EE.UU. busca la ayuda de Canadá para socavar el dominio de las Tierras Raras de China

Impulsando a Canadá para que desarrolle el sector y ayude a cambiar el rumbo en la competencia estratégica
Por RAHUL VAIDYANATH
09 de Enero de 2020 Actualizado: 09 de Enero de 2020

Análisis de noticias

Estados Unidos ha reclutado a Canadá en un intento por arrebatar a China el control global de los ‘Elementos de Tierras Raras’ (REE, por sus siglas en inglés). Estos elementos, que técnicamente no son raros, son necesarios para fabricar componentes críticos utilizados en varias aplicaciones, incluyendo los productos electrónicos de consumo y los aviones de combate. Y China, que representa más del 70% de la producción mundial, no ha dudado en usar su monopolio en los REE para hacer valer sus intereses geopolíticos.

China amenazó con retener las exportaciones de REE el pasado mes de mayo cuando la guerra comercial con Estados Unidos comenzaba a tomar temperatura. En 2010, China restringió las exportaciones a Japón durante una disputa sobre las Islas Senkakku en el Mar de la China Oriental.

Una declaración del 18 de diciembre de 2019 del Ministerio de Recursos Naturales de Canadá confirmó la firma de un memorando de entendimiento con Estados Unidos, el inicio de un plan de acción conjunto para la colaboración en minerales críticos. La firma se basa en un compromiso que se remonta a junio de 2019 entre los dos líderes de las naciones para trabajar juntos en la seguridad de las cadenas de suministro para los REE.

Los REE son un grupo de 15 elementos más otros dos que exhiben propiedades similares y que siempre se encuentran en los mismos yacimientos minerales. Su uso predominante es en la fabricación de ciertos tipos de imanes.

Los REE son llamados “raros” porque casi nunca se encuentran en depósitos concentrados y de fácil extracción; por lo tanto, algunos observadores y participantes de la industria están pidiendo que los gobiernos subsidien su producción.

Combatiendo los subsidios con subsidios

“China nos tiene casi con la soga [al cuello]. (…) Han convertido en armas a las tierras raras y es algo realmente aterrador pensar en eso”, dijo recientemente a NTD Television, David Wilcox, miembro del consejo asesor de Central America Nickel.

La compañía canadiense ha desarrollado técnicas innovadoras de extracción de tierras raras que podrían ayudar a socavar el dominio de China, pero nunca se había enfocado en el asunto debido al bajo valor de los REE y a la amenaza de que China bajara los precios para colocar a los competidores extranjeros fuera del negocio. Otras empresas se enfocan en el reciclaje de REE de viejos dispositivos.

“Si queremos luchar contra China en esa batalla, vamos a necesitar la ayuda del gobierno para subvencionarla y así poder tener un precio de mercado justo”, dijo Wilcox.

Una de las razones por las que Estados Unidos está reprendiendo a China por medio de la guerra comercial es para conseguir que el régimen chino deje de subvencionar a sus empresas, lo que perjudica la competencia justa en una variedad de mercados en los que las empresas estadounidenses pretenden participar.

China ha sido capaz de mantener su dominio en los REE al hacer caso omiso de las normas ambientales de Occidente y utilizar sus empresas estatales para socavar y llevar a la bancarrota a las compañías extranjeras. China es bien conocida por utilizar sus empresas estatales para acaparar su cuota de mercado y por considerar a la rentabilidad un asunto secundario.

“China definitivamente ya la está subsidiando porque no es un negocio integral y rentable para ellos”, dijo Wilcox.

Esto significa que los gobiernos occidentales necesitan respaldar los contratos y garantizar los precios que justificarían la inversión en minas e instalaciones de procesamiento en América del Norte y más allá “frente a la manipulación del mercado chino”, escribió Joseph Quesnel en un artículo de opinión del Instituto Macdonald-Laurier (MLI), en diciembre de 2019.

“La seguridad nacional y los intereses nacionales más amplios de Canadá, y de hecho de toda Norteamérica, crean un imperativo moral para actuar”, escribió Quesnel, ex gerente del programa de Canadá autóctona de MLI y proyecto de Economía de Recursos Naturales.

Jack Lifton, director fundador de Technology Metals Research, dijo a BNN Bloomberg que los mercados de capital de Estados Unidos y Canadá podrían invertir potencialmente en el desarrollo de minas.

“Esta es una cuestión de tiempo, de que los depósitos en Norteamérica pueden ser puestos en línea [producción] en un tiempo razonable”, afirmó.

En Canadá, no se trata de cuán grandes son los depósitos sino de cuán pronto pueden entrar en producción, dijo Lifton, y agregó que Estados Unidos está en una “gran etapa de recopilación de información” sobre las capacidades canadienses con los REE.

Para Canadá, el momento de actuar es ahora

Estados Unidos solía ser el mayor proveedor de tierras raras del mundo hasta mediados de la década de 1990, cuando China comenzó a tomar el control. China fue virtualmente el único proveedor del mundo hasta el 2012, cuando el productor estadounidense, ahora en bancarrota, Molycorp Inc. y la compañía australiana Lynas Corp. Ltd. comenzaron la producción.

Estados Unidos está atado de pies y manos. Actualmente tiene una mina de tierras raras en funcionamiento, en Mountain Pass, California, pero todo su mineral es enviado a China para ser procesado bajo contrato. Se está poniendo en contacto con aliados como Australia, Japón y la Unión Europea, que temen depender de China para estos minerales fundamentales.

Estados Unidos también está rezagado con respecto a otros países en la obtención de REE que se producen en los nódulos del fondo del Océano Pacífico, como se muestra en un reportaje de 60 Minutos.

Ahora le toca a Canadá trabajar y ayudar a Estados Unidos a recuperar la ventaja estratégica, escribió Quesnel. Añade que Canadá debería ser un líder mundial en socavar el control de China que tiene sobre este sector, dado que posee algunas de las mayores reservas de REE del mundo.

Canadá estaba consciente del dilema de los REE en 2014 cuando un comité de la Cámara de los Comunes sobre recursos naturales elaboró un informe sobre la industria y pidió la acción del gobierno. Pero no pasó nada. Canadá no está produciendo actualmente tierras raras; sin embargo, sí alberga proyectos de exploración.

Se estima que Canadá tiene 15 millones de toneladas de óxidos de tierras raras, principalmente en Quebec, pero con depósitos sustanciales en otras partes del país.

El mercado de tierras raras es pequeño, a diferencia de otros productos conocidos como el oro o el petróleo. La importancia estratégica de los minerales parece superar su valor económico puro.

Siga a Rahul en Twitter: @RV_ETBiz

A continuación

El objetivo del comunismo

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS