Dueña dice a su gran danés: “No puedes nadar con la chaqueta puesta”. ¡Su rabieta es súper cómica!

Por Louise Bevan- La Gran Época
26 de Junio de 2019 Actualizado: 26 de Junio de 2019

Cuando hace calor afuera, quieres ir a nadar, ¿verdad? ¡Todos recordamos lo que es ser joven, cuando mamá o papá aplican sus reglas que parecen ridículas y todo lo que quieres hacer es entrar a la piscina!

Bueno, no fue muy diferente para este gran danés, cuya dueña le dijo que nopodía nadar con la chaqueta puesta.

Max el Gran Danés, la estrella del espectáculo, era sordo, pero se te perdonamos si piensas que podía oír todo lo que decía su dueña. Te invitamos a ver y reír mientras Max mantiene una verdadera “conversación” con ella.

El perro podía entender sin duda alguna el lenguaje de señas, y hay un fuerte argumento para afirmar que también podía leer los labios.

En el vídeo, que tiene más de 1,6 millones de visitas en YouTube, la propietaria de Max  le explica con paciencia al gigante cachorro malhumorado que no se puede meter en el agua con la chaqueta puesta. El gran danés responde con una serie de lamentos y gemidos que imitan a la perfección a un niño gruñón.

Le hace saber a su dueña, en términos muy precisos, qué piensa acerca de sus prohibiciones de acceso a la piscina. Para ser sinceros, es graciosísimo, aunque no podemos evitar desear que alguien le ayude a quitar la chaqueta para que el enorme (y probablemente guapo) cachorro se pueda dar un chapuzón en la piscina.

No está claro en el video con exactitud por qué Max lleva una chaqueta. Tal vez soportaba un tratamiento veterinario y sus patas delanteras necesitaban ser cubiertas. O tal vez acababa de salir de una habitación con aire acondicionado en la que quizás hacía frío. No hace falta decir que Max se quiere quitar esa chaqueta y entrar en la piscina, ¡pronto!

Imagen Ilustrativa. (Crédito: 1989studio/Shutterstock)

Algunos espectadores respaldaron la especulación de que Max acababa de salir de la clínica veterinaria. “Lleva una manga de mascota”, escribió un usuario. “Se usan para cubrir puntos/cortes para evitar que los perros los laman; la dueña  está haciendo lo correcto”.

“Desde el punto de vista de esa casa”, comentó otro espectador divertido, “ese perro tiene una vida mejor que la mía. ¡Qué hermosa casa!”. Y es cierto; el video muestra una parte del hogar de Max en toda su lujosa gloria. Qué lugar tan maravilloso para que un cachorro deambule por ahí.

Es muy reconfortante ver a un perro con necesidades especiales como Max que tiene una vida llena de amor y lujo, pero no tanto tiempo en la piscina como el cachorro hubiera esperado. Según Embora Pets, “Aunque todos los Gran Danés saben nadar, no todos los perros disfrutan nadando”. Parece que Max, un fanático del agua, rompió el molde.

“No son los más naturales”, continuó el sitio de mascotas, al hablar del estilo de natación del Gran Danés. ¡Al saber eso, no podemos evitar imaginar que un segundo video de Max metiéndose en el agua podría ser incluso más divertido que el primero!

Los dueños de Max documentaron la vida de toda la crianza del gran danés con una maravillosa serie de videos sobre sus gruñidos, pero el berrinche del perro al lado de la piscina se destaca como uno de los mejores. Es lamentable que el majestuoso cachorro de mediana edad falleciera el 23 de mayo de 2018, pero el conmovedor vídeo sigue disponible para que todo el mundo lo disfrute.

Qué manera tan maravillosa de recordar a un hermoso y amado perro en todas sus formas. Y si alguna vez se lo extraña, la risa es la mejor medicina.

¿Conoces a algún cachorro que acostumbre usar un “Gruñido de Max” cada vez que quiere algo que no puede tener? Comparte este video con cualquiera que conozcas que viva con un perro rezongón.

Decenas de personas de 37 países se reunieron durante 4 días en Praga para ayudar a concientizar sobre la persecución a la disciplina espiritual, Falun Dafa

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS