EE.UU. propone proyecto de ley para prohibir que personal federal use tecnología respaldada por China

Por Frank Fang
01 de Mayo de 2020
Actualizado: 01 de Mayo de 2020

Los senadores estadounidenses Ted Cruz (R-Texas) y Josh Hawley (R-Mo.) planean presentar un nuevo proyecto de ley destinado a prohibir a los empleados federales el uso de plataformas tecnológicas que están bajo la influencia del Partido Comunista Chino (PCCh).

“Empresas como Tencent y Huawei son operaciones de espionaje para el Partido Comunista Chino, disfrazadas de compañías de telecomunicaciones para el siglo XXI”, dijo Cruz en un comunicado de prensa.

Cruz agregó: “Prohibir el uso de estas plataformas y evitar que los dólares de los contribuyentes se utilicen para capitalizar la infraestructura de espionaje chino son medidas de sentido común para proteger la seguridad nacional estadounidense”.

El Congreso está actualmente en receso hasta al menos el 4 de mayo, como parte de las medidas de distanciamiento social para evitar la propagación del virus del PCCh, comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

El proyecto de ley, denominado “Ley de Contrarrestar los Intentos Chinos de Indagación (C-CAS) de 2020”, requeriría que el Secretario de Estado, en consulta con el Secretario de Defensa, elabore una lista de compañías de tecnología que ellos creen que están “sujetas a influencia o control” por parte del régimen chino.

El Secretario de Estado deberá presentar la lista anualmente al Congreso.

El proyecto de ley prohibiría a los empleados federales de EE.UU. “realizar negocios oficiales a través de cualquier aplicación de redes sociales, computadora o teléfono inteligente, o tecnología de telecomunicaciones, producida, operada o alojada” por las compañías en la lista.

El proyecto de ley identificó a cinco compañías tecnológicas chinas: Huawei, Tencent, ZTE , Alibaba y Baidu, y dijo que estas empresas ayudarán al PCCh si se les solicita, para llevar a cabo espionaje u obtener “una visión de los perfiles, la actividad o la ubicación de los usuarios extranjeros” a través de sus productos.

La ley nacional de inteligencia de China, que entró en vigencia en 2017, le permite a Beijing acceder a todos los datos almacenados dentro de sus fronteras nacionales, lo cual significa que el régimen chino también podría acceder a los datos en los servidores chinos.

El proyecto de ley también cita documentos chinos no especificados que muestran que compañías tecnológicas chinas como Huawei, Tencent, Alibaba y Baidu han ayudado al ejército chino a desarrollar tecnología.

Actualmente, la Comisión Central de China para el Desarrollo de Fusión Militar-Civil, un organismo gubernamental establecido por el gobierno central en 2017, supervisa el avance de los militares al aprovechar la cooperación con la industria privada y las universidades.

Y durante una conferencia de septiembre de 2019, el principal funcionario del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Christopher Ford, destacó a las cinco compañías chinas mencionadas anteriormente y señaló que “existe un profundo historial de cooperación y colaboración entre” ellas y el aparato de seguridad del estado de China.

Ford dijo que los documentos chinos muestran que los productos de Huawei, Tencent, Alibaba, Lenovo y otras empresas tecnológicas se han utilizado para investigar y producir armas y equipos para el ejército chino.

Además, “la documentación de fusión militar-civil china destaca específicamente el trabajo 5G de Huawei para un reconocimiento especial en apoyo al impulso de China para desarrollar sus capacidades industriales militares, así como las contribuciones de Tencent, Alibaba y Baidu”, dijo Ford.

Citando los riesgos de seguridad nacional, el gobierno de EE.UU. ya ha prohibido a Huawei participar en el lanzamiento del país de las redes móviles 5G de próxima generación.

El proyecto de ley también garantizaría que el financiamiento de los Estados Unidos no se utilice para “subsidiar o financiar contratos de la ONU con ninguna de esas compañías” en la lista, según el comunicado de prensa, que señala un caso reciente de una posible asociación entre las Naciones Unidas y Tencent.

El 31 de marzo, Tencent anunció en su sitio web que proporcionaría “herramientas de videoconferencia y diálogo digital” a las Naciones Unidas mientras el organismo global realizaba una campaña para celebrar su 75º aniversario.

Fox News informó el 30 de abril que la asociación no ha terminado, citando a Lisa Laskaridis, portavoz de la ONU.

“La decisión de las Naciones Unidas de asociarse con Tencent, un brazo de vigilancia glorificado del Partido Comunista Chino, es estúpida y peligrosa”, dijo Hawley según el comunicado de prensa del proyecto de ley.

Tencent es el operador de dos aplicaciones populares de redes sociales chinas, QQ y Weixin, esta última también conocida como WeChat.

WeChat cumple con las reglas de censura del régimen chino y también extiende su monitoreo y censura a los usuarios de aplicaciones en EE.UU. Por ejemplo, ha bloqueado a los usuarios para que no envíen o vean contenido de medios de comunicación con sede en EE.UU. conocidos por informar sobre los abusos del régimen chino, como la edición en idioma chino de The Epoch Times y Voice of America.

Hawley condenó a las empresas tecnológicas chinas y dijo que “conspiran activamente con el PCCh para llevar a cabo la vigilancia internacional y representan una amenaza constante para los Estados Unidos y nuestros aliados. El dinero de los contribuyentes estadounidenses no debe financiar contratos de la ONU que beneficien al Partido Comunista Chino”, dijo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Aparecen cuatro infectados asintomáticos en una comunidad residencial en China

TE RECOMENDAMOS