lleno de propiedades anticancerígenas, rico en vitaminas C y B6, bajo en calorías y un eficaz antiinflamatorio, y ha sido un plato principal en todo el mundo durante siglos. Curiosamente, Rusia tiene el mayor consumo anual per cápita de repollo del mundo.

¿Pero lo sabías? ¡Los repollos también pueden aliviar el dolor de las articulaciones!

Las compresas de repollo fáciles de hacer pueden reducir la inflamación y aliviar el dolor crónico. También se pueden utilizar para tratar los dolores más graves causados por la artritis y las lesiones deportivas. Es una receta fácil: no se requieren habilidades culinarias.

Sigue las siguientes instrucciones para una compresa de repollo curativa que toda la familia puede usar (gracias, Healthy Food House, por el ingenioso truco).

Articulaciones
Imagen Ilustrativa. (Yuttana Jaowattana/Shutterstock)

Necesitarás:

  • Repollo (preferiblemente col roja)
  • Papel de aluminio
  • Una tabla para cortar
  • Un rodillo (si no lo tienes, una lata o una botella de vino será suficiente)
  • Un horno

Instrucciones:

  1. Lava bien el repollo y luego corta el tallo. Coloca una hoja de repollo grande (una por cada compresa) en tu tabla de cortar y “tritúrala” con tu rodillo para extraer los jugos.
  2. Envuelve la hoja en papel de aluminio y caliéntala suavemente en el horno a baja temperatura durante 2-3 minutos. Luego, coloca la hoja en el área afectada de la piel y átala con firmeza en su lugar usando una tira de vendaje o gasa. Mantén la compresa de repollo sobre la piel durante una hora. Si no exhibes ninguna sensibilidad en la piel, la compresa de repollo puede incluso dejarse puesta durante la noche.
  3. Repite este proceso varias veces al día, con una nueva hoja de col cada vez. Las propiedades antiinflamatorias de la col roja aliviarán suavemente el dolor articular. ¿Conoces a alguien con alergia al repollo? ¡No es común! Sin embargo, si notas algún efecto adverso, retira la compresa de inmediato.
  4. La compresa también se puede utilizar fría: solo hay que refrigerar el repollo en lugar de calentarlo en el horno, y atarlo a la piel de la misma manera.
Col o repollo con propiedades curativas
Imagen Ilustrativa. (Helen Sushitskaya/Shutterstock)

También puedes incorporar el repollo a tu dieta, así como atarlo a tus articulaciones dolorosas, para obtener los mejores resultados. Como dicen los expertos, “eres lo que comes”, después de todo. ¡Come alimentos curativos y conviértete en un brillante ejemplo de salud y vitalidad!

Vendaje a base de la col o repollo
Foto cortesía de Ask a Prepper.

“Aunque tanto el repollo morado como el verde son buenos para ti, el repollo morado tiene un perfil nutricional más poderoso”, dicen los expertos de Healthy Food House.

El repollo morado contiene casi el doble de vitamina C que su homólogo verde, por ejemplo, e incluso más vitamina C que las naranjas. “El repollo contiene fitonutrientes que pueden ayudar a reducir la inflamación crónica”, continúan los expertos. “Un compuesto de la col roja que puede ser responsable es el sulforafano (que se encuentra en muchas verduras crucíferas), un potente eliminador de la inflamación”, señalan.

Hombre con un repollo en la mano
Imagen Ilustrativa. (RossHelen/Shutterstock)

Ask a Prepper añade tres útiles trucos caseros más a la lista de logros curativos de la compresa de repollo, esta vez para las personas que padecen enfermedades de la piel en particular.

  1. Para las personas con eccema, la compresa de repollo se puede utilizar directamente sobre la piel durante una hora, para aliviar la picazón.
  2. Para las personas asmáticas, aplica cuatro compresas grandes de hojas de col en el pecho u hombros, durante al menos cuatro horas.
  3. Para las personas que sufren de artritis, “magullar” un puñado de hojas de col para liberar los jugos y aplicarlos directamente en el área afectada. Átala bien y déjala en su lugar durante varias horas.

Ya sea que lo ames o lo odies en tu plato, el repollo es una fuerza curativa a tener en cuenta, y sin lugar a dudas. ¿Probarás la compresa curativa del repollo?

¡Asegúrate de compartir este artículo y regocíjate por la miríada de poderes curativos de la madre naturaleza!

Aviso: El artículo anterior es sólo como referencia general. No nos hacemos responsables por la autenticidad de la información contenida en el artículo. Los lectores han de ejercitar su propia discreción individual y juicio personal ante el contenido presentado.

Tienes que probar en casa esta receta estofado de repollo relleno

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS