EE.UU.: Republicanos presionan para que recortes de impuestos individuales sean permanentes

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
19 de Julio de 2018 Actualizado: 20 de Julio de 2018

Los legisladores republicanos han puesto los engranajes en marcha para votar en la segunda ronda la reforma tributaria antes de las elecciones de mitad del período presidencial en noviembre.

El plan de reforma tributaria 2.0 busca que los recortes tributarios individuales sean permanentes.

La amplia revisión fiscal, promulgada en diciembre, fue la primera gran victoria legislativa del gobierno de Donald Trump. Los Republicanos ahora están buscando mejoras y ajustes al nuevo código tributario.

Según Kevin Brady, representante de Texas, presidente del Comité de Arbitraje de la Cámara, la permanencia de las disposiciones fiscales individuales es la prioridad número uno. Los Republicanos también podrán tratar de reducir aún más las tasas impositivas corporativas y realizar cambios en el ahorro para la jubilación, como parte del nuevo plan.

Brady dijo a los periodistas en la Casa Blanca el 17 de julio, que espera que la Cámara comience a votar sobre un conjunto de proyectos de ley en septiembre.

El representante hizo las declaraciones junto a un grupo de legisladores republicanos, antes de una reunión a puertas cerradas con el presidente Trump, quien apoya la segunda fase de recortes tributarios.

“Lo que hoy se trata es cómo podemos fortalecer aún más la economía de Estados Unidos”, dijo Brady. “Creemos que el mejor lugar para comenzar es con las familias estadounidenses de clase media y con nuestros pequeños negocios”.

Extendiendo recortes de impuestos individuales

Los republicanos ven ampliar los recortes de impuestos individuales como una herramienta para crear certeza e impulsar el crecimiento económico.

La Ley de recortes y empleos fiscales que entró en vigencia el 1 de enero, redujo las tasas impositivas individuales, duplicó la deducción estándar y amplió el crédito tributario destinado a los hijos de los contribuyentes individuales. Sin embargo, muchas disposiciones impositivas individuales expirarán a fines de 2025, y las antiguas reglas entrarán en vigencia a menos que se extiendan, según el nuevo código.

Los legisladores agregaron la fecha de vencimiento al proyecto de ley para cumplir con las normas del Senado, que permitieron de esta manera a los Republicanos aprobar la medida el año pasado, con una mayoría simple.

Para que los recortes de impuestos individuales sean permanentes, los Republicanos necesitan 60 votos en el Senado. Como el partido tiene una escasa mayoría en el Senado,  necesita al menos nueve Demócratas para votar a favor del proyecto de ley.

Poner a los Demócratas a votar antes de las elecciones de mitad de período en noviembre, parece ser parte de la lógica del momento en la acción legislativa.

Ningún Demócrata votó por la ley de reducción de impuestos individuales el año pasado. Muchos citaron la naturaleza temporal de la ley como la razón para negarse.

Hablando en un evento del Washington Post el mes pasado, Brady dijo que la segunda fase de los recortes de impuestos se vislumbraba “como un paquete de dos, tres o cuatro enfoques, para dar permanencia a uno de ellos”.

Disminuir los impuestos corporativos

Trump sugirió rebajar la tasa actual de impuestos corporativos del 21 al 20 por ciento, diciendo en una entrevista con FOX Business, que eso proporcionaría un “gran estímulo”.

La primera ronda de recortes de impuestos recortó la tasa corporativa en un 40 por ciento, desde el 35 al 21 por ciento. La medida llevó a 660 empresas, incluidas Apple, Jet Blue y Bank of America, a emitir bonos en efectivo, aumentos salariales y otros beneficios a sus empleados, según una lista (pdf) mantenida por Americans for Tax Reform (ATR).

Brady dijo que bajar aún más la tasa corporativa “debería ser parte de” la segunda ronda de recortes, porque Estados Unidos necesita seguir siendo competitivo en el escenario mundial.

Cuando se combina con el promedio de las tasas impositivas corporativas estatales y locales, la nueva tasa impositiva corporativa de Estados Unidos es de casi 26,5 por ciento, lo que está por debajo del promedio ponderado actual de la OCDE de 31,12 por ciento, según la Tax Foundation.

Trump dijo que los recortes de impuestos hicieron de Estados Unidos el “mejor lugar de la Tierra” para comenzar un negocio e invertir, durante la celebración del sexto aniversario de la revisión fiscal el mes pasado.

“Creo que el Presidente tiene razón desde el punto de vista de que ahora que Estados Unidos ha pasado a estar entre los tres o cuatro mejores códigos impositivos del planeta. Nuestros competidores van a responder”, dijo Brady.

“Entonces creo que estamos de acuerdo con el Presidente; deberíamos estar preparados, en función de lo que hagan como respuesta nuestros competidores, para seguir estando entre los tres principales códigos impositivos a favor del crecimiento”.

Pensiones y ahorros

Los Republicanos también se están enfocando en hacer cambios en las áreas de pensiones y ahorros, en la segunda ronda de recortes de impuestos.

“Estamos buscando las maneras en que sea más fácil para las familias ahorrar temprano en su vida y por más largo tiempo, ya sea para la atención médica o para la jubilación”, dijo Brady a FOX Business. “Creemos que Estados Unidos no es una nación de ahorradores; queremos que sea”.

Uno de cada cinco estadounidenses no tiene ahorros para la jubilación, según un informe (pdf) de Northwestern Mutual.

La oficina de Brady no proporcionó detalles sobre la medida, pero el representante Kenny Marchant le dijo al Wall Street Journal, que una cuenta de ahorro universal podría ser parte de la legislación. Los depósitos en la cuenta se gravarán, pero no los ingresos.

Al menos nueve empresas, incluidas FedEx, Pfizer, Metlife y UPS, aumentaron sus contribuciones a los fondos de pensiones directamente, en respuesta a la primera ronda de recortes de impuestos, según ATR. Brady dijo que las pensiones serán un enfoque como parte de Recortes de Tasas 2.0.

“Queremos asegurarnos que sean adecuados y que sean seguros a largo plazo”, dijo Brady. “Los trabajadores cuentan con eso. Las empresas también cuentan con eso para reclutar buenos trabajadores”.

TE RECOMENDAMOS