EE.UU. critica a Beijing y a la respuesta de la OMS ante el brote en reunión del organismo de la ONU

Por Cathy He
18 de Mayo de 2020
Actualizado: 18 de Mayo de 2020

Estados Unidos denunció el encubrimiento que hizo Beijing al brote del virus del PCCh y criticó la respuesta a la pandemia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la reunión anual del organismo internacional.

El secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, en la reunión virtual de la Asamblea Mundial de la Salud (WHA), llevada a cabo el 18 de mayo, denunció un “aparente intento de ocultar este brote por parte de, al menos, un estado miembro”, sin nombrar directamente a China. La WHA es el órgano decisorio de la OMS.

También señaló la complicidad de la OMS en la propagación del virus, repitiendo los puntos de vista chinos.

“Debemos ser francos sobre una de las principales razones por las que este brote se salió de control”, dijo Azar. “Hubo una falla por parte de esta organización para obtener la información que el mundo necesitaba, y esa falla costó muchas vidas”.

Antes de las declaraciones del secretario en la reunión, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, prometió lanzar una “evaluación independiente” sobre cómo la organización respondió al brote “en el momento más apropiado”.

El líder chino Xi Jinping, en un discurso en video durante la apertura de la reunión, dijo que el régimen chino apoyaría una “revisión integral” de la respuesta global a la pandemia, siempre que sea dirigida por la OMS.

Azar informó que Estados Unidos apoyó “una revisión independiente de cada aspecto de la respuesta de la OMS” y que la conducta de China también debe estar “sobre la mesa” para una revisión.

Al margen de las conversaciones sobre la revisión independiente una resolución escrita por la Unión Europea, en la que se pedía una evaluación independiente de la actuación de la OMS, parecía haber obtenido el respaldo consensuado de los 194 Estados miembros de la OMS. Se esperaba que fuera debatido y adoptado el martes. El proyecto de moción no se refiere específicamente a China o Wuhan, el epicentro del brote, pero sí le pide al organismo que trabaje con la Organización Mundial de Sanidad Animal para investigar la fuente del virus, según el medio de comunicación australiano ABC.

Xi en sus comentarios trató de destacar los esfuerzos del régimen para combatir la pandemia y prometió USD 2000 millones a las Naciones Unidas para ayudar a la respuesta global. También defendió el manejo del brote por parte del régimen: “Todo el tiempo hemos actuado con apertura, transparencia y responsabilidad”.

Hablando horas después de Xi, Azar dijo que Estados Unidos había asignado USD 9000 millones a los esfuerzos de contención de virus en todo el mundo. Estados Unidos, el mayor contribuyente de la OMS, el mes pasado suspendió los fondos para la OMS en espera de una revisión, criticando al organismo por ser demasiado indulgente con Beijing.

El organismo ha sido objeto de un intenso escrutinio por repetir las declaraciones oficiales chinas de que había poco o ningún riesgo de transmisión del virus de persona a persona, durante las primeras etapas del brote en China. Sin embargo, la creciente evidencia, incluso de documentos internos filtrados, muestra que el régimen sabía sobre la gravedad del brote, pero lo ocultó al público.

Altos funcionarios de la OMS también han elogiado en repetidas ocasiones a los funcionarios chinos y han afirmado que la respuesta de China es un ejemplo a seguir para otros países.

Ghebreyesus defendió la respuesta del organismo, diciendo que “sonó la alarma temprano, y nosotros la sonamos a menudo”.

El lunes pasado, el organismo de supervisión interna de siete miembros de la OMS publicó un informe que examina la respuesta del grupo a COVID-19, diciendo que la OMS “demostró liderazgo” en el manejo de la pandemia entre enero y abril.

“La información inicial sobre la tasa de letalidad, la gravedad y la transmisibilidad proporcionada por China a principios de enero reflejaban un marco incompleto del virus, pero la secretaría de la OMS la actualizó después de una misión de la oficina a Wuhan del 20 al 21 de enero”, dijo.

“Una comprensión imperfecta y en evolución no es inusual durante la fase temprana de la aparición de una nueva enfermedad”.

Los miembros del comité dijeron que una evaluación independiente del desempeño de la OMS “puede ser útil”, pero advirtieron que realizar una revisión “durante el calor de la respuesta, incluso de manera limitada, podría afectar la capacidad de la OMS para responder eficazmente”.

Taiwán

Al comienzo de la reunión de la WHA, los Estados miembros acordaron por unanimidad aplazar una decisión sobre la concesión de la condición de observador a Taiwán, hasta finales de este año, para evitar que se desvíe la atención de la pandemia.

Estados Unidos, junto con un grupo de países, lanzó una campaña antes de la reunión para impulsar la inclusión de la isla autogobernada, y dijo que su exclusión obstaculizó los esfuerzos mundiales para combatir la enfermedad. El régimen, que ve a Taiwán como parte de su territorio, ha bloqueado su participación en la WHA desde que la presidente de la isla, Tsai Ing-wen, fue elegida en 2016.

“La OMS prohibió la participación de Taiwán en 2016, solo unos meses después de las elecciones libres y justas de Taiwán”, dijo Azar en la reunión. “Los 23 millones de taiwaneses nunca debieron ser sacrificados para enviar un mensaje político”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el lunes en un comunicado, que Ghebreyesus “tenía todos los poderes legales y precedentes” para incluir a Taiwán en la conferencia.

“Sin embargo, eligió no invitar a Taiwán bajo la presión de la República Popular de China”, dijo.

“La falta de independencia del Director General [de la OMS] le quita a la Asamblea la reconocida experiencia científica de Taiwán sobre la enfermedad pandémica y daña aún más la credibilidad y la eficacia de la OMS en el momento en que el mundo más lo necesita”.

Reuters y Zachary Steiber contribuyeron a este informe.

Sigue a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Relacionado

La subversión comunista china de la OMS socavó la respuesta a la pandemia

TE RECOMENDAMOS