EE.UU. notifica a la ONU que reimponga sus sanciones a Irán para prevenir que apoye al terrorismo

Por Ella Kietlinska
21 de Agosto de 2020
Actualizado: 12 de Noviembre de 2020

El gobierno de Donald Trump notificó formalmente el jueves a las Naciones Unidas su demanda para que se restablezcan todas las sanciones de la ONU a Irán con el fin de evitar que este país adquiera armas que puedan ser utilizadas para abastecer a las organizaciones terroristas.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, entregó la notificación al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, y al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU citando importantes violaciones de Irán del acuerdo nuclear de 2015, un requerimiento para la reimposición o retorno de las sanciones de la ONU.

En las cartas presentadas a ambos funcionarios, Estados Unidos notificó que había iniciado el restablecimiento de prácticamente todas las sanciones de la ONU a Irán, las que se habían levantado en virtud de la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU que también respaldó el acuerdo nuclear de Irán, dijo Pompeo en una conferencia de prensa el jueves.

El gobierno de Trump recurrió a la invocación de una reimposición de todas las sanciones de la ONU sobre Irán que estaban en vigor antes del acuerdo nuclear de Irán, también conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). Este acuerdo fue firmado en 2015, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU votara en contra de la extensión del embargo de armas sobre Irán que expiraría en octubre.

Una vez que el embargo de armas expire, Irán podrá comprar armas convencionales de China, Rusia u otros países.

Pompeo dijo que las sanciones de la ONU evitarán que Irán, “el mayor estado patrocinador del terrorismo”, compre y venda aviones, tanques, misiles y otros tipos de armas convencionales.

Junto con el embargo de armas, una reimposición a las sanciones de la ONU incluiría la prohibición de que Irán desarrolle misiles balísticos capaces de transportar armas nucleares y el cese de las actividades del país relacionadas con el enriquecimiento y el reprocesamiento nuclear. También se instaría a que los países inspeccionen los envíos hacia y desde el Irán con la autorización a incautar cualquier carga prohibida.

El organismo de vigilancia nuclear de las Naciones Unidas, el Organismo Internacional de Energía Atómica, informaron de algunas violaciones iraníes al acuerdo, pero Teherán dice que esas violaciones se deben a que Estados Unidos violaron el acuerdo cuando se retiraron y luego volvieron a imponer duras sanciones unilaterales.

Irán también se niega “a permitir que el OIEA inspeccione los sitios sospechosos de actividad nuclear no declarada, que anteriormente formaban parte del programa de armas nucleares de Irán”, dijo Pompeo.

Estados Unidos “ha hecho todos los esfuerzos diplomáticos” durante casi dos años tratando de renovar este embargo de armas, agregó.

Los participantes europeos en el acuerdo —Alemania, Francia y el Reino Unido (el E3)— han intentado que Irán vuelva a cumplir, señaló el secretario, añadiendo que “a pesar de los extensos esfuerzos y la exhaustiva diplomacia de esos estados miembros, el significativo incumplimiento de Irán persiste”.

“Todos me dijeron en privado que tampoco quieren que se levante el embargo de armas”, aunque no dieron ninguna solución alternativa, dijo Pompeo en la conferencia de prensa.

Por su parte, los países del Golfo —entre ellos Bahrein, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos— enviaron una carta al Consejo de Seguridad de la ONU instando a la renovación del embargo de armas antes de su vencimiento, dijo Pompeo.

Pompeo espera que la acción de Estados Unidos para restablecer las sanciones a Irán sea una presión para que “se comporte como un país normal y vuelva a la mesa de negociaciones”. También pidió a otros países que se unan a Estados Unidos en la elaboración de un acuerdo más fuerte con Irán.

“Después de que el acuerdo [JCPOA] entró en vigor y los activos previamente sancionados fueron descongelados, el presupuesto de defensa de Irán (alrededor de dos tercios del cual va al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica) aumentó en un estimado de 30%-40%. Los fondos que Irán dio a Hezbollah, Hamas y otros grupos terroristas subieron a casi mil millones de dólares anuales”, según un estudio del profesor Jacob Nagel, un alto miembro visitante de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD), en conjunto con Yaakov Amidror, un distinguido miembro del Centro Gemunder para la Defensa y la Estrategia de JINSA en Washington, y Jonathan Schachter, un exasesor del primer ministro de Israel.

“Irán siguió ignorando sus obligaciones en materia de desarrollo de misiles y exportación de armas. Los Guardias de la Revolución comenzaron a tratar de establecer una presencia militar permanente en Siria, desde la cual lanzaron ataques con drones y misiles contra Israel”, escribieron Nagel, Amidror y Schachter, para la FDD. “Los ataques Houthi contra Arabia Saudita, utilizando misiles iraníes, se aceleraron”.

La Guardia Revolucionaria iraní dispara contra un buque de guerra durante ejercicios militares en el Golfo el 22 de abril de 2010. (MEHDI MARIZAD/AFP a través de Getty Images)

Después de que Estados Unidos iniciaran la reimposición, Francia, Alemania y el Reino Unido emitieron una declaración indicando que debido a que Estados Unidos se retiró del JCPOA, no puede “apoyar esta acción, que es incompatible con nuestros esfuerzos actuales para apoyar el JCPOA”.

“Seguimos comprometidos con el JCPOA a pesar de los importantes desafíos causados por la retirada de EE.UU.”, declaró el E3 en el comunicado. También instaron a Irán “a revertir todas las medidas incompatibles con sus compromisos nucleares y volver al pleno cumplimiento sin demora”.

Sin embargo, el E3 expresó “serias preocupaciones” con respecto a los efectos de la expiración del embargo de armas del Irán en la seguridad regional y su determinación de resolver “esos problemas” por medios diplomáticos.

Estados Unidos no notificó a la ONU que se retiraba del JCPOA porque el acuerdo con Irán y la resolución de la ONU son “completamente independientes”, dijo Pompeo en la conferencia de prensa.

El JCPOA no es un tratado sino un acuerdo político, añadió. La resolución de la ONU da el derecho de ejecutar la reimposición a un conjunto de estados de forma incondicional, añadió.

El embajador de China en la ONU, Zhang Jun, pidió a Indonesia, que actualmente ocupa la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de la ONU, “no identificar y circular la comunicación de EE.UU. como una notificación” para desencadenar el proceso de snapback y consultar con todos los miembros del consejo sobre cómo proceder.

El exvicepresidente de la administración Obama, Joe Biden, a su vez declaró que por su parte se reincorporaría al acuerdo si Irán primero reanudaba el cumplimiento.

“Si Irán vuelve a cumplir estrictamente el acuerdo nuclear, Estados Unidos se reincorporará al acuerdo y lo ampliará, mientras trabaja con los aliados para hacer retroceder las acciones desestabilizadoras de Irán”, dijo a Reuters el portavoz de la campaña presidencial de Biden, Andrew Bates.

Reuters y The Associated Press contribuyeron a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Descubra

China, Rusia, Irán y Cuba están contribuyendo a la inestabilidad de América Latina

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS