EE.UU. y China desean alcanzar un acuerdo comercial, dice el jefe de comercio de EE.UU.

Por Cathy He - La Gran Época
19 de Junio de 2019 Actualizado: 20 de Junio de 2019

El principal negociador comercial de los Estados Unidos dijo el 19 de junio que China y Estados Unidos tienen interés en tener un pacto comercial exitoso, y que espera reunirse con un alto funcionario chino antes de la cumbre del G20 en Japón, donde el presidente Donald Trump y el líder chino Xi Jinping están programados para reunirse.

El representante comercial de los EE.UU., Robert Lighthizer, testificó frente a una audiencia legislativa del Comité de Medios y Formas de la Cámara de Representantes, y dijo que él y el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, se reunirán con Liu He, vice primer ministro y negociador principal de China en temas comerciales, antes de la cumbre G20 en Japón.

Los Estados Unidos y China están atrapados en una guerra comercial que se intensificó a principios de mayo cuando el presidente Donald Trump elevó los aranceles a 200.000 millones de dólares en productos chinos después de acusar al régimen chino de dar marcha atrás en los compromisos negociados durante meses.

Desde entonces, Trump ha amenazado con imponer aranceles adicionales de 300 mil millones de dólares a los productos chinos, pero dijo que decidiría sobre este tema luego de reunirse con Xi en la cumbre del G20.

No está claro cuándo se reanudarán las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, pero Estados Unidos está “ciertamente dispuesto a comprometerse” con China en las conversaciones, dijo Lighthizer al comité.

“Tenemos una relación muy desequilibrada con China y tenemos una que arriesga literalmente los empleos del futuro”, dijo Lighthizer.

“Creo que es del interés tanto de China como de los Estados Unidos tener algún tipo de acuerdo exitoso. El presidente [Trump] ha dicho que definitivamente quiere un acuerdo si podemos obtener un buen acuerdo para Estados Unidos ”, agregó Lighthizer.

Anteriormente, el 18 de junio, le dijo al Comité de Finanzas del Senado que los aranceles de los Estados Unidos sobre los productos chinos por sí solos podrían no ser suficientes para obligar al régimen chino a detener sus prácticas comerciales desleales, pero que era el único recurso dado que los diálogos habían fracasado.

“No sé si las tarifas lograrán que dejen de hacer trampa”, expresó.

“Creo que no hay otra opción”.

Lighthizer agregó que la larga historia de conversaciones fallidas con el régimen chino ha demostrado que el diálogo en sí mismo no evitaría que el país asiático se involucre en abusos comerciales.

“Sé una cosa que no funcionará, y eso es hablar con ellos, porque hemos hecho eso durante 20 años”, dijo el martes.

“Entonces, si no conseguimos un acuerdo, entonces tenemos que hacer algo, y si hay una mejor idea que las tarifas, me gustaría escucharlo. No he escuchado [nada nuevo]”.

La disputa comercial comenzó en marzo pasado después de que Estados Unidos dijera que impondría aranceles punitivos a los productos chinos debido a una larga serie de prácticas comerciales desleales por parte de China, que incluyen el robo de propiedad intelectual, la transferencia de tecnología forzada, los subsidios industriales y la manipulación de la moneda.

“Estamos involucrados en una lucha comercial muy difícil que creo es extremadamente importante para la economía de los Estados Unidos, y es sobre si protegeremos nuestra propiedad intelectual y los empleos del futuro, e incluso nuestros empleos actuales”, dijo también Lighthizer el martes.

El representante comercial agregó que era “imposible” predecir cuándo se resolvería la disputa comercial.

Dijo que muchas empresas estaban trasladando la producción de sus productos con destino a los Estados Unidos, a otros países fuera de China para evitar los aranceles, y agregó que las empresas deberían tener en cuenta la amenaza de los aranceles para los productos fabricados en China al planificar sus operaciones futuras.

El 19 de junio, Trump dijo que había hablado con el líder chino Xi Jinping y confirmó que los dos países reanudarán las conversaciones y se reunirán en la cumbre del G20 en Japón a fines de este mes.

Los funcionarios de comercio de Estados Unidos actualmente están llevando a cabo audiencias, escuchando comentarios públicos de minoristas, fabricantes y otros que se verían afectados si Trump procede con las tarifas de otros 300 mil millones de dólares en productos chinos.

Trump le ordenó a Lighthizer que prepare esos aranceles, pero dijo que tomaría una decisión final después de la cumbre del G20.

“Ni siquiera sé si vamos a imponer los aranceles. Depende del presidente”, dijo Lighthizer.

Reuters contribuyó a este informe.

***

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS