EE.UU. impone más trabas a Huawei para usar chips fabricados con tecnología estadounidense

Por Cathy He
17 de Agosto de 2020
Actualizado: 17 de Agosto de 2020

La administración Trump anunció el 17 de agosto que reforzará aún más las restricciones a Huawei, con el fin de cortar su acceso a los chips fabricados con tecnología estadounidense.

El departamento de Comercio dijo que ha ampliado las restricciones impuestas en mayo, las cuales buscan evitar que el gigante chino de las telecomunicaciones adquiera semiconductores de fabricantes de chips de todo el mundo fabricados con tecnología estadounidense.

La administración también añadió a 38 filiales de Huawei en 21 países a su lista negra comercial, prohibiendo a las firmas estadounidenses hacer negocios con estas. La adición del nuevo grupo de empresas eleva el número total de filiales de Huawei bloqueadas a 152. Huawei y sus filiales fueron añadidas por primera vez a la lista negra en mayo de 2019 por motivos de seguridad nacional.

El secretario de comercio Wilbur Ross dijo a Fox Business que las restricciones presentadas en mayo “los llevaron a realizar algunas medidas evasivas. Estaban usando terceros (…) La nueva regla deja claro que cualquier uso de software estadounidense o equipo de fabricación estadounidense está prohibido y requiere de una licencia”.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo en un comunicado que el nuevo cambio en la regla “evitará que Huawei evada la ley de EE. UU. a través de la producción alternativa de chips y el suministro de chips de venta al público”. Añadió que “Huawei ha intentado continuamente evadir” las restricciones de EE. UU. impuestas en mayo— las cuales entrarán en vigor completamente el 14 de septiembre.

Huawei no contestó inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La medida se presenta cuando la administración toma acciones más duras contra Beijing en diferentes ámbitos, incluyendo las empresas de tecnología que plantean amenazas a la seguridad. Washington viene diciendo hace tiempo que el equipo de Huawei podría ser aprovechado por el régimen chino para espiar o interrumpir redes de comunicación. Los funcionarios estadounidenses señalan que las leyes en China obligan a las compañías a cooperar con las agencias de inteligencia cuando se les pida. La empresa ha negado estas acusaciones.

La administración ha trabajado para persuadir a sus aliados de excluir a Huawei de sus lanzamientos de 5G, una iniciativa que parece estar dando frutos ya que un creciente número de países están eligiendo proveedores de telecomunicaciones alternativos.

A mediados de julio, el Departamento de Estado anunció que podría imponer restricciones de visado a los empleados de Huawei y de otras compañías de tecnología chinas que apoyan las violaciones de derechos humanos de China en todo el mundo.

Recientemente Pompeo pidió a las empresas y países dejar de usar tanto software como hardware chinos que plantean peligros para los datos de los usuarios bajo la iniciativa de “red limpia” del Departamento de Estado.

Este mes la administración apuntó a las apps de redes sociales chinas TikTok y WeChat, prohibiendo las transacciones con sus empresas matrices chinas ByteDance y Tencent, respectivamente, a partir de septiembre. Los funcionarios dijeron que la prohibición era para proteger los datos de los usuarios estadounidenses del espionaje de Beijing.

El Departamento de Comercio también anunció el lunes otra nueva regla que exige que las empresas obtengan una licencia cuando una compañía en la lista negra comercial, como Huawei, actúe “como comprador, consignatario intermediario, consignatario final o usuario final” en una transacción.

Las restricciones existentes en Estados Unidos ya han perjudicado a Huawei y a sus proveedores.

El 8 de agosto, la revista financiera china Caixin informó que Huawei dejará de fabricar sus chipsets Kirin el próximo mes debido a la presión de Estados Unidos sobre los proveedores.

La división HiSilicon de Huawei ha dependido del software de empresas estadounidenses como Cadence Design Systems y Synopsys para diseñar sus chips, y ha subcontratado a Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC), que utiliza equipos de empresas estadounidenses, para su producción.

TSMC ha dicho que no enviará obleas a Huawei después del 15 de septiembre.

Con información de Reuters.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pompeo advierte sobre el autoritarismo de China en viaje a Europa

TE RECOMENDAMOS