Dominion Voting Systems niega los hallazgos en el informe de auditoría forense de Michigan

Por Jack Phillips
15 de Diciembre de 2020
Actualizado: 15 de Diciembre de 2020

Dominion Voting Systems, en respuesta a un informe de una empresa que realizó una auditoría forense en el condado de Antrim, en Michigan, refutó los hallazgos que se publicaron el lunes.

“No hubo ‘fallas’ de software que ‘cambiaran’ los votos en el condado de Antrim o en cualquier otro lugar”, escribió la firma. “Los errores identificados en el condado de Antrim fueron errores humanos aislados que no involucraron a Dominion”.

“Se realizan auditorías extremadamente minuciosas y rigurosas en todos los sistemas de tabulación que EAC certifica en laboratorios de prueba de terceros, elegidos por la Comisión de Asistencia Electoral bipartidista y acreditados por un programa del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología”, escribió la compañía en un correo electrónico. “Sus pruebas incluyen revisiones completas del código fuente, pruebas de volumen y precisión, junto con auditorías y verificaciones posteriores a las elecciones”.

La firma dijo además que los supuestos problemas, descritos por Allied Security Operations, son rutinarios y que se presentaron debido a que los funcionarios del condado de Antrim no actualizaron el software del tabulador.

Dominion dijo: “El condado de Antrim no concede licencias ni realiza arbitraje digital. En la medida en que el condado de Antrim necesitaba resolver cualquier voto en ausencia, se hacía manualmente… fuera del sistema de tabulación”.

La compañía también dijo que el condado de Antrim, y otras áreas donde se utilizan las máquinas de Dominion, tienen un “registro de boleta de papel” para todos los votos emitidos.

Allied Security y el cofundador Russell Ramsland, sin embargo, encontraron que los registros de adjudicación de votos y los registros de seguridad para las elecciones generales del 3 de noviembre parecen haber sido eliminados; los registros de elecciones anteriores todavía están presentes en las máquinas.

“El proceso de adjudicación es la forma más sencilla de manipular los votos manualmente. La falta de registros impide cualquier forma de responsabilidad de auditoría, y su notoria ausencia es extremadamente sospechosa ya que los archivos existen para años anteriores usando el mismo software”, escribió Ramsland. “Debemos concluir que los registros del ciclo electoral de 2020 se han eliminado manualmente”.

La ausencia de los registros de adjudicación es particularmente alarmante porque el examen forense encontró que las máquinas de votación rechazaron un número extraordinario de boletas para la adjudicación, un proceso manual en el que los trabajadores electorales determinan el resultado final de cada boleta.

Mientras tanto, Ramsland dijo que las máquinas que examinó su equipo, en el condado de Antrim, tenían una tasa de error del 68,05 por ciento, una cifra alarmantemente más amplia de lo que permite la Comisión Federal de Elecciones, o sea, el 0,0008 por ciento.

Yendo más allá, describió las máquinas como un “problema de seguridad nacional” y sugirió que el presidente Donald Trump tomara medidas ejecutivas.

“Debido a que la alta tasa de error intencional genera un gran número de boletas para ser adjudicadas por el personal electoral, debemos deducir que se produjo una adjudicación masiva. Sin embargo, debido a que faltan archivos y registros de adjudicación, todavía no hemos determinado dónde ocurrió la adjudicación en masa o quién fue responsable de ella”, comentó Ramsland.

Ivan Pentchoukov contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


A continuación

El PCCh se apoya de ‘élites’ para interferir en la soberanía de EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS