EE.UU. suspenderá las obligaciones bajo el Tratado Nuclear con Rusia el 2 de febrero

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
01 de Febrero de 2019 Actualizado: 01 de Febrero de 2019

Estados Unidos suspenderá sus obligaciones respecto a un histórico tratado nuclear con Rusia a partir del 2 de febrero, según declaraciones simultáneas de la Casa Blanca y del secretario de Estado Mike Pompeo.

Durante años, Washington ha acusado a Moscú de violar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) de 1987. El pacto prohíbe a ambas naciones poseer misiles de corto y medio alcance.

“Estados Unidos se ha adherido plenamente al Tratado INF durante más de 30 años, pero no nos quedaremos limitados por sus términos mientras Rusia tergiversa sus acciones”, dijo el presidente Donald Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca. “No podemos ser el único país del mundo obligado unilateralmente por este tratado, ni por ningún otro.”

Tanto Trump como Pompeo dijeron que la retirada de Estados Unidos está respaldada por los aliados de la OTAN, que se unieron a Washington en diciembre para declarar a Moscú en violación material del tratado. La OTAN emitió una declaración el 1 de febrero apoyando la decisión de retiro de Estados Unidos.

“A menos que Rusia cumpla con las obligaciones del Tratado INF a través de la destrucción verificable de todos sus sistemas 9M729, volviendo así al cumplimiento total y verificable antes de que la retirada de Estados Unidos entre en vigor dentro de seis meses, Rusia será la única responsable de la terminación del Tratado”, afirma la declaración de la OTAN.

El retiro se completará seis meses después de que se entregue la notificación oficial el 2 de febrero. Durante ese tiempo, Rusia tendrá otra oportunidad de volver a cumplir con sus obligaciones destruyendo los misiles que estarían en violación.

Los funcionarios estadounidenses hicieron más de 30 intentos en los últimos seis años para que Rusia cumpliera el tratado. Pompeo dijo el 1 de febrero que Moscú se ha negado a tomar ninguna medida para cumplir con las peticiones. En diciembre, Pompeo dio a Rusia 60 días para volver a cumplir con el tratado. Señaló en ese momento que los aliados europeos han presionado para que se amplíe el tiempo con el fin de organizar una campaña diplomática para que Rusia vuelva a cumplir con sus obligaciones.

“La violación de Rusia pone a millones de europeos y estadounidenses en mayor riesgo”, dijo Pompeo el 1 de febrero. “Su objetivo es poner a Estados Unidos en desventaja militar y reducir las posibilidades de que nuestra relación bilateral avance en una mejor dirección”.

“Es nuestro deber responder adecuadamente”, añadió. “Cuando un acuerdo es tan descaradamente ignorado y nuestra seguridad es tan abiertamente amenazada, debemos responder.”

Estados Unidos alega que el misil 9M729 de Rusia viola el tratado INF porque opera dentro de un rango prohibido. El tratado prohíbe a Rusia y Estados Unidos el despliegue de misiles desde tierra con un alcance de entre 300 y 3400 millas (482 a 5470 km).

Rusia niega la acusación, diciendo que el alcance del misil está unas pocas millas por debajo de las 300 millas. Washington pidió probar el alcance del misil, pero Moscú se negó y ofreció unas condiciones de prueba que los funcionarios estadounidenses consideraron inaceptable.

Trump dijo que Estados Unidos avanzará ahora para responder a los despliegues de Rusia.

“Seguiremos adelante con el desarrollo de nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros otros aliados y socios para negar a Rusia cualquier ventaja militar [derivada] de su conducta ilegal”, dijo Trump.

Rusia hizo un último intento desesperado de preservar el tratado y exhibió el disputado misil el 23 de enero como prueba, lo cual fue rechazado por las autoridades estadounidenses.

Trump señaló que Estados Unidos está dispuesto a iniciar conversaciones con Rusia sobre control de armamentos. El Presidente también sugirió que una resolución positiva de los problemas de control de armamentos allanaría el camino hacia una “relación sobresaliente a nivel económico, comercial, político y militar”.

“Esto sería algo fantástico para Rusia y Estados Unidos, y también sería genial para el mundo”, dijo Trump.

Un alto funcionario de la administración Trump dijo a los periodistas el 1 de febrero que la salida del tratado no tiene nada que ver con China, que ha desplegado más de mil misiles que ni Washington ni Moscú podrían desplegar bajo el INF. La amenaza de China es un problema mucho mayor para Rusia que para Estados Unidos, dijo el funcionario.

El presidente ruso Vladimir Putin ha expresado su preocupación por el hecho de que otras naciones ya en 2007 hayan lanzado misiles prohibidos por el INF, señalando que Corea del Sur, Corea del Norte, India, Irán, Pakistán e Israel tienen esas armas.

Sigue a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS