EE.UU. sanciona a exyerno de Raúl Castro y jefe de conglomerado de empresas militares de Cuba

Por Débora Alatriste
30 de Septiembre de 2020
Actualizado: 30 de Septiembre de 2020

El Departamento del Tesoro de EE. UU. sancionó este miércoles a Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, una de las figuras más poderosas de Cuba y jefe del conglomerado de empresas de propiedad militar de la isla.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) añadió al general de Brigada cubano Rodríguez López-Calleja a la lista de ciudadanos especialmente designados y personas bloqueadas (SDN). En la lista se incluyen a personas que actúan para o en nombre de países seleccionados.

Todos los bienes, propiedades e intereses de propiedad de su propiedad que están sujetos a la jurisdicción de Estados Unidos, incluso dentro de la posesión o el control de estadounidenses, están bloqueados, señaló el comunicado del Departamento de Estado.

De acuerdo con el departamento, los ingresos generados por las actividades económicas de GAESA se utilizan para oprimir al pueblo cubano y para financiar la dominación “parasitaria y colonial” de Cuba sobre Venezuela.

“Esta acción reducirá la capacidad del régimen para reprimir a su propio pueblo”, dijo Pompeo en Twitter.

El General de Brigada Rodríguez López-Calleja es exyerno de Raúl Castro y se lo considera una de las figuras más poderosas de la cúpula gobernante cubana, acompañó al presidente Miguel Díaz-Canel en el viaje que realizó a Estados Unidos en 2018.

El Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA) es el monopolio empresarial más importante de Cuba, según el medio CiberCuba, tanto por la cantidad de recursos públicos que maneja como por actuar al margen de la Controlaría General de la República, del Ministerio de Economía y Hacienda y de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El conglomerado controla más de 50 empresas que forman parte de los sectores más lucrativos del país: turismo, servicios de tarjetas y envíos de remesas, bancos, supermercados, cadenas de tiendas, inmobiliarias, gasolineras, empresas de importación y exportación, navieras, empresas de construcción, almacenes y hasta una aerolínea, de acuerdo con el Nuevo Herald.

“GAESA es como el Espíritu Santo, todos hablamos de él en alguna ocasión, pero no lo hemos visto, y –hasta hace poco- había que aceptar todo lo que viniera de Luis Alberto [Rodríguez López-Calleja], sin rechistar”, dijo el año pasado a CiberCuba una fuente anónima cercana al régimen castrista.

El informante reconoció que “se ha dado el caso de que hemos necesitado dinero para determinados pagos comprometidos con proveedores estables durante muchos años o realizar algunas importaciones y no lo tuvimos porque Luis Alberto [Rodríguez López-Calleja] había acaparado el dinero para su programa hotelero”.

Asimismo relató que en un momento Díaz-Canel ordenó al ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, que “quitara dinero a GAESA para comprar comida para el pueblo”, advirtiendo que no hay que consultar con nadie, haciendo referencia a Raúl Castro.

El conglomerado económico-militar funciona “en paralelo al Estado cubano”, afirmó el reportaje del medio.

“La acción de hoy demuestra el compromiso de larga data de Estados Unidos de poner fin a las prácticas económicas que benefician desproporcionadamente al gobierno cubano o a sus organismos o personal militar, de inteligencia y de seguridad a expensas de los pueblos cubano y venezolano”, señala el comunicado.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Un hombre de 21 años se suicida por el bloqueo de su cuenta de WeChat

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS