Ecuador: Correa y aliados avivan manifestaciones para destituir a Moreno

Por Mamela Fiallo Flor
04 de Octubre de 2019 Actualizado: 04 de Octubre de 2019

Hay al menos 350 detenidos en el Ecuador a raíz de los saqueos que se produjeron en medio del caos provocado por las manifestaciones contra el gobierno de Lenín Moreno, luego de que este anunciara la eliminación del subsidio al combustible.

Los transportistas, taxistas, choferes de buses y sindicatos de transportadores mantienen cerradas las principales vías del país y exigen la renuncia del presidente. Todo esto impulsado por el expresidente Rafael Correa y sus aliados, a quien(es) le(s) beneficiaría la salida de Moreno.

A través de redes sociales, Correa difundió el mensaje de la bancada de Revolución Ciudadana movimiento fiel al exmandatario, surgido de la división con su exvicepresidente Moreno. Allí aparece Gabriela Rivadeneira, parlamentaria que fue presidente de la Asamblea Nacional, pidiendo explícitamente la destitución del presidente de Ecuador.

La exigencia del movimiento de izquierda es que se emita un decreto para restituir el precio del combustible o se cae el Gobierno de Moreno. Así lo manifestó el parlamentario Virgilio Hernández.


Tras la eliminación de los subsidios el pasado jueves 4 de octubre, los precios aumentaron hasta un 123 %. El galón (cuatro litros) de diésel pasó de 1,03 dólares a 2,30 dólares (123 %), y la gasolina corriente de 1,85 a 2,40 dólares. Pese al aumento porcentual, sigue siendo uno de los precios más bajos de la región, particularmente en proporción al sueldo mínimo (394 dólares mensuales).

Por ejemplo, en Cuba, donde el sueldo mínimo es 16 dólares, los cuatro litros de gasolina cuestan 4,67, en México 3,88, Brasil 4,39, Argentina 4,01, solo es más económico en Bolivia (2,05) y Venezuela.

Aunque atentan contra la libertad de circulación de sus conciudadanos, llegando incluso a atacar al personal de la Cruz Roja que atiende heridos, hasta el momento no hay detenidos por obstaculizar las vías, solo por robo.

PanAmPost consultó con el abogado guayaquileño, especializado en derechos humanos, Mario De Freitas, respecto a la situación política y judicial que enfrenta actualmente Ecuador y su casta política.

¿Hay una acción directa o indirecta de Correa y sus afiliados en la instigación de las protestas, paros y saqueos en el Ecuador?

Sí, por supuesto, los dirigentes del correísmo públicamente han amenazado con “tumbar” al Gobierno si no se deroga el decreto que dispone el retiro de los subsidios. También han apoyado el cierre de vías y las manifestaciones a pesar de que estas se han tornado violentas. No ha existido por parte de ellos condena a los actos vandálicos que se han dado.

Actualmente vivimos un estado de excepción, que es una situación extraordinaria contemplada en la Constitución, donde se suspenden algunos derechos, no todos. Existen detenidos, pero en su mayoría corresponden a personas que han sido sorprendidas saqueando y robando. No se sabe de ningún dirigente del transporte que haya sido detenido.

¿Qué tan frágil es el Gobierno de Moreno actualmente?

Políticamente es un Gobierno bastante débil. Las bases del correísmo lo abandonaron y lo acusan de traidor. Y al no tener capital político propio depende de sus dos aliados coyunturales, CREO y el PSC, a pesar que ambos en reiteradas ocasiones se han declarado opositores.

¿A Correa le conviene sacar a Moreno del poder para evitar los procesos judiciales en su contra?

Le conviene. Si el correísmo lograra capitalizar una caída de Moreno es muy probable que podría controlar las cortes una vez más. Y ya con el poder judicial, tirar los juicios abajo, no solo el del expresidente, sino del resto de funcionarios del gobierno anterior (que están bajo prisión domiciliaria y/o esperando sentencia por corrupción).

¿Cuánto colaboró el socialismo del siglo XXI para fomentar la dependencia estatal que llevó al vandalismo de hoy?

Fueron diez años de un discurso de odio y revanchismo social. Se dividió a la sociedad en amigos y enemigos con base en su condición económica. Ese discurso caló tan hondo que ahora la gente que saquea cree que está bien apropiarse por la fuerza de la propiedad ajena. Esa es la herencia que nos dejó el gobierno anterior.

¿Qué diferencias hay entre Correa y Moreno (sobre todo en las protestas)?

Ahora hay protestas masivas contra el Gobierno, un lujo que no podía bajo el Gobierno Correa. El grado de represión por parte del Gobierno era terrible en los años de Correa. Algo nunca visto ni siquiera en las dictaduras o en los gobiernos considerados históricamente represivos como el Gobierno de León Febres Cordero (que combatió guerrillas marxistas). Los medios de comunicación fueron censurados por una infame ley de comunicación. Opositores perseguidos y exiliados. Personas acosadas por instituciones del Estado solo por haber opinado en contra del Gobierno, etc.

Estuvimos más de diez años gobernados por una pandilla que profesaba una ideología totalitaria, donde en nombre del “bien común” se perseguía a las personas y se desconocía sus libertades fundamentales. La primera vez llegaron con votos, ahora como no tienen respaldo popular quieren llegar a través del caos y la violencia. No podemos permitir que eso suceda. No otra vez.

Este artículo fue publicado originalmente en PanAm Post.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

A continuación

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS