EE.UU. y Rusia concluyen conversaciones en Ginebra sin ningún avance importante

Por Lorenz Duchamps
10 de Enero de 2022
Actualizado: 10 de Enero de 2022

El lunes, los negociadores estadounidenses y rusos concluyeron unas conversaciones especiales destinadas a reducir las actuales tensiones en torno a Ucrania y al aumento de la actividad militar cerca de la frontera occidental de Rusia.

No se dio mucha información sobre el resultado de las conversaciones bilaterales, que duraron más de siete horas en la ciudad suiza de Ginebra. Altos diplomáticos de ambas partes parecen indicar que no hay ningún logro importante.

“Lamentablemente, tenemos una gran disparidad en nuestros enfoques de principios al respecto”, dijo el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, durante una conferencia de prensa el lunes. “Estados Unidos y Rusia tienen en cierto modo puntos de vista opuestos sobre lo que hay que hacer”.

Aunque no se dieron muchos detalles, Ryabkov subrayó tras la reunión que Moscú no tiene planes de invadir Ucrania.

Ryabkov y su equipo se reunieron con Wendy Sherman, vicesecretaria de Estado de Estados Unidos, en el marco de las conversaciones del “Diálogo de Seguridad Estratégica”, destinadas al control de armas y otras cuestiones generales, iniciadas por los presidentes Joe Biden y Vladimir Putin durante una cumbre celebrada en junio en Ginebra.

El portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., Ned Price, dijo en un comunicado que la vicesecretaria está dispuesta a escuchar las preocupaciones de Rusia al mismo tiempo que recibe con agrado un verdadero progreso a través de la diplomacia; no está dispuesta a discutir asuntos relacionados con la seguridad europea sin que sus socios estén presentes.

El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, ofrece una rueda de prensa sobre Afganistán en el Departamento de Estado en Washington, el 16 de agosto de 2021. (Kevin Lamarque/Pool/AFP vía Getty Images)

Moscú hizo pública una lista de demandas para Estados Unidos y sus aliados occidentales una semana antes de las conversaciones, que incluía garantías de seguridad que instaban a la OTAN a no seguir expandiéndose hacia el este en antiguos estados soviéticos como Ucrania.

Price dijo que las discusiones relacionadas con la seguridad europea se reservarán para la reunión del Consejo OTAN-Rusia, que tendrá lugar en la capital de Bélgica el 12 de enero, así como durante la reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Viena al día siguiente.

Algunas de las garantías propuestas por Rusia son “sencillamente inviables para Estados Unidos”, dijo Sherman en una conferencia telefónica con periodistas, mientras que Ryabkov consideró que las conversaciones del lunes fueron “optimistas”: no ve un acuerdo por parte de Estados Unidos que satisfaga a Moscú.

Ryabkov también subrayó que es “absolutamente obligatorio asegurarse de que Ucrania nunca, nunca, nunca se convierta en miembro de la OTAN”.

“No nos fiamos de la otra parte, por así decirlo. Necesitamos garantías férreas, impermeables, a prueba de balas y legalmente vinculantes. No seguridades, no salvaguardias, garantías con todas las palabras ‘deberá, debe’, todo lo que se debe poner, ‘nunca jamás se convertirá en miembro de la OTAN’. Es una cuestión para la seguridad nacional de Rusia”, dijo.

Sherman, en respuesta, dijo que los funcionarios estadounidenses no tomarán decisiones sobre Ucrania sin su consentimiento y que “no renunciará a la cooperación bilateral con Estados soberanos que deseen trabajar con Estados Unidos”.

La reunión del 10 de enero tuvo lugar después de una cena de trabajo informal el 9 de enero, en la que Ryabkov ya auguraba “conversaciones difíciles” a las que se les debe de dar seguimiento en la reunión OTAN-Rusia en Bruselas.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo el lunes que no espera que las reuniones programadas resuelvan todos los problemas, pero que pueden abrir un camino para entenderse mejor.

“No creo que podamos esperar que estas reuniones resuelvan todas las cuestiones”, dijo Stoltenberg a los periodistas en Bruselas. “Lo que esperamos es que podamos acordar un camino a seguir, que podamos acordar una serie de reuniones, que podamos acordar un proceso”.

Rusia ha dicho que quiere que todas las cuestiones se resuelvan este mes, pero la OTAN teme que Putin pueda estar buscando un pretexto, como un fracaso en las negociaciones, para lanzar una invasión.

Los países occidentales han mostrado su preocupación después de que casi 100,000 soldados rusos se reunieran cerca de la frontera con Ucrania, ocho años después de que Rusia arrebatara la península de Crimea a la antigua república soviética.

Rusia ha negado repetidamente los planes de invasión y ha dicho que responde a lo que califica de comportamiento agresivo de la alianza militar de la OTAN y de Ucrania, que se ha inclinado hacia Occidente y aspira a unirse a la OTAN.

Biden, la UE y el Grupo de los Siete han advertido anteriormente a Putin de que Rusia se enfrentaría a “enormes consecuencias” y a sanciones económicas en caso de una nueva agresión contra Ucrania.

Ryabkov volvió a exponer las tres exigencias de Moscú el 9 de enero, diciendo que buscan que no haya más expansión de la OTAN, que no haya misiles en las fronteras de Rusia y que la OTAN no realice más ejercicios militares, operaciones de inteligencia o infraestructuras fuera de sus fronteras de 1997.

“La parte rusa vino aquí con una posición clara que contiene una serie de elementos que, en mi opinión, son comprensibles y han sido formulados con tanta claridad —incluso a alto nivel— que desviarse de nuestros planteamientos simplemente no es posible”, dijo Ryabkov.

Con información de Reuters y The Associated Press

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS