EE. UU. llama “dictador” a Daniel Ortega e insta a países a “tratarlo como tal”

Por Alicia Marquez
08 de Junio de 2021
Actualizado: 08 de Junio de 2021

Estados Unidos dijo este martes que el líder del régimen de Nicaragua, Daniel Ortega, es un “dictador” e instó al resto de países del mundo a que lo traten como tal, tras la noticia del arresto del candidato opositor Félix Maradiaga esta tarde.

“La detención arbitraria del candidato presidencial Félix Maradiaga—el tercer líder opositor detenido en 10 días—confirma sin lugar a dudas que Ortega es un dictador. La comunidad internacional no tiene más opción que tratarlo como tal”, dijo la subsecretaria para Latinoamérica del Departamento de Estado de Estados Unidos, Julie Chung, a través de su cuenta de Twitter.

La crítica de la funcionaria contra el líder del régimen de Nicaragua se produce tras la tercera detención en cuestión de semanas en contra de los candidatos opositores presidenciales.

Maradiaga, un académico y activista, fue detenido la tarde del martes luego que compareció ante la Fiscalía, donde le confirmaron que le habían abierto una investigación.

La Policía del régimen de Nicaragua indicó que el opositor está siendo investigado por presuntos “actos que menoscaban” la soberanía, “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización”.

Tras el arresto, se envió un comunicado a través de su cuenta de Twitter condenando la “detención ilegal”.

La primera detenida fue la candidata opositora Cristiana Chamorro–hija de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro–quien cuenta con una gran probabilidad de ganar las elecciones presidenciales en noviembre próximo. El segundo arresto fue el de Arturo Cruz, exembajador en Estados Unidos durante la gestión de Ortega entre 2007 y 2009.

La semana pasada, la administración Biden señaló que “definitivamente” planea usar una ley aprobada por el Congreso en el 2018 —conocida como Nica Act—la cual permite imponer sanciones a funcionarios o exfuncionarios nicaragüenses, dijo Juan González, director de Asuntos Hemisféricos del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, a Voice of America.

EE. UU. pidió el pasado viernes la inmediata liberación de Chamorro, luego de que la comunidad internacional rechazara la detención de la precandidata.

Asimismo, González dijo que EE. UU. está “en conversaciones” con gobiernos de Europa y Latinoamérica que “comparten la preocupación” por la situación en Nicaragua, para “no responder de manera unilateral”.

“Lo que está pasando en Nicaragua debe ser preocupante para toda la región (…) ni están fingiendo la democracia”, señaló el asesor de la administración Biden.

El funcionario agregó que el régimen de Ortega ha cerrado la puerta a la negociación y no ha “demostrado interés ni en hablar” con EE. UU.

El pasado 3 de junio, el senador demócrata Bob Menéndez, quien preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que “es hora” de utilizar las herramientas provistas por el Congreso para sancionar a quienes socavan la democracia en Nicaragua.

Menéndez señaló que el régimen de Ortega demuestra “un desprecio absoluto por el estado de derecho y la piedra angular de cualquier democracia: elecciones libres, justas y transparentes”.

El mismo día, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, criticó la detención de la candidata, Cristiana Chamorro, afirmando que Nicaragua va en la “dirección opuesta” a lo que pueden ser unas elecciones justas y libres.

Con información de EFE y VOA.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS