Dominion y Maricopa rechazan intento del Senado de Arizona de obtener contraseñas de las máquinas

Los auditores encontraron que se había eliminado una base de datos completa de una máquina, lo que suscitó preocupación
Por Zachary Stieber
14 de Mayo de 2021
Actualizado: 14 de Mayo de 2021

Dominion Voting Systems y varios funcionarios del Condado de Maricopa se han negado a entregar las contraseñas de las máquinas electorales a los auditores de Arizona.

Dominion dijo en una declaración a varios medios de comunicación el jueves que acataría la auditoría, pero Cyber Ninjas, la firma contratada por el Senado de Arizona para llevarla a cabo junto con otras tres empresas, no está acreditada por la Comisión de Asistencia Electoral de Estados Unidos.

“Entregar la propiedad intelectual de Dominion a un actor no acreditado, tendencioso y claramente poco fiable como Cyber Ninjas sería imprudente y causaría un daño irreparable a los intereses comerciales de la empresa y a los intereses de seguridad electoral del país”, dijo Dominion. “Ninguna empresa debe verse obligada a participar en un acto tan irresponsable”.

Cyber Ninjas no respondió a una solicitud de comentarios.

Algunos funcionarios del Condado de Maricopa dijeron previamente que no tenían las contraseñas para acceder a las funciones administrativas de las máquinas de Dominion Voting Systems que se utilizaron para escanear las boletas durante las elecciones, según el enlace de la auditoría del Senado, el exsecretario de Estado republicano Ken Bennett.

“Nos han dicho que no tienen esa segunda contraseña, o que nos han dado todas las que tienen”, dijo Bennett a One America News en el lugar de la auditoría en Phoenix la semana pasada.

El condado tampoco quiere dar el acceso a los enrutadores a los auditores, alegando problemas de seguridad.

Tanto los enrutadores o las imágenes de los mismos como el acceso a las máquinas electorales formaban parte de los materiales que el Senado estatal citó a finales del año pasado. Un juez dictaminó en febrero que las citaciones eran válidas y que debían ser acatadas.

La presidenta del Senado de Arizona, la republicana Karen Fann, amenazó recientemente con citar a los funcionarios del condado si no ponían fin a su incumplimiento de las citaciones, pero se retractó de la amenaza en una carta del 12 de mayo.

En su lugar, pidió al presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Maricopa, Jack Sellers, también republicano, que cooperara voluntariamente asistiendo a una próxima reunión en el Capitolio estatal para repasar los temas de la auditoría.

Fann dijo que los auditores han encontrado discrepancias en el recuento de las boletas, incluyendo un lote que se suponía que era de 200 pero que solo tenía 165. También dijo que los equipos de la auditoría descubrieron que se había borrado todo el directorio de la base de datos de una máquina electoral, y que la base de datos principal para el software del sistema de gestión electoral no se encontraba en ninguna parte de la máquina, lo que sugiere que la base de datos principal para todos los datos relacionados con las elecciones de 2020 había sido eliminada.

El jueves, Sellers indicó que no asistiría a la reunión y refutó las acusaciones.

Borrar archivos del servidor “sería un delito, y no es cierto”, dijo.

“Después de revisar la carta con expertos en elecciones del condado y en informática, puedo decir que las acusaciones son falsas y están mal informadas. Además, la afirmación de que nuestros empleados borraron archivos electorales y destruyeron pruebas es indignante, completamente infundada y está por debajo de la dignidad del Senado de Arizona”, añadió, pidiendo una retractación inmediata de las declaraciones que los senadores y su equipo de enlace hicieron en las redes sociales y a la prensa.

La Junta de Supervisores, que celebró una reunión de emergencia a puerta cerrada el viernes, tiene previsto celebrar una reunión pública el lunes para abordar el asunto.

Fann, una portavoz del Caucus Republicano del Senado de Arizona y el equipo de enlace no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

Unos empleados que trabajan para la empresa Cyber Ninjas, que fue contratada por el Senado del Estado de Arizona, examinan y recuentan las boletas de las elecciones generales de 2020 en el Veterans Memorial Coliseum el 1 de mayo de 2021 en Phoenix, Arizona. (Courtney Pedroza/Getty Images)

Los auditores hacen las maletas mientras el Senado firma la prórroga de la auditoría

Los auditores, mientras tanto, empezaron a hacer las maletas el jueves por la noche porque la auditoría se tomará un descanso debido a conflictos de programación.

La auditoría se ha estado llevando a cabo en el Coliseo Conmemorativo de los Veteranos en el recinto ferial del estado en Phoenix. Está previsto que las graduaciones de las escuelas secundarias tengan lugar en el edificio a partir del 15 de mayo.

El recuento manual se detuvo a las 7 p.m. del jueves y los trabajadores comenzaron a desarmar las mesas y a prepararse para trasladar las boletas a otro lugar.

Cerca de 500,000 de los casi 2.1 millones de boletas emitidas en el Condado de Maricopa en las elecciones de 2020 han sido contadas en la auditoría, según Bennett.

El Senado de Arizona firmó una prórroga de su acuerdo original que permite a los auditores almacenar los materiales en el edificio Wesley Bolin, que también se encuentra en el recinto ferial del estado, del 12 al 23 de mayo.

El edificio de aproximadamente 19,000 pies cuadrados tiene una gran planta abierta y dos grandes puertas corredizas, según la página web de la Feria Estatal de Arizona.

“Debido a las temperaturas de los meses de verano, no se recomienda el uso de este edificio entre mayo y septiembre”, afirma la página.

Bennett dijo a The Epoch Times en una entrevista anterior que los materiales estarán seguros y que el sitio en el que se almacenarán puede ser rastreado en internet a través de una transmisión ininterrumpida, al igual que la propia auditoría.

“No hay un plazo para la auditoría”, dijo Bennett. “El objetivo no es la rapidez; el objetivo es la precisión y la exhaustividad”.

Los equipos de auditoría pueden volver a ocupar el coliseo el 23 de mayo y utilizarlo hasta el 30 de junio, según una copia del acuerdo ampliado (pdf) obtenida por The Epoch Times.

El documento original del alcance del trabajo de Cyber Ninjas decía que la revisión del registro de votantes y del caso de los votos llevaría aproximadamente 20 días y que el trabajo se realizaría a distancia. La fase de recuento de votos llevaría unos 20 días más, decía, mientras que la fase del sistema de voto electrónico llevaría unos 35 días.

Pero las tres fases podrían llevarse a cabo simultáneamente, según la empresa. Se dijo que se necesitaría una semana más después de completar todo lo demás para finalizar los informes.

La auditoría comenzó el 23 de abril.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber
Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS