EE. UU.: Fiscal especial agrega cargos de obstrucción a la acusación de Paul Manafort

Por Petr Svab - La Gran Época
09 de Junio de 2018 Actualizado: 10 de Junio de 2018

El fiscal especial Robert Mueller agregó cargos el viernes, por obstrucción a la justicia a la ya acusación formal contra Paul Manafort .

La acusación afirma que Manafort y su socio Konstantin Kilimnik “con conocimiento e intención intentaron persuadir corruptamente” a dos testigos anónimos “con intención de influir, retrasar y evitar el testimonio”.

No menciona ningún otro detalle. También agrega un cargo por conspiración para obstruir la justicia, lo que significa que Manafort y Kilimnik supuestamente lo hicieron juntos.

Mueller previamente acusó a Manafort en dos demandas por separado por conspirar para blanquear dinero, mentir a los investigadores, cometer fraude fiscal y bancario y no registrarse como agente extranjero. Los cargos derivaron de su trabajo de relaciones públicas y campaña para el expresidente ucraniano pro-Ruso Viktor Yanukovych.

Kilimnik, fue descrito como un exoficial de inteligencia ruso, que trabajó con Manafort en el asunto de Yanukovych.

Años después que terminó su trabajo para Yanukovych, Manafort se unió a la campaña del entonces candidato Donald Trump en marzo de 2016 y fue durante breve tiempo gerente de campaña -de junio a agosto de ese año-. Él renunció en medio de informes a su trabajo anterior en Ucrania.

Trump cuestionó al FBI por qué nunca le dijo que Manafort estaba siendo investigado por sus anteriores negocios.

“Deberían habernos dicho que [el entonces Director del FBI James Comey] y los muchachos estaban haciendo un registro de él, ¡y que no lo hubiesen contratado!”, Escribió Trump en Twitter el 3 de junio.

Ninguno de los cargos contra Manafort está relacionado con la supuesta interferencia rusa en las elecciones de 2016 ni con la acusación de colusión entre la campaña de Trump y Rusia (investigación que originalmente se le asignó a Mueller). Manafort se declaró inocente y está combatiendo los cargos en la corte.

El juez en el caso de Manafort reprendió al equipo de Mueller durante una audiencia a principios de mayo, diciendo que los fiscales están más interesados ​​en derrocar a Trump que en obtener una condena en contra de Manafort.

“Realmente no le importa el Sr. Manafort”, dijo el Juez de Distrito T.S. Ellis III la los fiscales. “Realmente te importa la información que el Sr. Manafort pueda darte para guiarte al Sr. Trump y una acusación, o lo que sea”.

Ellis le exigió ver un “memorándum de alcance” clasificado, enviado a Mueller por el Procurador General Rod Rosenstein. El documento describe lo que el abogado especial está autorizado a investigar. El juez exigió ver el memorándum, porque los cargos presentados contra Manafort están fuera del alcance de la investigación de Rusia.

Manafort, fue uno de al menos siete de los asociados de Trump, secretamente vigilados por la administración Obama. Fue espiado desde algún momento en 2016 hasta principios de 2017, incluso cuando habló con Trump, de acuerdo con filtraciones a los medios de fuentes anónimas.

La Gran Época ya expuso cómo un selecto grupo de funcionarios de la administración Obama organizó una amplia operación de espionaje contra la campaña de Trump que incluía: cartas de seguridad nacional -un tipo de documentación secreta- solicitado bajo la orden de Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA), que garantiza al menos un espía; el desenmascaramiento de ciudadanos estadounidenses en informes de inteligencia; y el espionaje realizado por agencias de inteligencia extranjeras. Una gran cantidad de información obtenida a través de la operación se filtró ilegalmente a ciertos medios.

Tanto el inspector general del Departamento de Justicia (DOJ) como el comité de inteligencia de la Cámara están actualmente investigando a los funcionarios involucrados y por qué lanzaron esta operación.

Un grupo de congresistas ya remitió al exdirector del FBI James Comey, al exvicedirector Andrew McCabe, a la exfiscal interina Sally Yates y al exfiscal interino adjunto Dana Boente para investigar su rol en la firma de una orden de FISA, obtenida para vigilar al voluntario de la campaña Trump y consejero Carter Page. La página interceptada por el FBI utilizó una orden judicial basada en un dossier no verificado financiado por la campaña de Hillary Clinton.

Los legisladores acusan a los cuatro funcionarios de privar a Page de sus derechos y de una mala conducta en la investigación.

Mueller y su personal se hicieron cargo de la investigación del FBI en mayo de 2017.

De su equipo de 17 abogados, la mayoría trabajó en la sede del Departamento de Justicia o el FBI durante el gobierno de Barack Obama. Al menos 13 son Demócratas registrados y al menos 11 de ellos hicieron contribuciones en dinero a la campaña y a los candidatos demócratas, informó The Daily Caller. Ninguno es republicano, excepto, tal vez, el propio Mueller.

El reportero de La Gran Época Ivan Pentchoukov contribuyó en el reporte.

TE RECOMENDAMOS