Dos senadoras republicanas se oponen al voto mientras Trump se prepara para nominar a una jueza mujer

Por Ivan Pentchoukov
20 de Septiembre de 2020
Actualizado: 20 de Septiembre de 2020

Durante el fin de semana, dos senadoras republicanas expresaron su oposición a llevar a cabo un voto de confirmación a favor de cualquier nominado a la Corte Suprema, ya que el presidente Donald Trump y los principales republicanos dieron señales de que van a avanzar el proceso sin demora.

La senadora Susan Collins (R-Maine) y la senadora Lisa Murkowski (R-Alaska) dijeron que el Senado no debería votar por un nominado hasta después de las elecciones del 3 de noviembre. Ninguna de las senadoras indicó si su oposición a una votación significa que votarán en contra de un candidato en el posible caso de que Trump avance con la nominación y el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), cumpla su promesa de llevar rápidamente el voto de confirmación al pleno.

Durante un mitin el sábado, Trump dijo que planea nombrar a una mujer para ocupar el puesto que dejó vacante la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg, un ícono liberal que falleció el 18 de septiembre. El presidente instó a los republicanos a seguir adelante con la confirmación sin demora. El presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham (R-S.C.), quien supervisará las audiencias del comité sobre los posibles candidatos, señaló que está listo para seguir adelante con el proceso.

“Nosotros ganamos una elección y esas son las consecuencias, ya saben, se llama ‘llenar ese asiento’, y eso es lo que estamos haciendo”, dijo Trump ante una multitud en Fayetteville, Carolina del Norte, el 19 de septiembre. “Presentaré a un candidato la próxima semana. Será una mujer, será una mujer”.

Si bien Murkowski y Collins no tienen poder de procedimiento para bloquear una votación y no han dicho cómo pretenden actuar si se lleva a cabo la votación, su oposición las coloca en un pequeño grupo de republicanos considerados como votos indecisos en lo que se está preparando para ser una gran batalla de confirmación. El senador Mitt Romney (R-Utah), quien votó a favor de sentenciar a Trump durante el juicio del impeachment, también puede ir en contra del partido y votar “no” en la confirmación.

Los republicanos tienen una mayoría de 53 a 47 en el Senado. Incluso si Collins, Murkowski y Romney votan con los demócratas, el Partido Republicano aún puede ganar con el vicepresidente Mike Pence emitiendo un voto para romper un empate de 50-50.

Reemplazar a Ginsburg es, de lejos, el nombramiento más importante de Trump en la Corte Suprema. Sus dos primeros nominados, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh, reemplazaron a otros dos jueces conservadores en la Corte. Ginsburg era una progresista poderosa considerada en gran parte como la líder de la minoría liberal del tribunal. Reemplazarla con una jueza conservadora joven resultaría en una supermayoría conservadora durante posiblemente décadas.

Collins dijo que ella se opone a la votación en línea con el GOP por su postura de haber realizado una antes de las elecciones de 2016. Los demócratas también destacan la negativa de McConnell en 2016 de realizar una votación para el reemplazo del difunto juez Antonin Scalia.

“Durante semanas, he dicho que no apoyaría ocupar una vacante potencial en la Corte Suprema tan cerca de las elecciones. Lamentablemente, lo que entonces era hipotético es ahora nuestra realidad, pero mi posición no ha cambiado”, dijo Murkowski en un comunicado el domingo.

“No apoyé aceptar una nominación ocho meses antes de las elecciones de 2016 para llenar la vacante creada por el fallecimiento del juez Scalia. Ahora estamos aún más cerca de las elecciones de 2020, menos de dos meses antes, y creo que se debe aplicar el mismo estándar”, agregó la senadora.

La lucha por la confirmación parece estar en camino de desempeñar un papel importante en las semanas previas al día de las elecciones. El espectáculo que se desarrolló durante la confirmación de Brett Kavanaugh es un ejemplo, y los votantes demócratas parecen estar aún más motivados por el reemplazo de Ginsburg. La principal organización demócrata de recaudación de fondos online, ActBlue, recaudó un récord de USD 100 millones durante el periodo de tiempo entre el anuncio del fallecimiento de Ginsburg y el domingo por la mañana.

El desvío de atención puede cambiar la dinámica entre Trump y el exvicepresidente Biden, quien ha estado obligando al titular a jugar a la defensiva en el manejo de la pandemia del virus del PCCh. Trump emitió una lista de candidatos potenciales adicionales para la Corte Suprema días antes de la muerte de Ginsburg y ha pedido repetidamente a Biden que publique una lista propia.

En aparente reconocimiento de la nueva dinámica, Biden pronunció un discurso el domingo sobre el tema de la Corte Suprema ante una audiencia de 15 reporteros y fotógrafos en el Centro Constitucional de Filadelfia.

“Habiendo hecho de este su estándar cuando sirvió a los intereses [del partido republicano], ellos no pueden, cuatro años después, cambiar de rumbo cuando no sirve a sus fines. Y no estoy siendo inocente”, dijo Biden, refiriéndose al voto de confirmación bloqueado para Merrick Garland.

“No estoy hablando con el presidente Trump, quien hará lo que quiera. No estoy hablando con Mitch McConnell, quien hará lo que [Trump] hace”, agregó. “Estoy hablando con los republicanos del Senado que saben en el fondo lo que es correcto para el país, no solo para su partido”.

Y en una señal de que la nueva narrativa es lo más importante para la candidatura a la reelección del presidente, el portavoz de la campaña de Trump emitió una declaración sobre la Corte Suprema minutos antes del discurso de Biden.

“Biden sabe que es un recipiente vacío para la izquierda radical y por eso se niega a ser honesto con el pueblo estadounidense sobre a quién querría en la corte”, dijo Tim Murtaugh, director de comunicaciones de Trump 2020 en un comunicado. “Pero no se equivoquen al respecto: el presidente ha dejado claro que nominará a una mujer para ocupar ese escaño y el Senado deberá votar para confirmarla”.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Trump prohíbe TikTok y WeChat; Nuevo brote de bacteria en China| China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS