EE.UU. pone en vigor las sanciones de remesas contra régimen cubano como parte del “aislamiento financiero”

Por Pachi Valencia
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Desde este miércoles, Estados Unidos puso en vigor las medidas para restringir los envíos de remesas y operaciones financieras en Cuba anunciadas en septiembre, como parte de un aislamiento financiero al régimen cubano.

Los sanciones anunciadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) incluyen cuatro áreas de restricción, siendo la primera el límite de USD 1000 por trimestre en envíos que se puede hacer a un residente cubano, pero se prohíben las remesas a familiares cercanos que sean altos funcionarios del gobierno y del Partido Comunista, extendiéndose a hijos, padres, abuelos y primos.

Así mismo, la OFAC prohíbe envíos de remesas como donaciones privadas a ciudadanos cubanos. Sin embargo, sí autoriza el apoyo a la actividad económica para personas y organizaciones no gubernamentales, a fin de fomentar la independencia del régimen de la isla.

Por otro lado, se elimina la autorización para que las instituciones bancarias bajo jurisdicción de Estados Unidos procesen transferencias de fondos que se originan y terminan fuera del territorio estadounidense, entre personas que no están bajo la jurisdicción de EE. UU., conocidas como transacciones “U-turn”.

WASHINGTON, DC – JULIO 08: Una bandera de Estados Unidos ondea a media asta sobre el Departamento del Tesoro el 8 de julio de 2016 en Washington, DC. (Foto de Alex Wong/Getty Images)

Las medidas entran en vigor horas antes de que se la Asamblea Nacional de Cuba designe presidente y vicepresidente de la República, cumpliendo los acuerdos de la nueva Constitución, instaurada el pasado abril.

Por otro lado, Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, ofreció una entrevista a la agencia de noticias Reuters en la que señaló que tanto Cuba como Rusia han brindado un “salvavidas a Maduro”; esto tras las sanciones internacionales y el cerco político y diplomático por parte de los países de la región.

“Siempre estamos buscando formas de exprimir a [Cuba] porque no vemos ninguna mejora en su conducta ni con respecto a Venezuela ni a los derechos humanos internamente”, dijo Abrams.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams. EFE

El Gobierno de Trump se ha enfocado en emitir sanciones contra el régimen de Maduro y presionar a sus principales aliados para lograr la caída de la tiranía en Venezuela.

De acuerdo con Abrams, las nuevas sanciones que emitirá el Gobierno Trump en las próximas semanas probablemente apunten al sector turístico de la isla, así como al petróleo que Venezuela entrega a La Habana.

La decisión de imponer sanciones al envío de remesas fue anunciada por John Bolton el 17 de abril durante un discurso en Florida.

La administración Trump anunció el 6 de septiembre las nuevas medidas para regular la cantidad de dinero que los cubanos residentes en su territorio podían enviar a sus familiares en Cuba a través de remesas, con excepción de “familiares cercanos de funcionarios cubanos prohibidos y miembros del Partido Comunista de Cuba”.

“La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) está poniendo un límite de 1000 dólares estadounidenses por trimestre que un remitente puede enviar a un ciudadano cubano”, señaló el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado.

Desde que las remesas a Cuba entrasen en vigencia en 2014 con la Administración del expresidente Barack Obama (2009-2017), no existían límites ni de cantidad ni de frecuencia.

El titular de la cartera del Tesoro argumentó que el país “responsabiliza al régimen cubano por la opresión del pueblo cubano y el apoyo de otras dictaduras en toda la región, como el régimen ilegítimo del (dictador venezolano Nicolás) Maduro”.

“A través de estas enmiendas regulatorias, -continuó- el Tesoro está negando a Cuba el acceso a divisas fuertes, y estamos frenando el mal comportamiento del Gobierno cubano mientras continuamos apoyando al pueblo sufrido de Cuba” .

En julio, Estados Unidos también tomó medidas contra la compañía estatal Cubametales por su relación con el régimen chavista.

Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, Trump ha endurecido la política hacia Cuba con reducciones del personal diplomático, la activación de una ley que permite demandas en tribunales por bienes expropiados tras la Revolución y sanciones a los hoteles de la isla, aumentando el alcance del embargo económico y comercial.

Con información de EFE y PanAm Post.

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS