EE.UU. aumenta niveles de alerta para viajar a China a medida que la neumonía viral provoca pánico global

Por Eva Fu
21 de Enero de 2020
Actualizado: 21 de Enero de 2020

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos actualizaron una advertencia de viaje a China el 21 de enero luego de confirmar el primer caso de neumonía viral que estalló por primera vez en la ciudad central china de Wuhan.

El paciente es un hombre de unos 30 años que vive en el condado de Snohomish del estado de Washington, al norte de Seattle. Regresó a Seattle a mediados de enero luego de visitar Wuhan, donde el virus comenzó a propagarse en diciembre de 2019. Las autoridades chinas dijeron que el virus ha cobrado seis vidas hasta la fecha.

El hombre visitó al médico el 19 de enero y actualmente está “muy saludable”, pero se lo mantiene en aislamiento, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El 21 de enero, la agencia aumentó sus niveles de precaución para viajar a China del nivel uno al nivel dos en una escala de tres niveles, advirtiendo a los viajeros que ejerzan “mejores precauciones”. El tercer nivel advertiría a las personas que “eviten viajes no esenciales”.

Los CDC no proporcionaron detalles sobre la facilidad con que la enfermedad se puede transmitir de una persona a otra, pero señalaron que están rastreando a cualquier persona que haya tenido contacto cercano con el paciente desde su regreso.

Preocupaciones se intensifican

Los CDC también dijeron el 21 de enero que implementarán medidas de revisión en dos aeropuertos más, el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta y el Aeropuerto Internacional Chicago O’Hare, para pasajeros que vuelen directamente desde Wuhan. La agencia también ha establecido un centro de operaciones de emergencia para coordinar el envío de muestras biológicas de pacientes sospechosos para pruebas de laboratorio, para garantizar que los resultados puedan salir al día siguiente.

Dichas medidas de detección se implementaron por primera vez en tres aeropuertos internacionales principales: el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles y el Aeropuerto Internacional de San Francisco, el 17 de enero. Estos aeropuertos reciben el mayor volumen de pasajeros de Wuhan; un total de 1,200 pasajeros han pasado por las pruebas hasta el momento. Las autoridades aún no han encontrado a nadie que presente síntomas en esos aeropuertos.

La enfermedad es causada por un nuevo tipo de coronavirus, un tipo de patógeno que causa enfermedades que van desde el resfriado común hasta el SARS o el síndrome respiratorio agudo severo.

Los funcionarios de los CDC dijeron que están trabajando con el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Transporte de los Estados Unidos para redirigir a los pasajeros que vuelan desde Wuhan a los cinco aeropuertos que actualmente están evaluando la enfermedad.

Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC, dijo que la agencia está tomando una “estrategia de respuesta de salud pública muy agresiva”.

Agregó que la agencia está actualmente en “conversaciones activas” sobre vacunas y diagnósticos para el virus de Wuhan.

Alarma global

Hasta el 21 de enero en Wuhan, el número de pacientes con neumonía viral en China había llegado a 319, con 270 en la provincia de Hubei, donde Wuhan es la capital.

Se notificaron más casos en otras nueve regiones del país, incluidas las provincias de Henan, Sichuan, Shandong y Zhejiang, y en las ciudades de Tianjin y Chongqing.

Las autoridades sanitarias de Wuhan recientemente comenzaron a exigir mayores restricciones a los vehículos que entran y salen de la ciudad. Los grupos de turistas ya no pueden organizar viajes a áreas fuera de Wuhan, mientras que los vehículos privados pasan por controles aleatorios de ganado o animales salvajes, según los medios estatales chinos.

Taiwán también reportó su primer caso confirmado el 21 de enero, sumado a los casos internacionales encontrados en Corea del Sur, Tailandia y Japón.

Corea del Norte también planea prohibir temporalmente a los turistas extranjeros debido al empeoramiento del brote, según la compañía china de viajes de aventura Young Pioneer Tours. La gran mayoría de los turistas en Corea del Norte provienen de China.

La compañía de viajes dijo a Reuters el 21 de enero que el gobierno de Corea del Norte está cerrando sus fronteras hasta que la enfermedad viral esté “bien controlada”.

La Organización Mundial de la Salud anunció que organizaría una reunión de emergencia el 22 de enero sobre cómo responder al brote.

La creciente ansiedad afectó a los mercados regionales. El yuan chino en tierra cayó un 0,6 por ciento, su mayor caída diaria desde el 26 de agosto de 2019, mientras que las acciones de aerolíneas y viajes cayeron en toda la región.

Las acciones europeas también cayeron, y las firmas de artículos de lujo se vieron particularmente afectadas, debido a las preocupaciones sobre la menor demanda de los consumidores chinos.

Proyecciones

Los expertos sospechan que la extensión real del brote será mucho peor de lo que informan los funcionarios chinos.

Un estudio dirigido por Gabriel Leung, decano de la escuela de medicina de la Universidad de Hong Kong, estimó que más de 1,300 personas en Wuhan ya podrían haberse infectado, según un modelo estadístico extrapolado de casos internacionales confirmados del 1 al 17 de enero.

Los investigadores dijeron que su modelo utilizaba un método similar a un estudio realizado el 17 de enero por el Imperial College de Londres, que situó la estimación en alrededor de 1,700.

Reuters contribuyó a este informe.

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS