Ejecuciones y el castigo estricto volverán a Afganistán: Alto funcionario talibán

Por Jack Phillips
23 de Septiembre de 2021
Actualizado: 23 de Septiembre de 2021

Un alto funcionario talibán en Afganistán dijo que el grupo extremista que ahora gobierna el país llevará a cabo ejecuciones y amputaciones de manos y pies.

En declaraciones a The Associated Press, el cofundador de los talibanes, Mullah Nooruddin Turabi, desestimó las críticas sobre el gobierno anterior del grupo en Afganistán entre 1996 y 2001, donde las ejecuciones públicas, los azotes, las lapidaciones y las amputaciones eran algo común. Turabi, quien perdió un ojo y una pierna luchando contra los invasores soviéticos en la década de 1980, es el jefe del nuevo Ministerio de Propagación de la Virtud y Prevención del Vicio y está a cargo de hacer cumplir los castigos.

“Todos nos criticaron por los castigos en el estadio, pero nunca hemos dicho nada sobre sus leyes y sus castigos”, dijo Turabi a Associated Press en un artículo publicado el jueves. “Nadie nos dirá cuáles deberían ser nuestras leyes. Seguiremos el Islam y haremos nuestras leyes sobre el Corán”.

Durante el gobierno de los talibanes, hace más de 20 años, los asesinos condenados fueron ejecutados de un solo disparo en la cabeza y generalmente por la familia de la víctima–a veces en estadios y en otras arenas públicas. Los ladrones condenados se enfrentaron a la amputación de la mano y, a los condenados por robo en la carretera, se les cortó un pie y una mano.

Los combatientes talibanes montan guardia mientras controlan a los viajeros en un puesto de control en la carretera en Kabul el 4 de septiembre de 2021. (Aamir Qureshi/AFP a través de Getty Images)

En un cambio con respecto a una regla anterior de los talibanes, Turabi dijo al medio que las jueces mujeres ahora podrán juzgar los casos. Pero la base de las leyes del condado del sur de Asia será su interpretación del Corán, dijo.

“Cortar las manos es muy necesario para la seguridad”, dijo a AP, y dijo que tenía un efecto disuasorio. No está claro si el castigo se llevará a cabo en público, pero el gobierno está estudiando el tema y “desarrollará una política”.

Turabi, defendiendo el anterior gobierno talibán que permitía albergar redes terroristas, incluida al-Qaeda, dijo a AP: “Teníamos total seguridad en todas las partes del país”. Señaló los métodos de castigo público del grupo y dijo que disuaden el crimen.

Pero grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional ya han dicho que los talibanes están “desmantelando constantemente” los avances en derechos humanos logrados durante los últimos 20 años.

Eso incluye los “asesinatos selectivos de civiles y soldados entregados y el bloqueo de suministros humanitarios en el valle de Panjshir, que constituyen crímenes según el derecho internacional”, dijo Amnistía el martes. “También se han vuelto a imponer restricciones a las mujeres, la libertad de expresión y la sociedad civil”.

Los talibanes, descritos por algunas agencias de inteligencia estadounidenses como un grupo terrorista, se apoderaron de Afganistán en cuestión de días luego de una ofensiva devastadora. La toma de control fue precedida por la retirada total del país por parte del ejército estadounidense, que se transformó en un esfuerzo de evacuación apresurado y caótico en donde miles de ciudadanos afganos y estadounidenses huyeron del país en aviones.

Algunos senadores han expresado su preocupación de que los talibanes, al capturar al país, se apoderaron de miles de millones de dólares en hardware militar estadounidense, incluidos helicópteros Black Hawk, armas y otra tecnología.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS