Ejército de EE.UU. anuncia las primeras bajas por rechazo a la vacuna contra el COVID-19

Por Jack Phillips
20 de Marzo de 2022 3:46 PM Actualizado: 20 de Marzo de 2022 3:46 PM

El Ejército de EE.UU. anunció la semana pasada la separación de tres soldados que se negaron a recibir la vacuna contra el COVID-19, la primera vez que ha dado de baja a las tropas a causa del mandato de vacunación.

El Ejército también dijo que hasta el momento relevó a seis líderes del Ejército Regular, dos de los cuales eran comandantes de batallón. También emitió 3251 amonestaciones a los soldados que rechazaron la vacuna, según un comunicado del 18 de marzo.

“A medida que el Ejército accede y da de baja a los soldados y continúa refinando los procesos de seguimiento de datos, los porcentajes de vacunación variarán ligeramente”, dijo el Ejército en un comunicado. The Epoch Times se ha puesto en contacto con el Ejército para recibir comentarios al respecto.

Actualmente, el Ejército tiene 4397 exenciones temporales para las vacunas, incluidas las solicitudes pendientes de exenciones médicas permanentes o exenciones religiosas, según el comunicado.

Un portavoz del Ejército de EE.UU. le dijo a American Military News que los tres soldados que fueron dados de baja fueron los primeros en ser separados por rechazar la vacuna.

Las otras ramas militares comenzaron las bajas por el rechazo de vacunas hace varias semanas. La Infantería de Marina ha dado de baja a 1038 tropas, la Armada 544 tropas y la Fuerza Aérea 212 tropas, según reportajes.

Los miembros del servicio que no quieran recibir la vacuna pueden solicitar una exención médica, administrativa o religiosa. Hasta el momento, las sucursales han aprobado miles de solicitudes médicas y administrativas.

Sin embargo, las exenciones religiosas han sido mucho menos frecuentes. La Marina no ha otorgado ninguna de las 4171 solicitudes de exención religiosa; la Infantería de Marina ha concedido seis de 3653 solicitudes de exención religiosa; la Fuerza Aérea ha concedido 23 de 7503; y el Ejército ha concedido dos de 3943.

En agosto de 2021, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, ordenó que todas las tropas recibieran la vacuna anti-COVID y argumentó que es por motivos de preparación militar.

Algunos miembros del servicio, incluidos los Navy SEAL a quienes se les negó las exenciones religiosas a la vacuna, han presentado demandas contra el Departamento de Defensa. Tres jueces federales han impedido que las fuerzas armadas castiguen a los miembros que presentaron demandas en respuesta a las supuestas violaciones en el tratamiento de las exenciones religiosas.

Mientras tanto, la Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa (DoD) anunció recientemente que había abierto una investigación sobre cómo las sucursales han manejado las solicitudes de exención para la vacuna anti-COVID.

“El objetivo de esta auditoría es determinar si los departamentos militares están procesando solicitudes de exención para la vacunación contra la enfermedad del coronavirus-2019 y tomando medidas disciplinarias para los miembros en servicio activo de acuerdo con las pautas federales y del Departamento de Defensa”, dijo a principios de marzo Timothy Wimette, subinspector general adjunto de la Oficina del Inspector General.

Agregó: “Podemos revisar el objetivo a medida que avanza la auditoría, y también consideraremos las sugerencias de la gerencia para objetivos adicionales o revisados”.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.