Dominion es parte del consejo que desestimó inquietudes sobre integridad electoral en comunicado del DHS

Dominion Voting Systems utilizó un comunicado, que ocultaba su pertenencia al consejo, para cuestionar algunas preocupaciones sobre los sistemas de votación
Por Jeff Carlson
17 de Noviembre de 2020
Actualizado: 17 de Noviembre de 2020

Luego de que surgieron acusaciones que cuestionaban la integridad de las máquinas de votación producidas por Dominion Voting Systems, la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA), parte del Departamento de Seguridad Nacional, emitió un comunicado el 12 de noviembre en el que refutaba las acusaciones, diciendo que “las elecciones del 3 de noviembre fueron las más seguras en la historia de Estados Unidos”.

Sin embargo, lo que la agencia no reveló es que Dominion Voting Systems es miembro del Consejo de Coordinación del Sector de Infraestructura Electoral de CISA, una de las dos entidades que redactaron el comunicado emitido por CISA.

Una captura de pantalla tomada el 16 de noviembre de 2020 del sitio web de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad muestra a los miembros del Consejo Coordinador del Sector. (Captura de pantalla/The Epoch Times)

Además, Smartmatic, una empresa independiente de máquinas de votación que ha sido objeto de preocupaciones adicionales, también es miembro.

La agencia no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre si Dominion y Smartmatic participaron o estuvieron involucrados en el comunicado de la CISA del 12 de noviembre.

El comunicado conjunto sobre la integridad de las elecciones del 3 de noviembre fue emitido por el Comité Ejecutivo del Consejo de Coordinación Gubernamental de Infraestructura Electoral (GCC), un Comité Ejecutivo que representa a una coalición de ciertos funcionarios gubernamentales y agencias gubernamentales estatales y locales, y el Consejo Coordinador del Sector de Infraestructura Electoral (SCC), una coalición compuesta principalmente por fabricantes de sistemas de votación que también incluye a Democracy Works, una organización que promueve el uso de la tecnología para aumentar la participación de los votantes.

El comunicado afirma: “No hay evidencia de que un solo sistema de votación haya eliminado o perdido votos, haya cambiado votos o se haya visto comprometido de alguna manera”.

“Si bien sabemos que hay muchas afirmaciones infundadas e instancias para desinformar sobre el proceso de nuestras elecciones, podemos asegurarles que tenemos la mayor confianza en la seguridad e integridad de nuestras elecciones, y usted también debería tenerla”, dice el comunicado.

Algunas de las acusaciones en torno a la integridad de las elecciones presidenciales, incluso por parte del equipo legal del presidente Donald Trump, se han centrado en los sistemas de votación proporcionados por Dominion y, en menor medida, Smartmatic. Tanto Dominion como Smartmatic han desestimado las preocupaciones sobre sus sistemas.

Ambas empresas figuran como miembros del Consejo de Coordinación del Sector (SCC) de la CISA y parecen participar activamente, ya que se las nombra como “Miembros Organizadores” del SCC. Entre los objetivos clave del SCC se encuentra “servir como enlace principal entre el subsector de elecciones y las agencias federales, estatales y locales, incluido el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en relación con la seguridad del subsector de elecciones privadas y las cuestiones de preparación para emergencias”.

La Carta establece que la misión principal del Consejo es “promover la seguridad física, la ciberseguridad y la preparación para emergencias de la infraestructura electoral de la nación, de acuerdo con la ley estadounidense existente. Esta misión se logrará a través de acciones voluntarias de los propietarios y operadores de infraestructura representados en el Consejo”.

La CISA depende de proveedores comerciales

La CISA dice que “trabaja para garantizar la seguridad física y la ciberseguridad de los sistemas y activos que respaldan las elecciones de la nación”, incluidas las bases de datos de registro de votantes, la infraestructura de TI y los sistemas para administrar las elecciones (incluido el recuento, la auditoría y la validación de los resultados electorales), los sistemas de votación, instalaciones de almacenamiento para la infraestructura del sistema de votación y lugares de votación, incluidos los lugares de votación anticipada.

En efecto, la CISA parece actuar como una especie de interfaz entre los proveedores comerciales y los gobiernos estatales y locales.

“La CISA se compromete a trabajar en colaboración con quienes están en la primera línea de las elecciones —gobiernos estatales y locales, funcionarios electorales, socios federales y proveedores— para gestionar los riesgos que la infraestructura electoral de la nación afronta”, afirma la agencia en su página web.

Como señala la CISA, no ejercen supervisión directa ni tienen responsabilidad sobre la administración de las elecciones de nuestra nación, ya que esa responsabilidad recae en los gobiernos estatales y locales.

“La responsabilidad final de administrar las elecciones de la nación recae en los gobiernos estatales y locales, CISA ofrece una variedad de servicios gratuitos para ayudar a los estados a garantizar tanto la seguridad física como la ciberseguridad de su infraestructura electoral”, escribe la agencia en su página web.

Dominion utiliza la CISA para negar acusaciones

El 12 de noviembre, este medio publicó un artículo que detalla una serie de preocupaciones sobre la integridad de Dominion Voting Systems que figuran en una declaración jurada del 24 de agosto de Harri Hursti, un observador de votaciones y experto reconocido en seguridad de voto electrónico.

Las observaciones de Hursti se realizaron durante las elecciones primarias estatales del 9 de junio en Georgia y las elecciones de segunda vuelta del 11 de agosto de 2020, y se centraron principalmente, aunque no exclusivamente, en los sistemas y equipos de Dominion.

Hursti resumió sus hallazgos de la siguiente manera:

  1. “La configuración del escáner y el software de escrutinio que se utiliza para determinar qué votos contar en las boletas de papel marcadas a mano probablemente provoquen que los votos claramente intencionados no se cuenten”.
  2. “El sistema de votación se está operando en el Condado de Fulton de una manera que aumenta el riesgo de seguridad a un nivel extremo”.
  3. “Los votantes no están revisando sus boletas impresas BMD [Dispositivos de marcado de boletas], lo que hace que los resultados generados por BMD no sean auditables debido a la pista de auditoría no confiable”.

En dicho artículo, nos comunicamos con Dominion Voting Systems para hablar el 11 de noviembre sobre las acusaciones contenidas en la declaración jurada de Hursti, pero la compañía no respondió. Nuestro artículo fue publicado en la mañana del 12 de noviembre. Esa tarde CISA publicó su comunicado, negando cualquier problema con los sistemas de votación.

Al día siguiente, el 13 de noviembre, Dominion nos envió un correo electrónico titulado “ACLARACIÓN Y PUNTUALIZACIÓN: HECHOS Y RUMORES”, citando el comunicado conjunto publicado por GCC y SCC, del cual Dominion es miembro organizador.

Una captura de pantalla tomada el 16 de noviembre de 2020 de la “Carta del Consejo Coordinador del Subsector de Infraestructura Electoral”, con fecha del 15 de febrero de 2018, donde figuran Dominion Voting Systems y Smartmatic como miembros organizadores. La Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad utiliza “EISCC” y “SCC” indistintamente para referirse al Consejo de Coordinación del Sector. (Captura de pantalla/The Epoch Times)

En ninguna parte de su correo electrónico Dominion reveló que tenía alguna afiliación con CISA, o que era un miembro activo del SCC, uno de los consejos que firmaba el comunicado. El correo electrónico en sí hace referencia al comunicado como si fuera de un tercero:

“Según un comunicado conjunto de la agencia del gobierno federal que supervisa la seguridad electoral de EE. UU., la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional (CISA): ‘No hay evidencia de que un solo sistema de votación haya eliminado o perdido votos, haya cambiado votos o se haya visto comprometido de alguna manera. Los consejos del gobierno y del sector privado que apoyan esta misión calificaron las elecciones de 2020 como ‘las más seguras en la historia de Estados Unidos‘”.

La CISA no respondió a una solicitud de comentarios de The Epoch Times sobre si ha investigado las afirmaciones hechas en la demanda de Georgia sobre Dominion.

Preocupaciones planteadas en la demanda de Georgia

Si bien no está claro si CISA y GCC/SCC han evaluado las preocupaciones planteadas en la demanda de Georgia, sus declaraciones públicas niegan categóricamente cualquier problema con los sistemas.

Sin embargo, en una orden del 11 de octubre, pocas semanas antes de las elecciones presidenciales, la juez de distrito de EE.UU. Amy Totenberg estuvo de acuerdo con las preocupaciones asociadas con el nuevo sistema de votación de Dominion y escribió que el caso presentaba “una vulnerabilidad de seguridad del sistema grave y problemas operativos que pueden colocar a los demandantes y otros votantes en riesgo de ser privados de su derecho fundamental a emitir un voto efectivo que se cuente con precisión”.

A pesar de las dudas de la corte, Totenberg falló en contra de reemplazar el sistema Dominion justo antes de las elecciones presidenciales, y señaló que “la implementación de un cambio sistémico tan repentino en estas circunstancias no puede sino causar confusión en los votantes y cierto grado de perturbación electoral”.

Debido a que la orden de la juez Totenberg se produjo hace poco tiempo, no parece que ninguno de estos problemas haya sido abordado por Dominion, CISC o cualquiera de sus organizaciones afiliadas o Consejos, a pesar de sus declaraciones posteriores que afirman que no hubo tales problemas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Chinos marchan en apoyo a Trump

TE RECOMENDAMOS